Acupuntura

Read this page in English


¿Qué es la acupuntura?

En la acupuntura, se insertan agujas estériles muy delgadas en puntos específicos de la piel, denominados “puntos acupunturales”, que luego se extraen suavemente. Los investigadores sugieren que la acupuntura estimula el sistema nervioso para liberar analgésicos naturales y células del sistema inmunitario, que se desplazan a las áreas debilitadas del cuerpo y alivian los síntomas.

Los estudios revelan que la acupuntura puede:

  • contribuir a aliviar la fatiga
  • controlar los bochornos
  • ayudar a reducir las náuseas
  • reducir los vómitos
  • aliviar el dolor

Además de prácticas como el tai chi, la acupuntura es una parte central de la medicina china tradicional (MCT), un antiguo sistema de medicina. En la medicina china, se considera que la energía vital, llamada “chi”, fluye a través de 20 canales, o “meridianos”, que están conectados por puntos acupunturales. Según la MCT, si el chi está bloqueado, el cuerpo no puede funcionar al máximo. El objetivo de la acupuntura es abrir ciertos puntos en estos canales y liberar el chi.

tag

Qué esperar de una sesión de acupuntura típica

En una sesión de acupuntura, se puede prever lo siguiente:

  • El acupuntor te hará algunas preguntas acerca de tu estado de salud y estilo de vida. En la primera sesión de acupuntura, debes responder las preguntas para permitir que el acupuntor sepa los medicamentos que estás tomando, incluso suplementos con hierbas, y todos los síntomas que manifiestas. El tratamiento se adaptará a tu estilo de vida específico y a los problemas de salud que presentas.
  • El acupuntor insertará agujas en los puntos acupunturales de la piel. El acupuntor insertará agujas en los puntos acupunturales que considere más apropiados según tu condición. Los acupuntores usan agujas muy delgadas y sólidas de acero inoxidable, y la mayoría de las personas apenas sienten un leve pinchazo o, directamente, no sienten nada cuando estas se insertan. Las agujas solamente se insertan en la capa superficial de la piel y nunca directamente en los órganos. Una vez que las agujas están en su lugar, no se siente dolor.

Los efectos de la acupuntura pueden manifestarse de formas diferentes en distintas personas: puedes sentirte relajada o energizada. Directamente después del primer tratamiento, algunas personas se sienten algo desorientadas, pero este efecto generalmente es breve. Después del tratamiento, evita las actividades que requieran un nivel adicional de atención, como conducir, podar el césped o cocinar.

En los días posteriores al tratamiento, los síntomas pueden agravarse durante uno o dos días, o bien puedes observar ciertos cambios en el apetito, el sueño o el estado de ánimo antes de sentir una mejoría. De ser así, estos cambios solamente persisten un breve período y desaparecen con el reposo.

Requisitos del acupuntor

En la actualidad, es muy común que los médicos clínicos, como los anestesistas y los neurólogos, se capaciten en acupuntura. También hay una amplia variedad de programas de capacitación calificados en los Estados Unidos para acupuntores acreditados que no sean médicos clínicos.

  • Requisitos de capacitación para médicos clínicos: en la mayoría de los estados, los médicos clínicos deben acreditar una capacitación de 200 a 300 horas de acupuntura en un programa autorizado por el Comité Americano de Acupuntura Clínica (ABMA). Para obtener una lista de los médicos acreditados por el comité que ejercen la acupuntura en los Estados Unidos, visita el sitio web de la ABMA (solamente en inglés).
  • Requisitos de capacitación para acupuntores acreditados que no sean médicos clínicos:
    • Formación. En los Estados Unidos, un acupuntor debe completar de 2.000 a 3.000 horas de formación en un programa de licenciatura acreditado por la Comisión de Acreditación de Medicina Oriental y Acupuntura (en inglés). 
    • Acreditación. Para obtener una acreditación en los EE. UU., un acupuntor debe aprobar los exámenes del comité que administra la Comisión Nacional de Acreditación de Medicina Oriental y Acupuntura (NCCAOM). Consulta el directorio de búsqueda de profesionales en el sitio web de la NCCAOM (en inglés) para buscar un acupuntor acreditado en tu área de residencia.

Si te diagnosticaron cáncer de mama y deseas probar la acupuntura, asegúrate de que el acupuntor haya tratado a pacientes con esta afección.

Investigación sobre acupuntura en personas diagnosticadas con cáncer de mama y otros tipos de cáncer

Se han llevado a cabo varias investigaciones sobre cómo la acupuntura puede aliviar algunos síntomas del cáncer y efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer. Se comprobó que la acupuntura ayuda a aliviar la fatiga, los bochornos, las náuseas, los vómitos y el dolor.

El estudio más completo de acupuntura en pacientes diagnosticadas con cáncer de mama se publicó en el Journal of the American Medical Association en el año 2000. En el estudio, 104 mujeres sometidas a quimioterapia con dosis elevadas recibieron medicamentos tradicionales para aliviar las náuseas. Además de tomar el medicamento, las mujeres se asignaron aleatoriamente a una terapia de 5 días de electroacupuntura (acupuntura con agujas que se estimulan con una leve corriente eléctrica), acupuntura sin corriente eléctrica y tratamiento sin acupuntura. Las mujeres que recibieron acupuntura manifestaron una cantidad considerablemente inferior de náuseas en comparación con aquellas que no recibieron esta terapia.

Otro estudio, completado en Duke University y publicado en 2002, comparó el uso de la acupuntura con el uso de Zofran (nombre genérico: ondansetrón), un medicamento para prevenir las náuseas, antes de la cirugía del cáncer de mama con el objetivo de reducir las náuseas que podrían ocurrir después de la intervención. Se comprobó que el tratamiento con acupuntura funcionó mejor que el Zofran en el control de las náuseas.

En un estudio francés publicado en 2003, la acupuntura se analizó en el tratamiento del dolor relacionado con el cáncer de mama. Las pacientes tratadas con acupuntura presentaron una reducción del dolor del 36 % después de 2 meses de tratamiento, en comparación con una reducción del 2 % en las pacientes que recibían un tipo de placebo de acupuntura.

En un estudio preliminar de 2004 en Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, la acupuntura logró reducir la fatiga posterior a la quimioterapia en un 31 % de las personas diagnosticadas con diversos tipos de cáncer. En 2005, otro estudio preliminar de pacientes diagnosticadas con cáncer de mama en Suecia logró reducir los bochornos en un 50 %. Si bien los médicos consideran que estos resultados son alentadores, son solamente resultados iniciales y se requieren más estudios para confirmarlos.

Factores importantes que debes considerar antes de probar la acupuntura

Millones de personas se tratan con acupuntura cada año. De todos modos, como ocurre con todas las terapias, la acupuntura conlleva ciertos riesgos.

  • Riesgo de linfedema: todas las personas sometidas a extirpación de los ganglios linfáticos axilares no deben colocarse agujas en el brazo afectado. Si la acupuntura se aplica en un brazo, hay riesgo de manifestar linfedema* o inflamación causados por un exceso de líquido en el brazo. Consulta con el acupuntor acerca de otros tratamientos que se podrían aplicar en el brazo, como la aromaterapia.
  • Riesgo de infección: es una práctica estándar usar agujas estériles desechables y limpiar las áreas acupunturales con alcohol o un desinfectante similar después de usar las agujas. La infección siempre es un riesgo, pero este es mayor si el acupuntor no respeta este proceso. Las personas que tienen un conteo bajo de glóbulos blancos presentan mayor riesgo de infección durante una acupuntura. Esto se debe a que un conteo bajo de glóbulos blancos debilita el sistema inmunitario.
  • Riesgo de hemorragia en ciertas personas: debido al riesgo de hemorragia, la acupuntura no debe aplicarse a personas que:
    • presentan trastornos hemorrágicos
    • tienen un conteo bajo de glóbulos blancos
    • toman anticoagulantes
  • Riesgo de reducción de la eficacia de la quimioterapia como consecuencia de suplementos con hierbas: si bien la acupuntura algunas veces incorpora el uso de suplementos con hierbas, NO debes tomar suplementos con hierbas durante la quimioterapia. Estos suplementos pueden reducir la eficacia de la quimioterapia.

Volver a Tipos de técnicas complementarias

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio