Tipos de mangas de compresión

Existen dos tipos principales de mangas de compresión: las mangas para el día y las mangas para la noche. Ambos tipos vienen en versión lista para usar (o estándar) y personalizada. Las mangas listas para usar se fabrican en diferentes tamaños, y tú y el terapeuta (o la persona de la empresa de suministros médicos que ajusta las mangas) eligen el tamaño que se ajusta a tus necesidades. Las mangas personalizadas se fabrican para que se ajusten a tus medidas específicas. Si el brazo es más largo de lo común o tiene una forma irregular, o si el linfedema es particularmente intenso o avanzado, puede ser que necesites una manga personalizada. O quizá sea una buena opción en caso de que pruebes una manga lista para usar y no te dé resultado. Como es de esperar, las mangas personalizadas son más costosas que las mangas listas para usar.

Mangas para el día

Una manga para el día es un tubo de tela dura pero algo flexible que se extiende por elbrazo desde la muñeca y llega casi hasta el hombro. La presión desciende gradualmente a medida que asciende por el brazo, y esto estimula la circulación de linfa por el brazo hacia los ganglios linfáticos axilares. Según el fabricante, las mangas vienen en colores piel (marfil, marrón claro, marrón, etc.), colores neutrales, como blanco y negro, estilos más coloridos y hasta estampados. De modo que tienes la opción de que la manga se mimetice con el color de la piel, combine con tu ropa o sea un accesorio de moda. Algunas mangas para el día ya vienen con un guante o una manopla.

Las mangas también vienen con diferentes niveles de presión, los cuales se describen con un sistema de clasificación numérica que va desde presión baja hasta presión alta, clase 1 a 4. La cantidad de presión se mide en términos de “mmHg” o milímetros de mercurio, según la cantidad de presión que ejerce un milímetro de mercurio líquido. (Es probable que ya estés familiarizada con esto debido a las mediciones de la presión arterial, que también se expresan en términos de “mmHg”).

  • Las mangas de clase 1 ejercen una presión de 20 a 30 mmHg en la extremidad.
  • Las mangas de clase 2 ejercen una presión de 30 a 40 mmHg.
  • Las mangas de clase 3 y 4, disponibles a pedido, ejercen intervalos de presión superiores (de 40 a 50 mmHg o de 50 a 60 mmHg).

La sensación de las mangas de la misma clase puedediferir bastante, segúnel fabricante.En los EE. UU., no existe un sistema para garantizar que las mangas estén bien etiquetadas según estas clases. Si pruebas diferentes mangas o estás pensando en cambiar de marca, ten esto en cuenta.

Las mangas que se fabrican en Europa usan un sistema de clasificación un poco diferente:

  • Las mangas de clase1 ejercen una presión de 18 a 21 mmHg en la extremidad.
  • Las mangas de clase 2 ejercen una presión de 23 a 32 mmHg.
  • Las mangas declase 3 ejercen una presión de 34 a 46 mmHg.
  • Las mangas de clase 4 ejercen aún más presión.

En general, los casos más graves de linfedema requieren una manga de clase más alta, mientras que los casos más leves requieren una clase más baja. Algunas compañías fabrican mangas con aun menos presión (de 15 a 20 mmHg) para los casos más leves. El terapeuta para el linfedema puede ayudarte a determinar cuál es el nivel de presión adecuado para ti. Con el tiempo, puede ser que notes que debes cambiar la manga por una con más o menos presión, según la forma en que respondan los síntomas.

El costo de una manga para el día puede variar desde menos de $100 hasta alrededor de $250.

Mangas para la noche

Si ves que la compresión diurna no alcanza para controlar los síntomas, puede ser que también necesites usar una manga de compresión durante la noche. Las mangas para la noche son más grandes y voluminosas que las mangas para el día. En primer lugar, porque se usan cuando estás recostada y, en segundo lugar, porque la movilidad es un problema menor debido a que estás durmiendo. En general, estas mangas se hacen con espuma y material acolchado, y con frecuencia tienen correas externas que se pueden ajustar para proporcionar la cantidad apropiada de compresión. Algunos ejemplos de marcas son ReidSleeve® (en inglés), Tribute (en inglés) y Graduate Armsleeve (en inglés). Si bien están diseñadas para usarlas de noche,se pueden usardurante los descansos o los períodos diurnos en los que no necesitas usar mucho el brazo. El terapeuta para el linfedema puede ayudarte a determinar qué es lo más adecuado para ti.

Las mangas para la noche son más costosas que las mangas para el día, y los precios varían desde $200 hasta más de $1.000. Por lo tanto, la cobertura del seguro puede ser motivo de preocupación. Habla con el terapeuta para el linfedema o con la empresa de suministros médicos para averiguar si otros pacientes lograron conseguir cobertura.

“La buena noticia es que tenemos muchas más opciones de compresión que antes, y esto significa que hay más formas de intensificar un tratamiento según sea necesario”, dice la doctora Andrea Cheville. “Así que quizá empieces con una manga de clase más baja para el día para ver cómo funciona. Si es necesario, puedes cambiar a otra clase de manga o a una manga personalizada, o quizá puedas agregar compresión nocturna. Existen muchas formas de aumentar la cantidad de compresión una vez que observes cómo responde el cuerpo”.

Comentario sobre la compresión diurna en comparación con la nocturna: la opinión de los especialistas respecto al uso de una manga para el día durante la noche está dividida. Algunos creen que está bien, y muchas personas informan que les da resultado. A otros especialistas les preocupa que una manga para el día se abulte o se desacomode durante la noche sin que la persona se dé cuenta. Esto podría representar un riesgo para la extremidad. Si el terapeuta para el linfedema te recomienda que uses compresión todo el tiempo, pídele su opinión respecto al tipo de manga de compresión que deberías usar.

En palabras del experto

“Algunas mujeres diagnosticadas con linfedema tienen problemas si no usan compresión la mayor parte del tiempo. Y algunas mujeres probablemente solo tienen que usar compresión cuando tienen una exacerbación o síntomas, cuando observan un cambio en el volumen o cuando hacen algo con el brazo que genera mayor producción de linfa. Esto realmente se tiene que ajustar según el nivel de riesgo de cada persona”.

-— Dra. Andrea Cheville

Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio