Únete

Las mujeres de edad avanzada tienen más complicaciones con la braquiterapia que con la irradiación en toda la mama

Las mujeres con diagnóstico de cáncer de mama incipiente que se someten a una lumpectomía suelen recibir terapia de radiación después de la cirugía. La terapia de radiación después de una lumpectomía disminuye el riesgo de que el cáncer de mama vuelva a aparecer (recurrencia) y hace que la lumpectomía sea tan eficaz como la mastectomía.

Hay dos formas básicas de administrar la terapia de radiación. El método tradicional consiste en irradiar toda la mama (irradiación en toda la mama) con radiación de una fuente externa. Hay nuevos métodos que irradian de forma interna, o bien de manera externa con enfoque preciso en tres dimensiones, para ajustar el área de la mama donde se encuentra el cáncer (irradiación parcial de la mama). La irradiación parcial de la mama con una fuente de irradiación interna también se llama braquiterapia.

Un estudio en el que se comparó la braquiterapia con la irradiación de toda la mama después de la lumpectomía en mujeres de edad avanzada determinó que aquellas sometidas a braquiterapia eran más propensas a tener complicaciones durante el año posterior al tratamiento que las mujeres que habían sido sometidas a irradiación en toda la mama.

El estudio se publicó en la edición en línea de la revista científica Journal of Clinical Oncology del 22 de octubre de 2012. Lee el resumen de "Patterns of Use and Short-Term Complications of Breast Brachytherapy in the National Medicare Population From 2008-2009" (Patrones de uso y complicaciones a corto plazo de la braquiterapia de mama en la población nacional de Medicare de 2008 a 2009) (en inglés).

Los investigadores analizaron las historias clínicas de casi 30.000 mujeres de entre 66 y 94 años con cobertura de Medicare a quienes se les había diagnosticado cáncer de mama incipiente y habían sido sometidas a lumpectomía seguida de braquiterapia o irradiación en toda la mama en 2008 o 2009:

  • 4.671 mujeres (15,8 %) habían sido sometidas a braquiterapia.
  • Casi todas las demás habían sido sometidas a irradiación en toda la mama; menos del 0,5 % de las mujeres había sido sometida a braquiterapia e irradiación en toda la mama.

En comparación con las mujeres que habían sido sometidas a irradiación en toda la mama, las mujeres tratadas con braquiterapia eran más propensas a tener una complicación en la piel o la herida durante el año posterior al tratamiento:

  • El 35,2 % de las mujeres sometidas a braquiterapia tuvo alguna complicación.
  • El 18,4 % de las mujeres que fueron sometidas a irradiación en toda la mama tuvo alguna complicación.

No hubo diferencias en relación con el tejido profundo o complicaciones óseas entre los dos grupos.

Este estudio sugiere que la braquiterapia puede ser peor que la irradiación en toda la mama como opción terapéutica para mujeres de edad avanzada. Una investigación publicada en mayo de 2012 (en inglés) también reveló que las mujeres de edad avanzada tratadas con braquiterapia eran más propensas a presentar complicaciones durante el tratamiento y tenían mayores probabilidades de tener que someterse a una mastectomía en los 5 años posteriores a la lumpectomía respecto de las mujeres de edad avanzada sometidas a irradiación en toda la mama.

Los inconvenientes de la irradiación tradicional en toda la mama incluyen el traslado diario al hospital para recibir el tratamiento (que suele implicar 5 días a la semana durante 4 a 6 semanas) y la exposición accidental de los tejidos sanos circundantes (de los pulmones o el corazón, por ejemplo) a la radiación.

Para superar estos inconvenientes, los médicos desarrollaron técnicas de irradiación parcial de la mama. Las nuevas técnicas proporcionan una terapia de radiación más focalizada e intensa por un período más breve. Debido a que la terapia de radiación es más focalizada, la esperanza reside en que las nuevas técnicas causen menos efectos secundarios o efectos más leves que la terapia de radiación tradicional con el mismo beneficio.

Los médicos están a la espera de los resultados de un estudio a gran escala en curso llamado NSABP B-39/RTOG 0413 que apunta a determinar la eficacia y seguridad de los tres tipos de irradiación parcial de la mama y compararlos con la irradiación en toda la mama, tanto en mujeres jóvenes como en mujeres de edad avanzada.

Las tres técnicas de irradiación parcial de la mama que se analizan en el estudio NSABP B-39/RTOG 0413 son:

  • radiación interna con varios catéteres o braquiterapia intersticial con agujas y catéteres (el mismo tipo que se usó en el estudio analizado arriba)
  • radiación interna con balón, conocida por el nombre comercial MammoSite
  • terapia de radiación de haz externo conformada tridimensional (3DCRT)

La braquiterapia consiste en la colocación de "semillas" o implantes radioactivos para administrar la radiación directamente en el área en la que se encontraba el tumor maligno. Los implantes se colocan en tubos muy pequeños (catéteres) que se fijan en el lugar, debajo de la piel, mediante puntos de sutura. Las semillas se dejan en los tubos durante unas horas o unos días. Durante el tratamiento, permaneces en el hospital. Una vez terminado el tratamiento, se retiran los implantes, los tubos y los puntos de sutura, y puedes volver a casa.

Con el sistema MammoSite, se coloca un tubo especial con un balón en un extremo de la mama donde estaba el tumor maligno. El tubo sale a través de un pequeño orificio en la piel. El tubo y el globo se colocan durante la lumpectomía o después de esta, en el consultorio de un cirujano. Durante cada tratamiento, una máquina coloca una semilla radiactiva en el centro del globo durante entre 5 y 10 minutos, el tiempo suficiente para suministrar la dosis de radiación requerida. Una vez que se quita la semilla, puedes retirarte del centro de tratamiento. Por lo general, se hacen 10 sesiones de tratamiento en total en un lapso de 5 días, es decir, 2 sesiones por día, con un intervalo aproximado de 6 horas. Después de la última sesión, el balón y el tubo se quitan a través del orificio en la piel.

La radioterapia 3DCRT comienza con una sesión de planificación (simulación). Se realiza una exploración de la mama mediante una resonancia magnética (IRM) o una tomografía axial computarizada especial para identificar pequeños campos de tratamiento del área en riesgo. El tipo y la distribución de la radiación están diseñados para maximizar la dosis en el área que se debe tratar y evitar los tejidos alrededor de esa área o minimizar la radiación sobre estos. La radiación se administra con un acelerador lineal, el mismo aparato que se utiliza para la radioterapia externa tradicional, dos veces por día durante una semana.

Hasta que se publiquen más resultados, la irradiación parcial de la mama debe considerarse un prometedor enfoque experimental que aún no ha demostrado los mismos beneficios que la irradiación en toda la mama. Esperamos que el estudio NSABP B-39/RTOG 0413 le aporte más información a los médicos.

Si te diagnosticaron cáncer de mama incipiente y tu plan de tratamiento consistirá en una lumpectomía seguida de terapia de radiación, consulta con tu médico sobre las opciones de terapia de radiación más convenientes para tu caso particular. Tú y tu médico considerarán determinados factores, entre ellos:

  • las características del tumor maligno (tamaño, ubicación, compromiso de los ganglios linfáticos)
  • tus preferencias personales (¿qué importancia tiene que el tiempo total de tratamiento con terapia de radiación sea más breve?)
  • el grado de experiencia de tus médicos en la aplicación de técnicas experimentales como la braquiterapia

Juntos, tú y tu médico elegirán la mejor opción para TI. Visita la sección Terapia de radiación de Breastcancer.org para obtener más información sobre las técnicas de terapia de radiación y los posibles efectos secundarios.


Sr covid19 es sidebar v01
Volver al inicio