Elevar el brazo

Las investigaciones llevadas a cabo hasta ahora no han demostrado que elevar el brazo mejore el linfedema. Sin embargo, algunos especialistas lo recomiendan para los casos de linfedema en etapa muy temprana. “Etapa muy temprana” significa que notaste algunos cambios en la sensación del brazo o la mano, como pesadez u hormigueo, o que tienes inflamación leve que va y viene. En general, la elevación implica apoyar el brazo sobre almohadas inclinadas, para que la mano quede por encima de la muñeca y el codo más arriba que el hombro. Esto estimula la circulación de líquido hacia la parte superior del brazo. Puedes elevar el brazo un par de veces durante el día mientras lees o miras televisión, o cuando estás sentada o acostada para otras actividades. Pídele al terapeuta para el linfedema que te muestre la forma correcta de elevar el brazo y que te indique por cuánto tiempo debes hacerlo y con qué frecuencia.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio