Linfedema y pérdida de peso

Si tienes sobrepeso, tienes más probabilidades de padecer problemas con el linfedema. La teoría indica que cuando el cuerpo tiene grasa de más, esos tejidos requieren más vasos sanguíneos. Esto genera un mayor volumen de sangre y linfa en los brazos y el tórax, y aumenta la carga en los ganglios y vasos linfáticos restantes después del tratamiento del cáncer de mama.

El sobrepeso se define como un índice de masa corporal (IMC) de 25 a 29,9, y la obesidad como un IMC de 30 o más. Por ejemplo, una mujer que mide 5 ft 5 in y pesa 150 lbs o más tiene sobrepeso y sería obesa si pesara 180 lbs o más. Existen varias herramientas en línea que puedes usar para calcular tu IMC, como esta de los Institutos Nacionales de la Salud.

En algunos estudios, se demostró que perder peso puede aliviar considerablemente los síntomas de linfedema en las personas con sobrepeso. Habla con tu médico o terapeuta para el linfedema sobre elaborar un plan de dieta balanceada y ejercicios seguros para tener un peso en el intervalo saludable. También puedes preguntarle si conoce a algún nutricionista que pueda ayudarte a elaborar un plan alimenticio para bajar de peso. Muchos hospitales y centros de tratamiento del cáncer cuentan con nutricionistas. Consulta la sección Nutrición de Breastcancer.org para obtener ayuda. Debido a que tener sobrepeso también aumenta el riesgo de recurrencia de cáncer de mama, es muy importante que tomes medidas para alcanzar y mantener un peso saludable.

Si en este momento tienes un peso saludable, trabaja para mantenerte en tu intervalo actual. La buena nutrición y el ejercicio seguro son tus mejores aliados.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio