Cómo decidir dónde buscar una segunda opinión

Read this page in English


Luego de hablar con tu médico, el siguiente paso es buscar un médico o varios médicos que puedan estudiar tu caso y ofrecer una segunda opinión. Lo mejor que puedes hacer es encontrar un especialista en cáncer de mama que forme parte de un equipo multidisciplinario que incluya cirujanos, oncólogos, radiooncólogos, radiólogos y patólogos. En general, ese especialista se convierte en el “contacto” encargado de obtener segundas opiniones de otros especialistas, y el personal de su consultorio puede brindarte ayuda para ello. Sin embargo, en ocasiones puedes acudir a un especialista por tu cuenta, por ejemplo, para pedir la segunda opinión de un patólogo y de nadie más.

Si te preocupan los costos, puede que debas limitar la búsqueda a los médicos adheridos a tu plan de salud (también denominados proveedores preferenciales) o a aquellos que acepten tu seguro de salud. También debes averiguar qué cubre tu seguro. Algunos planes pagan determinadas clases de segundas opiniones y no otras. Por ejemplo, es posible que algunos planes cubran una segunda opinión sobre el tratamiento, pero no una segunda opinión sobre un informe patológico. Si los costos no son un problema, busca el mejor médico posible, cuya experiencia te parezca la más adecuada en tu situación.

Segunda opinión sobre un informe patológico

Si buscas una segunda opinión sobre un tratamiento (ver más abajo), a menudo el especialista que escojas solicitará una segunda opinión sobre un informe patológico, a través del departamento de patología de su hospital. No obstante, también es posible buscar una segunda opinión por tu cuenta, y no requiere que realices una consulta en persona. Aun si vives lejos de un centro de tratamiento contra el cáncer importante, puedes obtener una segunda opinión de un patólogo que trabaje allí. Lo que el patólogo necesitará son las muestras de tejidos y el informe patológico inicial.

Segunda opinión sobre el tratamiento

Con el fin de obtener una segunda opinión sobre tu tratamiento, puedes preguntarle a tu médico si considera que tu caso podría ser revisado por la junta de evaluación de tumores del hospital. Una junta de evaluación de tumores es un grupo de especialistas en cáncer provenientes de diferentes disciplinas (como cirugía, oncología, radiooncología y patología) que se reúnen para analizar el caso de un paciente y realizan recomendaciones para el tratamiento. Este tipo de revisión puede proporcionar la confirmación que necesitas para proseguir con el tratamiento o bien puede plantear interrogantes que debes consultar con tu médico.

De todos modos, en la mayoría de los casos deberás buscar otro especialista en cáncer de mama para obtener una segunda opinión. Generalmente, otro médico (tanto si es cirujano, oncólogo o radiooncólogo) requerirá una consulta en persona y una exploración física antes de emitir una segunda opinión sobre los detalles de tu diagnóstico y tu plan de tratamiento. Lo más conveniente es buscar por fuera de tu hospital o centro médico actual, ya que los médicos pertenecientes a una misma institución suelen compartir los mismos puntos de vista sobre los enfoques de tratamientos. Intenta encontrar un profesional que forme parte de un equipo multidisciplinario de especialistas, de modo que puedas reunir segundas opiniones sobre tratamientos como cirugía, radiación, quimioterapia y hormonoterapia, todo en un mismo lugar.

Reflexiona y decide qué tan lejos puedes viajar y cuántos gastos estás dispuesto a cubrir para obtener una segunda opinión. Quizá desees buscar un médico en un hospital o centro de tratamiento contra el cáncer ubicado cerca de tu casa. Esto probablemente sea lo más rápido y fácil para ti, y te ofrece la opción de cambiar a un segundo médico si decides que será lo más conveniente. Por otro lado, quizás no te importe viajar a otra ciudad si encuentras un especialista de prestigio con la experiencia que necesitas. Algunas veces, en ese lugar tienes familiares y amigos que pueden colaborar y ofrecerte alojamiento. Si vives en un área distante y tus opciones de atención médica son limitadas o padeces un caso poco frecuente de cáncer de mama, podría ser de mucha utilidad que busques una segunda opinión de un especialista en cáncer de mama perteneciente a un centro de cáncer renombrado.

Algunos de los principales centros médicos (como Cleveland Clinic, Johns Hopkins y Partners HealthCare, filial de Harvard (sitios en inglés)) ofrecen servicios de asistencia en segunda opinión a través de Internet que no requieren de consultas en persona. Un especialista revisará todos tus resultados de análisis y la información relacionada y preparará un informe con recomendaciones para tu atención, que luego será enviado a ti y a tu médico. Como este tipo de servicio es bastante nuevo, los seguros médicos no siempre cubren su costo. Algunas juntas médicas estatales no permiten segundas opiniones a distancia, por lo que deberás llamas al centro de tratamiento contra el cáncer o explorar el sitio web para averiguar si los residentes de tu estado pueden participar. Si te resulta imposible viajar pero realmente deseas una segunda opinión de un especialista de una institución de alto nivel, esta podría ser una buena opción para ti.

Si resides fuera de los Estados Unidos, ten en cuenta que varios de los principales centros de tratamiento contra el cáncer ofrecen programas diseñados especialmente para pacientes internacionales que buscan segundas opiniones. Dos ejemplos son el centro internacional de MD Anderson Cancer Center en Houston, TX, y el Johns Hopkins Medicine International (sitio en inglés) en Baltimore, MD. Estos y otros sitios web de centros de tratamiento contra el cáncer pueden ayudarte a recorrer el proceso de búsqueda de una segunda opinión. Si viajar a los Estados Unidos no representa una dificultad para ti, podrías considerar la posibilidad.

Sugerencias para buscar un especialista y obtener una segunda opinión

Las siguientes sugerencias te pueden resultar de utilidad en la búsqueda de un especialista que ofrezca una segunda opinión:

  • Consulta al médico que te diagnosticó el cáncer de mama o que está tratándote actualmente. Podrías formular el pedido de este modo: “Si usted o un ser querido estuviese en mi situación, ¿a quién consultaría sobre el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de mama? ¿A qué especialistas acudiría?”. Pide a tu médico que te recomiende a alguien de otra institución. También podrías realizar esta pregunta a un enfermero, un trabajador social o a tu médico de cabecera.
  • Explora los sitios web de los principales centros médicos o centros de tratamiento contra el cáncer de tu zona o llama a un teléfono para derivaciones profesionales. Allí encontrarás los nombres de médicos especialistas en cáncer de mama junto con la información sobre sus antecedentes y su capacitación. Si te es posible viajar fuera de tu zona, puedes ampliar la búsqueda de especialistas en cáncer de mama por Internet.
  • Concentra tu búsqueda dentro de los centros de tratamiento contra el cáncer avalados por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI). El NCI, que forma parte de los Institutos Nacionales de Salud del gobierno federal, ha reconocido 66 centros de tratamiento contra el cáncer en los Estados Unidos (en inglés) por su “excelencia científica y la capacidad de integrar una diversidad de enfoques de investigación para centrarse en el problema del cáncer”. La mayoría de estos centros atienden a personas que padecen cáncer, aunque algunos solo se concentran en la investigación. Es probable que los especialistas en cáncer de mama de estos centros tengan conocimiento de las últimas actualizaciones en técnicas de diagnóstico y opciones de tratamiento. Además de buscar en línea, puedes llamar al Cancer Information Service (Servicio de información sobre el cáncer) del INC al 1-800-4-CANCER o consultar con un especialista a través del servicio de asistencia en línea LiveHelp.
  • Usa la red de contactos de tus familiares y amigos. Probablemente conozcas personas que hayan sido afectadas por el cáncer de mama, ya sea por su propio diagnóstico o a través de la experiencia de un familiar. Pregunta en distintos ámbitos y averigua a qué médicos consultaron y cuál fue su experiencia con la atención que recibieron.
  • Publica una consulta en un foro o grupo de apoyo en línea, como en la sección foros de discusión * en Breastcancer.org. Las personas de tu área o región más próxima del país pueden ofrecer recomendaciones basadas en su propia experiencia y en su investigación.
  • Explora los servicios de segunda opinión en línea como los que se ofrecen en Cleveland Clinic, Johns Hopkins y Partners HealthCare, afiliada a Harvard (sitios en inglés).

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio