Estándares de seguridad y eficacia en técnicas de medicina complementaria

Read this page in English


Si bien muchas técnicas de la medicina complementaria se han usado durante siglos, la disponibilidad de datos científicos sobre varias de ellas es limitada. Sin embargo, los investigadores respaldados por el National Center for Complementary and Alternative Medicine (NCCAM) (solamente en inglés) están realizando estudios bien diseñados sobre algunas técnicas complementarias, entre ellos los masajes y la acupuntura.

Algunas técnicas complementarias cuentan con asociaciones profesionales que han desarrollado normativas, pero no ocurre lo mismo con la mayoría. Algunas terapias tienen diversas asociaciones con diferentes normativas. En los Estados Unidos, algunas terapias complementarias requieren que los terapeutas estén autorizados o certificados para ejercer su profesión.

Las siguientes terapias complementarias deben ser impartidas por terapeutas autorizados o certificados:

  • acupuntura
  • quiropraxia
  • masajes (no en todos los estados)
  • shiatsu (no en todos los estados)

Otras terapias que no requieren diploma ofrecen a los terapeutas la opción de afiliarse a un comité de acreditación. Generalmente, para las siguientes terapias, es mejor buscar un terapeuta acreditado en las siguientes:

  • hipnosis
  • masajes (en estados que no requieren autorizaciones)
  • musicoterapia
  • shiatsu
  • yoga

Algunas terapias conllevan riesgos o efectos secundarios en ciertas personas.

Si tienes: Evita estas terapias complementarias:
Linfedema
  • Acupuntura
  • Algunos tipos de masajes
  • Shiatsu
  • Yoga
Trastornos hemorrágicos o estás tomando anticoagulantes
  • Acupuntura
  • Quiropraxia
Conteo bajo de glóbulos blancos/Estás recibiendo quimioterapia
  • Acupuntura
  • Masajes
  • Shiatsu
Piel irritada/Estás recibiendo radiación
  • Masajes
  • Shiatsu
Huesos debilitados u osteoporosis
  • Quiropraxia
  • Masajes
  • Shiatsu
  • Yoga
Trastornos mentales
  • Hipnosis
  • Relajación muscular progresiva
Embarazo
  • Aromaterapia

En definitiva, no hay pruebas científicas que indiquen que una terapia complementaria pueda curar el cáncer. Estas terapias funcionan mejor como parte del plan de tratamiento integral, en combinación con los tratamientos médicos estándares. Siempre consulta con el médico acerca de cualquier terapia complementaria que desees implementar. Puede integrarla a tu plan de tratamiento y, posiblemente, te recomiende un terapeuta.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio