Meditación

Read this page in English


¿Qué es la meditación?

La meditación es una técnica de concentración que interrumpe la cadena normal de pensamientos que ocupan la mente. Generalmente, la atención se centra en algo específico, como la respiración o una frase. Se considera que la práctica periódica de la meditación calma la mente, aumenta el nivel de alerta y permite a la persona ingresar en un estado de equilibrio físico y psicológico.

Algunas personas eligen aprender la meditación en el hogar con libros de instrucción o CD de audio. Otras prefieren que un profesor les enseñe la técnica.

tag

En los estudios, se comprobó que la meditación ayuda a:

  • reducir el estrés
  • mejorar el estado de ánimo
  • mejorar la calidad del sueño
  • reducir la fatiga

Hay varios abordajes a la meditación. A continuación, se indican algunas de las formas más comunes que las personas usan para meditar:

  • Centrarse en la respiración: concentrarse en la sensación de respiración a medida que se inhala y exhala aire a través de las fosas nasales. Algunas veces, se denomina “meditación de plena atención”. Se intenta enseñar al que medita a estar atento al momento presente sin juzgar ni reaccionar.
  • Centrarse en el cuerpo: concentrarse en las sensaciones que recorren el cuerpo, como el dolor, el calor o la tensión.
  • Centrarse en una palabra o una frase: repetir una palabra o frase, algunas veces denominada “mantra”, para liberar la mente de pensamientos que causan distracción.

Si bien muchas personas se sientan para meditar, es posible usar las técnicas descritas mientras se está recostado, de pie o caminando. Además, la meditación se puede combinar con otras prácticas, como el yoga o el tai chi si sentarte te resulta difícil.

Qué esperar durante la meditación

Generalmente, la meditación comienza cuando encuentras una posición que te sea cómoda. La mayoría de las personas eligen cerrar los ojos para reducir las distracciones visuales. Una vez que estás en posición, centras la atención en el área que desees, la respiración, un mantra u otra área de atención. Durante la sesión, estarás trabajando para que la consciencia regrese al área de atención siempre que la mente se distraiga.

Recomendaciones para comenzar a meditar:

  • Busca una ubicación silenciosa. Si estás comenzando a practicar la meditación, un lugar tranquilo con mínimas distracciones es ideal.
  • Asegúrate de que la postura del cuerpo sea cómoda. Si estás sentada o de pie, asegúrate de estar en una posición cómoda.
  • Mantén una buena predisposición. Es muy normal distraerse cuando meditas; por lo tanto, intenta no juzgarte cuando la mente se distrae; simplemente vuelve al concentrarte en el área de atención. Observa y acepta los pensamientos que surjan.
  • Intenta evitar posiciones que te causen sueño. Cuando meditan sentadas, algunas personas sienten sueño. Si ello te ocurriera, intenta meditar de pie o caminando.
  • Otórgate el tiempo que necesites. Debes dedicar tiempo y esfuerzo para desarrollar un hábito de meditación. Es mejor comenzar con períodos reducidos que puedas soportar, como 5 minutos una o dos veces al día, y luego incrementar poco a poco la duración. Si practicas periódicamente, la meditación se hace más sencilla y automática.

Requisitos del instructor de meditación

Debido a que hay tantas tradiciones de meditación, y tantas opiniones sobre los requisitos de formación, no hay un proceso de acreditación o diploma formales para los instructores de meditación.

Algunas tradiciones espirituales, como el budismo, imponen requisitos para los nuevos instructores: una formación formal exhaustiva. Los requisitos de formación varían ampliamente según la institución. Si estás buscando un instructor de meditación, consulta con el médico. Tal vez pueda recomendarte instructores afiliados a un centro de tratamiento del cáncer.

Para obtener más información sobre cómo buscar un médico que ejerza la medicina complementaria, consulta nuestra sección Cómo buscar un médico o terapeuta.

Investigación sobre meditación en personas diagnosticadas con cáncer

En los estudios, se comprobó que la meditación ayuda a reducir el estrés, los cambios de ánimo y la fatiga en pacientes diagnosticadas con cáncer.

En el año 2000, un estudio realizado en Alberta, Canadá, en el cual 90 personas diagnosticadas con diversas formas y estadios de cáncer se reunieron grupalmente para realizar sesiones de meditación de 90 minutos a la semana. Las participantes también meditaban en el hogar entre las distintas sesiones grupales. Al cabo de 7 semanas, se redujeron los síntomas de estrés y cambio del ánimo. Seis meses posteriores a la finalización del estudio, los niveles de estrés todavía eran muy reducidos.

¿Cómo ayuda la meditación a mejorar el ánimo? Para determinarlo, el Dalai Lama, el líder espiritual del Tíbet, solicitó a la University of Wisconsin que un equipo de investigación supervisara la función cerebral de 8 monjes budistas mientras meditaban. También se seleccionaron 10 estudiantes voluntarios para que participaran del estudio. Mientras que los monjes budistas habían practicado la meditación durante períodos de 15 a 40 años, los estudiantes voluntarios solamente la habían practicado durante 1 semana antes del inicio del estudio.

Durante el estudio, se solicitó a ambos grupos que meditaran durante breves períodos. La meditación implicaba generar sentimientos de compasión para todas las personas que pudieran estar sufriendo en el mundo. Cuando los participantes meditaban, los investigadores registraron los impulsos eléctricos en el cerebro mediante un electroencefalograma (EEG).

En los estudiantes voluntarios, los EEG revelaron un leve cambio en la actividad de las ondas cerebrales. Sin embargo, en los monjes, los EEG revelaron una elevada actividad en la parte del cerebro asociada con la felicidad y los pensamientos positivos. Los investigadores concluyeron que la meditación no solo modifica la función cerebral a corto plazo, sino que la práctica periódica de la meditación puede producir cambios positivos a largo plazo en el estado de ánimo.

Factores importantes que debes considerar antes de probar la meditación

Generalmente, se considera que la meditación es una práctica segura. Sin embargo, en personas con trastornos psiquiátricos, se ha registrado una reducida cantidad de casos en los que la meditación intensa ha agravado los síntomas. Si has recibido tratamiento debido a un problema psiquiátrico, consulta con el profesional médico antes de iniciar la práctica de la meditación.

Volver a Tipos de técnicas complementarias

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio