Cirugía para el linfedema

En algunos estudios pequeños, se analizó la posible utilidad de la cirugía en los casos en los que un linfedema particularmente intenso o avanzado no responde aotros tratamientos. Si bien algunos resultados iniciales son prometedores, la cirugía se considera en etapa de prueba y en muchas partes no está disponible. Si tienes un linfedema grave que no responde al tratamiento, puedes hablar con el terapeuta para el linfedema sobre la posibilidad de participar en un estudio clínico de cirugía para el linfedema, si existe alguno en tu zona.

Entre los ejemplos de cirugía para el linfedema, se incluye lo siguiente:

  • Liposucción: el cuerpo tiende a depositar grasa en las zonas del brazo afectadas por el linfedema. Un cirujano sueco, el doctor Hakan Brorson, fue el primero en descubrir que el linfedema grave sin fóvea (inflamación en la que no se produce hundimiento cuando se presiona la piel con un dedo) contiene una gran cantidad de tejido adiposo. Al hacer una liposucción para extirpar este tejido, descubrió que podía reducir el volumen del brazo de forma considerable. Esto no cura el linfedema, pero puede reducir el tamaño del brazo. Después, el paciente tendría que mantener el tamaño primero con vendajes y, luego, con una manga de compresión durante el día y otras formas de compresión por la noche. Los pacientes también deben seguir todas las pautas de cuidados personales para reducir el riesgo de exacerbaciones del linfedema. Un dato importante: no todos los cirujanos plásticos que hacen liposucciones están necesariamente calificados para ofrecer liposucción para el linfedema de brazo.
  • Trasplante o cirugía de transferencia ganglionar: En este método, el cirujano “cosecha” ganglios linfáticos junto con los vasos sanguíneos adheridos de otra zona del cuerpo, como el abdomen o la ingle, y luego los conecta a los vasos linfáticos y los vasos sanguíneos que se encuentran bajo el brazo. En otra técnica, se implantan los ganglios en la muñeca del brazo afectado por el linfedema. En algunos estudios menores iniciales, se descubrió que, si bien no cura el linfedema, el procedimiento alivia la inflamación grave, la pesadez de la extremidad y las infecciones. Existe cierta preocupación con respecto a la posibilidad de que el procedimiento en realidad cause linfedema en la otra zona del cuerpo de la que se extirparon los ganglios linfáticos.
  • Anastomosis linfovenosa: en este procedimiento, se usa la microcirugía para armar pequeños puentes entre los vasos linfáticos y las venas, para que el líquido linfático tenga una nueva vía de salida del brazo. Sin embargo, en los estudios de investigación menores disponibles, no se demostró su eficacia.

Ten en cuenta que la cirugía se considera una opción de último recurso parael linfedema grave que no responde al tratamiento. En la mayoría de los casos de linfedema, no se consideraría la cirugía como opción de tratamiento. Muy pocos cirujanos están calificados para ofrecer estos procedimientos, y tendrías que investigar la experiencia de cualquier cirujano que consideres. Puedes preguntarle cuántas veces llevó a cabo una cirugía para linfedema relacionado con cáncer de mama y también pedirle hablar con algunos pacientes anteriores. Si bien la cirugía puede contribuir a reducir el volumen del brazo, es fundamental mantener esos resultados con otros tratamientos, como las mangas de compresión y los cuidados personales.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio