Cómo prepararse para los bochornos y cómo tratarlos

Puedes prepararte para lidiar con un bochorno o con la posibilidad de que ocurra. Ten en cuenta estos consejos:

  • Vístete con capas para tener la posibilidad de quitarte una tras otra a medida que sientas más calor.
  • No uses ropa de lana o telas sintéticas y ten cuidado con la seda. Las opciones disponibles entonces son algodón, lino, rayón, y más algodón. (Mira el lado positivo: ahorrarás dinero en tintorería y ya no tendrás que preocuparte por las polillas).
  • Evita los cuellos altos. Usa camisas de cuello abierto.
  • Asegúrate de tener agua fría a tu alcance y podrás beberla de a sorbos para refrescarte.
  • Cuando sea posible, reduce la temperatura en el termostato. Quizás es momento de conseguir un sistema decente de aire acondicionado o un ventilador de techo. O quizás prefieras uno de esos pequeños ventiladores manuales a pilas o un abanico plegable para agitar frente al rostro. Puedes encontrar abanicos de papel adecuados por un dólar.
  • Utiliza pijamas o camisón de algodón. Si transpiras mucho durante la noche, es más fácil cambiar tu ropa para dormir que las sábanas.
  • Utiliza solo sábanas de algodón, no sintéticas.
  • Consigue una cama más amplia si tú y tu pareja están en climas totalmente distintos durante la noche pero quieren dormir juntos.
  • Toma una ducha fría antes de ir a la cama.
  • Llega temprano a las reuniones para conseguir el asiento más fresco.
  • Utiliza el congelador siempre que lo necesites. A algunas mujeres les ayuda abrir el congelador de su casa (o del supermercado) y colocar la cabeza adentro cuando sufren un bochorno.
  • En épocas de humedad, utiliza un buen deshumidificador en la habitación.
  • No te exijas demasiado realizando varias tareas a la vez.

Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio