¿Qué es la hormonoterapia?

Read this page in English


Los medicamentos de hormonoterapia son un tratamiento de todo el cuerpo (sistémico) para el cáncer de mama de receptores de hormonas positivos. Los receptores de hormonas son como oídos de las células mamarias que escuchan las señales de las hormonas. Estas señales "encienden" el crecimiento en las células que tienen receptores.

La mayoría de los casos de cáncer de mama son de receptores de hormonas positivos.

  • Aproximadamente el 80 % de los casos son de receptores de estrógeno positivos.
  • Alrededor del 65 % de los casos de cáncer de mama con receptores de estrógeno positivos tienen también receptores de progesterona positivos.
  • Aproximadamente el 13 % de los casos de cáncer de mama son de receptores de estrógeno positivos y de receptores de progesterona negativos.
  • Alrededor del 2 % de los casos de cáncer de mama son de receptores de estrógeno negativos y de receptores de progesterona positivos.

Si el cáncer tiene receptores de estrógeno o de progesterona, se lo considera como cáncer con receptores de hormonas positivos.

Hay tres tipos diferentes de medicamentos indicados para la hormonoterapia:

  • inhibidores de la aromatasa:
    • Arimidex (nombre genérico: anastrozol) 
    • Aromasin (nombre genérico: exemestano)
    • Femara (nombre genérico: letrozol)
  • moduladores selectivos de los receptores de estrógeno (MSRE):
    • tamoxifeno
    • Evista (nombre genérico: raloxifeno)
    • Fareston (nombre genérico: toremifeno)
  • antagonistas del receptor de estrógeno (ARE):
    • Faslodex (nombre genérico: fulvestrant)

Los medicamentos indicados para la hormonoterapia se pueden utilizar para:

  • reducir el riesgo de recurrencia del cáncer de mama con receptores de hormonas positivos en estadio temprano
  • reducir el riesgo de cáncer de mama con receptores de hormonas positivos en mujeres que presentan un riesgo elevado pero con diagnóstico negativo de cáncer de mama
  • ayudar a reducir o desacelerar el crecimiento del cáncer de mama con receptores de hormonas positivos en estadio avanzado o metastásico

tag

Los medicamentos de la hormonoterapia tratan el cáncer de mama con receptores de hormonas positivos de dos formas:

  • mediante la reducción de la concentración de estrógeno en el cuerpo
  • mediante el bloqueo de la acción del estrógeno en el cuerpo

Como está dirigida al estrógeno, la hormonoterapia también se denomina tratamiento antiestrógeno.

El estrógeno cumple distintas funciones en el cuerpo, entre las que se incluyen mantener los huesos fuertes y una concentración baja de colesterol, además de mejorar la sensación de bienestar. Antes de la menopausia, la mayoría del estrógeno presente en el cuerpo de las mujeres se produce en los ovarios. Después de la menopausia, los ovarios dejan de producir estrógeno, pero se sigue fabricando una cantidad menor de estrógeno en el cuerpo; un esteroide producido por las glándulas suprarrenales se convierte en estrógeno en el tejido graso.

Después de extirpar un tumor de la mama, se analizan las células para determinar si tienen receptores de dos hormonas: estrógeno y progesterona. Si el cáncer de mama es de receptores de hormonas positivos, significa que tiene estos receptores de hormonas, los cuales actúan como oídos o antenas. Cuando el estrógeno del cuerpo se une a los receptores, las células del cáncer de mama responden a las señales del estrógeno que les indican que deben crecer y multiplicarse. Mediante la reducción de la cantidad de estrógeno en el cuerpo o el bloqueo de su acción, los medicamentos de la hormonoterapia pueden desacelerar el crecimiento o reducir el cáncer de mama con receptores de estrógeno positivos en estadio avanzado o metastásico. La reducción de la cantidad de estrógeno o el bloqueo de su acción pueden disminuir el riesgo de recurrencia del cáncer de mama con receptores de estrógeno positivos en estadio temprano después de una cirugía. Dado que la hormonoterapia afecta la acción del estrógeno pero no de la progesterona en las células del cáncer de mama, el valor de dicha terapia no es tan claro si tienes cáncer con receptores de progesterona positivos y receptores de estrógeno negativos. En esta situación, debes analizar el valor de la hormonoterapia con el médico.

Además de la administración de medicamentos de hormonoterapia, las mujeres premenopáusicas diagnosticadas con cáncer de mama con receptoras de hormonas positivos o que presentan un alto riesgo alto de tener cáncer de mama también pueden considerar la supresión de la función ovárica temporal a través de medicamentos o la supresión permanente mediante la extirpación quirúrgica de los ovarios. Los ovarios son la principal fuente de estrógeno antes de la menopausia; por lo tanto, la extirpación de los ovarios o la supresión de sus funciones impiden la producción de esta hormona.

La hormonoterapia NO es eficaz para tratar el cáncer de mama con receptores de hormonas negativos. El cáncer de mama con receptores de hormonas negativos no responde al estrógeno, por lo cual la reducción de la cantidad de estrógeno en el cuerpo no afecta a este tipo de cáncer.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio