comscorePérdida del deseo sexual

Pérdida del deseo sexual

El deseo sexual es el impulso de tener relaciones sexuales o íntimas con alguien: tu libido o apetito sexual. Algunos tratamientos contra el cáncer de mama pueden disminuir el deseo sexual.
 

El deseo sexual es el impulso de tener relaciones sexuales o íntimas con alguien: tu libido o apetito sexual. Durante el tratamiento del cáncer de mama, posiblemente sientas una disminución de tu deseo sexual. Esto les sucede a muchas mujeres y es bastante comprensible. Es posible que la ansiedad y el vértigo emocional que, a veces, acompañan el diagnóstico de cáncer de mama, además del estrés y la fatiga que pueden ocasionar el tratamiento, te lleven a sentir que el sexo es lo último que te importa.

Muchos tratamientos contra el cáncer de mama pueden tener efectos secundarios que contribuyen a disminuir el deseo sexual, entre ellos:

Algunos medicamentos para aliviar el dolor también pueden contribuir a reducir la libido.

Tamoxifeno, un medicamento de terapia hormonal, también puede disminuir el deseo sexual.

 

Cómo sobrellevar la pérdida del deseo sexual

  • Habla con tu pareja sobre tus sentimientos. Es importante compartir tus pensamientos y preocupaciones para que tu pareja no se sienta culpable.

  • Prueba nuevas posiciones si las relaciones sexuales te resultan dolorosas. Una nueva posición sexual puede hacer que el sexo sea más placentero. Probar nuevas posiciones puede ayudarte a alejar la atención de la zona de las mamas, si no te sientes a gusto con que te toquen en esa área.

  • Usa lubricantes íntimos a base de agua para que la penetración sea más placentera. Consulta más recomendaciones para aliviar la sequedad vaginal.

  • Practica sin tu pareja. Pasa un tiempo a solas para encontrar los lugares donde te gusta que te toquen y lo que te resulta más cómodo hacer.

  • Enriquece tu vida sexual con cosas en las que quizás no habías pensado antes, como juguetes sexuales o mirar una película erótica con tu pareja.

  • Usa un dilatador vaginal para ensanchar lentamente la vagina con el tiempo. Puedes consultar a tu médico dónde conseguirlo y cómo utilizarlo.

  • Considera la posibilidad de unirte a un grupo de apoyo para encontrar a otras personas que sientan lo mismo que tú.

  • Haz cosas que te levanten el ánimo y aumenten tu seguridad en ti misma. Haz cosas que te hagan sentir más sensual y deseable. Por ejemplo, ir a la manicura o a un maquillador profesional. O quizás, comprar zapatos nuevos y recibir un tratamiento facial. O a lo mejor, leer tu libro predilecto o salir con tu grupo favorito de personas. Sentirte bien contigo misma es un paso hacia la recuperación de tu deseo sexual.

  • Haz ejercicio. La actividad física produce endorfinas, que contribuyen a tu sensación de bienestar general y pueden mejorar tu vida sexual.

  • Trata otros efectos secundarios que contribuyen a la pérdida de la libido. Consulta las recomendaciones sobre cómo aliviar las náuseas, la depresión, los cambios en el peso, la fatiga y los síntomas menopáusicos.

  • Consulta con tu médico si algún otro medicamento de los que usas puede contribuir a disminuir el deseo sexual. Algunos antidepresivos y medicamentos para las náuseas pueden bajar tu apetito sexual. Quizá puedas cambiarlos por otros medicamentos que no afecten a tu libido.

— Se actualizó por última vez el 29 de junio de 2022 15:08