Cómo buscar una segunda opinión

Read this page in English


Gran cantidad de mujeres diagnosticadas con cáncer de mama sienten la urgencia de lanzarse de lleno y comenzar el tratamiento inmediatamente. No obstante, en la mayoría de los casos hay tiempo para investigar un poco con el fin de asegurarse de que el diagnóstico sea correcto y que tu plan de tratamiento sea adecuado, y esto puede incluir buscar una segunda opinión.

Buscar una segunda opinión significa solicitar a otro especialista o a un equipo de especialistas en cáncer de mama que revisen todos tus informes médicos y tus resultados de análisis, emitan una opinión sobre tu diagnóstico y sugieran opciones de tratamiento. Una segunda opinión puede confirmar el diagnóstico y el plan de tratamiento originales de tu médico, ofrecer más detalles sobre el tipo y el estadio del cáncer de mama, plantear opciones adicionales de tratamiento que no habías considerado o recomendar un tratamiento diferente. Incluso si ya te has sometido a un tratamiento, no es demasiado tarde para buscar una segunda opinión. Un segundo médico puede evaluar tu diagnóstico y tu plan de tratamiento cursado hasta la fecha y ofrecer opiniones o recomendaciones adicionales.

La idea de buscar una segunda opinión puede parecer abrumadora al principio, especialmente cuando te acaban de diagnosticar cáncer de mama. Puede demandar tiempo y esfuerzo encontrar un segundo médico, concertar la segunda opinión y ocuparse de cuestiones del seguro médico que puedan surgir. También puede ser intimidante comentarle a tu actual médico que deseas una segunda opinión. Sin embargo, muchas personas diagnosticadas con cáncer de mama deciden buscar una segunda opinión, y los médicos están habituados a escuchar esta solicitud. De hecho, es posible que tu médico pueda ayudarte a encontrar otro especialista que ofrezca una segunda opinión. Algunas aseguradoras incluso exigen una segunda opinión antes de comenzar el tratamiento. En general, retrasar un breve período el comienzo del tratamiento habitualmente no significa un riesgo. De todos modos, puedes analizar la situación con tu médico y decidir cuánto tiempo puedes esperar sin problemas.

Esta sección de Breastcancer.org está diseñada para ayudarte a recorrer el proceso para buscar una segunda opinión: cómo podría ayudarte, en qué consiste habitualmente y cómo puedes interpretar los resultados. Y si finalmente decides que no necesitas o no deseas una segunda opinión, eso también está bien: has tomado la decisión que te parece la más adecuada.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio