Sesión de planificación (simulación)

Read this page in English


RadTunelMach

Antes de comenzar el tratamiento de radiación, se debe realizar una cuidadosa planificación. La planificación garantiza que recibas todos los beneficios de la radiación con el mínimo impacto en el resto del cuerpo. Durante la sesión de planificación, un radiooncólogo delimita el área de la mama que se debe tratar. El oncólogo o el técnico radiólogo utilizan una máquina especial de rayos X denominada simulador, y el proceso se denomina simulación porque el tratamiento se "simula", es decir, no se aplica realmente.

Como es muy importante posicionar exactamente los ángulos de radiación, la sesión de planificación a veces puede durar hasta 1 hora. El tiempo y el cuidado adicional durante esta sesión evitarán inconvenientes en las consultas futuras y te ayudarán a obtener el máximo beneficio de la terapia de radiación. Durante la sesión de planificación, no recibes tratamiento alguno.

A continuación, se describe lo que puedes esperar que suceda durante la sesión de planificación en el departamento de radiooncología:

Antes de la simulación

Al comienzo de la sesión de planificación, el médico realizará lo siguiente:

  • Te explicará las ventajas y las desventajas de la radiación y el proceso de planificación y tratamiento; además, responderá las preguntas o inquietudes que puedas tener.
  • Revisará el formulario de consentimiento y te pedirá que lo firmes.
  • Te presentará al equipo que realizará el tratamiento.

Durante la simulación

El médico identificará exactamente el área del cuerpo donde recibirás la radiación.

La posición es sumamente importante en la terapia de radiación. Tu cuerpo se posicionará cuidadosamente para que recibas el mejor tratamiento de radiación. Estarás en la misma posición durante cada tratamiento, y deberás quedarte quieta. Para estabilizar tu posición, posiblemente te pidan que te acuestes en un "dispositivo de inmovilización" especial en la mesa de tratamiento.

Existen diferentes clases de dispositivos de inmovilización. Algunos son parecidos a una cuna; otros son similares a una caja de gomaespuma que se adapta a tu forma. No estarás atrapada ni encerrada. Es posible que te pidan que te acuestes en un molde hecho a medida que roza solamente la espalda y los costados del cuerpo; o bien, el centro de tratamiento puede utilizar una "tabla para mamas" que coloca la cabeza, el brazo y la mano en una posición fija. Lamentablemente, no se pueden utilizar almohadillas sobre la mesa de tratamiento o los dispositivos de posicionamiento porque le quitan precisión a la posición de tratamiento.

Se tomarán fotografías del área que se debe tratar. Esas imágenes se enviarán a la computadora en la que se planifica la radiación, la cual ayudará a definir los campos de tratamiento generales (las áreas que recibirán radiación).

Una vez que se definieron los campos de tratamiento, el radiooncólogo marca las esquinas de los campos con pequeños tatuajes o con una pluma especial (las marcas generalmente tienen el tamaño de la cabeza de un alfiler o de una peca). Las marcas son una guía para ayudar al técnico a alinear los campos del tratamiento de radiación de la misma forma cada vez que recibes el tratamiento.

Actualmente, la mayoría de los centros de tratamiento del cáncer recomiendan las marcas tatuadas para la terapia de radiación, en lugar de las marcas de tinta porque la tinta puede desteñirse o lavarse. Si bien los tatuajes se pueden quitar después de finalizar el tratamiento, también se los prefiere a las marcas de tinta realizadas con una pluma porque los tatuajes marcan de forma permanente el área del campo de tratamiento original, en caso de que se necesite aplicar radiación en el futuro.

Las marcas tatuadas se realizan con una aguja muy pequeña y una gota de tinta. Algunas mujeres pueden sentir un pellizco, como la picadura de un insecto, mientras se realizan las marcas. Una marca tatuada tendrá el aspecto de una peca oscura.

Después de la simulación

Una vez que se realizó la simulación, se calcula la dosis de radiación que recibirás, y el tratamiento de radiación se diseña durante los días siguientes. Esto se denomina dosimetría. El radiooncólogo trabaja en estrecha colaboración con un especialista en dosimetría de radiación, que ayuda a definir la distribución y el tamaño más adecuados de los campos de tratamiento y es responsable de garantizar que recibas la cantidad correcta de radiación. Estos especialistas determinan el tamaño, la forma y la cantidad de campos de tratamiento. Los campos de tratamiento están diseñados para maximizar la dosis de radiación sobre el área que se debe tratar y evitar o disminuir la dosis sobre los tejidos normales circundantes.

Generalmente, se requiere una segunda sesión de planificación para comprobar todo el plan en la sala de tratamiento. Se toman radiografías especiales de cada campo de tratamiento para asegurarse de que estén determinados correctamente, y se pueden realizar otras marcas para definir mejor los campos de tratamiento confirmados.

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio