Cómo buscar una segunda opinión

Read this page in English


Si te sientes incómodo por preguntarle a tu médico sobre una segunda opinión, no eres el único: son muchos los pacientes que se sienten así. Quizás tengas miedo de ofender al médico y dañar una relación que apenas se está gestando. Después de todo, se trata de la persona más indicada para ayudarte en este momento de crisis. Por esto, es lógico que estés nervioso de preguntarle sobre la posibilidad de consultar a otra persona. Intenta recordar que los médicos están habituados a que sus pacientes busquen una segunda opinión y, en muchos casos, agradecen la información que estas proporcionan.

Puede serte útil formular tu solicitud en estos términos u otros similares:

  • “Doctor, confío en usted y agradezco la ayuda que me ha brindado hasta ahora, pero todo esto me resulta muy nuevo y creo que una segunda opinión me ayudaría a interpretar la situación correctamente”.
  • “Deseo comenzar el tratamiento con la tranquilidad de que mi informe patológico es exacto y de que he analizado todas las opciones de tratamiento. Por eso me gustaría obtener una segunda opinión antes de seguir adelante”.
  • “Realmente respeto su opinión. Sin embargo, nunca tomo una decisión importante sin consultar con más de un especialista. Siento que tengo una sola oportunidad de hacer las cosas bien. Creo que necesito la tranquilidad de una segunda opinión”.
  • “Por mí y por mi familia, debo asegurarme de que recorrí todos los caminos posibles. Por eso me gustaría obtener una segunda opinión sobre todo lo que hemos analizado”.

Dar participación a tu médico en la decisión es importante ya que el segundo médico o el segundo equipo de médicos desearán revisar todos los registros médicos, estudios de diagnóstico por imágenes y resultados de laboratorio que tengas hasta ahora. Necesitarás la colaboración de tu médico para obtener las copias que vas a mostrarle al segundo médico. Además, algunos planes de seguro de salud exigen que sea tu médico quien solicite la segunda opinión, y no tú.

En la mayoría de los casos, el médico respetará tu deseo de buscar una segunda opinión e incluso es posible que te ayude a encontrar a otro especialista a quien consultar. Si tu médico se enfada o se pone a la defensiva, mantente firme. Y si continúa reaccionando de esa forma, posiblemente sea una señal de que te conviene buscar otro médico.

tag

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio