Terapias dirigidas

Read this page in English


Las terapias dirigidas son tratamientos que abordan características específicas de las células cancerosas, por ejemplo, una proteína que permite que las células cancerosas se multipliquen rápidamente o de forma anormal. Generalmente es menos probable que estas terapias dañen las células sanas y normales. Algunas terapias dirigidas consisten en anticuerpos que funcionan de la misma manera que los anticuerpos producidos naturalmente por el sistema inmunológico. A veces, estos tipos de terapias dirigidas se denominan inmunoterapias dirigidas.

En la actualidad, los médicos utilizan tres tipos de terapias dirigidas para tratar el cáncer de mama:

Herceptin
Herceptin (nombre genérico: trastuzumab), que ataca los tumores en casos de cáncer de mama de receptores HER2 positivos bloqueando la capacidad de las células cancerosas de recibir las señales químicas necesarias para multiplicarse.
Tykerb
Tykerb (nombre genérico: lapatinib), que ataca los tumores en casos de cáncer de mama de receptores HER2 positivos bloqueando ciertas proteínas que pueden causar que las células se multipliquen sin control.
Avastin
Avastin (nombre genérico: bevacizumab), que bloquea la formación de nuevos vasos sanguíneos, de los cuales dependen las células cancerosas para multiplicarse y funcionar. El 16 de diciembre de 2010, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos anunció que recomienda eliminar Avastin de las indicaciones para el tratamiento del cáncer de mama debido a que no está comprobado que el medicamento sea seguro y eficaz para dicho uso. Llevará tiempo eliminar Avastin de las indicaciones para el tratamiento del cáncer de mama. Este es el primer paso. El medicamento no se retirará del mercado y la recomendación no tendrá un efecto inmediato en el uso de dicho medicamento para el tratamiento del cáncer de mama.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio