Radiación intraoperatoria: qué puedes esperar

Read this page in English


La radiación intraoperatoria se administra en la sala de cirugía durante la lumpectomía, mientras estás bajo el efecto de la anestesia.

Después de extirpar el tumor, se lleva un acelerador lineal hasta la mesa de operaciones para administrar un haz de electrones sobre el área afectada por el cáncer. La radiación con electrones solo alcanza distancias cortas y se la puede concentrar específicamente en el área afectada. Se utilizan técnicas especiales para proteger el tejido subyacente.

Por razones de seguridad, todos los médicos y el personal de enfermería deben salir de la sala cuando se lleva a cabo un procedimiento de radiación intraoperatoria. De todos modos, un equipo especial de supervisión de pacientes se coloca fuera del quirófano para que los médicos puedan observarte y controlarte en todo momento.

El procedimiento lleva alrededor de dos minutos. Después de administrar la radiación, se realiza la sutura y sales del quirófano.

Otra técnica se denomina radiación intraoperatoria de carga diferida remota de alta tasa de dosis. En este procedimiento, se usa un tubo pequeño, que se coloca sobre el área afectada por el cáncer. El tubo se conecta a un equipo computarizado de radiación, que emite una dosis elevada de radiación a través del tubo. El procedimiento demora de cinco a diez minutos.

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio