Únete

Aromasin reduce el riesgo pero debilita los huesos

Los inhibidores de la aromatasa son medicamentos de hormonoterapia que se usan para tratar el cáncer de mama y para evitar la reaparición (recurrencia) de este tipo de cáncer en mujeres posmenopáusicas. Los médicos mostraron interés en el uso de inhibidores de la aromatasa para reducir el riesgo de cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas con alto riesgo que no han sido diagnosticadas.

Según los resultados del estudio MAP.3, el inhibidor de la aromatasa Aromasin (nombre genérico: exemestano) es eficaz en la reducción del riesgo de cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas, pero debilita los huesos. La investigación se publicó en línea el 7 de febrero de 2012 en The Lancet Oncology.

Con frecuencia, se indican otros medicamentos de hormonoterapia a las mujeres premenopáusicas y posmenopáusicas que tienen alto riesgo de padecer cáncer de mama con el objetivo de reducir ese riesgo. Los médicos denominan este tipo de tratamiento “prevención primaria”. El tamoxifeno (nombre comercial: Nolvadex) se utiliza para la prevención primaria en mujeres premenopáusicas y posmenopáusicas, mientras que Evista (nombre genérico: raloxifeno) se utiliza para la prevención primaria solamente en mujeres posmenopáusicas.

Además de reducir el riesgo de cáncer de mama en mujeres con alto riesgo, tanto el tamoxifeno como Evista pueden fortalecer los huesos. El tamoxifeno y Evista son moduladores selectivos de los receptores de estrógeno (MSRE). Los MSRE bloquean la acción del estrógeno en las mamas y otras células al posarse en los receptores de estrógeno de estas. Los MSRE no afectan a todos los receptores de estrógeno de la misma manera porque son selectivos (como el nombre lo indica). En las células óseas, los MSRE interactúan con los receptores de la misma manera que el estrógeno y fortalecen los huesos. En las células mamarias, los MSRE bloquean la interacción de los receptores con el estrógeno y limitan el crecimiento celular.

Aromasin y otros inhibidores de la aromatasa evitan que el cuerpo produzca estrógeno, lo cual limita la cantidad de estrógeno disponible para estimular el crecimiento de células de cáncer de mama positivo para receptores de hormonas. En la actualidad, los inhibidores de la aromatasa no se utilizan para disminuir el riesgo de cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas con alto riesgo.

Los demás inhibidores de la aromatasa son los siguientes:

  • Arimidex (nombre genérico: anastrozol)
  • Femara (nombre genérico: letrozol)

Los efectos secundarios del tamoxifeno y de Evista (principalmente bochornos y sudores nocturnos, en ocasiones graves) pueden ser muy molestos para algunas mujeres posmenopáusicas con alto riesgo. Por lo tanto, para ellas podría ser adecuada otra opción de tratamiento de prevención primaria. El amplio estudio MAP.3 (en el cual participaron más de 4.500 mujeres) fue diseñado para determinar si Aromasin podía constituir un tratamiento de prevención primaria para las mujeres posmenopáusicas con alto riesgo.

Se realizó un seguimiento de más de tres años a la mitad de las mujeres y un seguimiento de períodos más cortos a la otra mitad. Las mujeres que recibieron Aromasin tuvieron un 65 % menos de probabilidades de recibir un diagnóstico de cáncer de mama, en comparación con aquellas que recibieron un placebo (comprimido de azúcar). Durante el seguimiento:

  • Un total de 32 de cada 2.275 mujeres que recibieron el placebo fueron diagnosticadas con cáncer de mama, en comparación con 11 de cada 2.285 mujeres que recibieron Aromasin.

Los niveles más bajos de estrógeno de las mujeres que toman un inhibidor de la aromatasa pueden derivar en pérdida ósea durante el tratamiento. En el estudio MAP.3, los investigadores analizaron la salud ósea de 351 mujeres (todas ellas tenían huesos sanos cuando comenzó el estudio) y observaron que se deterioró más en aquellas que tomaron Aromasin, en comparación con las que tomaron el placebo.

La densidad mineral ósea, un análisis frecuente de fortaleza ósea, en la tibia (hueso inferior de la pierna) disminuyó un 7,6 % en las mujeres a las que se les administró Aromasin, en comparación con solo el 0,7 % en las mujeres a las que se les administró el placebo.

Si eres una mujer posmenopáusica con un riesgo mayor que el promedio de padecer cáncer de mama, es probable que ya tomes medicamentos para mantener tu riesgo lo más bajo posible. Si no es así, puedes preguntarle a tu médico si tomar un MSRE (tamoxifeno o Evista) es adecuado en tu caso. Además de disminuir el riesgo de padecer cáncer de mama, estos medicamentos pueden ayudar a fortalecer los huesos. Tú y tu médico pueden considerar un inhibidor de la aromatasa (como Aromasin) como alternativa a un MSRE, en especial si presentas efectos secundarios inaceptables a causa de un MSRE. Sin embargo, es importante saber que, con el tiempo, un inhibidor de la aromatasa podría debilitar los huesos. Siempre habla con tu médico sobre los beneficios y los riesgos de cualquier tratamiento que estés considerando. Juntos, pueden elegir la mejor opción para tu situación particular.

Puedes obtener más información acerca de tamoxifeno, Evista y Aromasin en la sección Hormonoterapia del sitio Breastcancer.org.

Nota del editor: En julio de 2013, la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) estableció nuevas pautas sobre el uso de medicamentos de hormonoterapia para reducir el riesgo de cáncer de mama en mujeres que presentan un alto riesgo a quienes no se les diagnosticó la enfermedad. Además de recomendar el tamoxifeno y Evista, las pautas también indican que los médicos deben hablar con las mujeres posmenopáusicas con alto riesgo sobre el uso del inhibidor de la aromatasa Aromasin (nombre genérico: exemestano) para disminuir el riesgo.


Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio