Únete

Según otras investigaciones, Avastin no ayuda a tratar la mayoría de los casos de cáncer de mama triple negativo

Los médicos esperaban que Avastin (nombre genérico: bevacizumab) fuera un tratamiento eficaz para el cáncer de mama cuando la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos aprobó condicionalmente su uso en 2008. La terapia dirigida, que también se utiliza para tratar casos de cáncer de pulmón, colon y recto en estadio avanzado, detiene el crecimiento de los vasos sanguíneos que contribuyen al crecimiento de los tumores.

A fines de 2011, la FDA quitó la indicación de cáncer de mama de Avastin (en inglés), con el argumento de que los estudios de seguimiento no habían probado que el medicamento fuera eficaz y seguro para tratar el cáncer de mama.

Sin embargo, muchos médicos continúan utilizándolo de manera alternativa y lo recetan a mujeres diagnosticadas con cáncer de mama si consideran que el medicamento ofrecerá beneficios. Más comúnmente, Avastin se utiliza en combinación con la quimioterapia para tratar el cáncer de mama metastásico. El cáncer de mama metastásico es el cáncer que se propagó hacia otras partes del cuerpo, fuera de la mama, como los huesos o el hígado.

Pero las nuevas investigaciones siguieron siendo desalentadoras. Los últimos resultados indican que agregar Avastin a la quimioterapia no mejora el desenlace clínico de mujeres diagnosticadas con cáncer de mama triple negativo en estadio temprano.

El estudio se publicó en la edición de septiembre de 2013 de la revista The Lancet Oncology.

Lee el resumen de “Adjuvant bevacizumab-containing therapy in triple-negative breast cancer (BEATRICE): primary results of a randomized, phase 3 trial” (Tratamiento con bevacizumab adyuvante para el cáncer de mama triple negativo [BEATRICE]: resultados principales de un estudio de fase 3 aleatorio) (en inglés).

El estudio BEATRICE (Tratamiento con bevacizumab adyuvante para el cáncer de mama triple negativo) incluyó alrededor de 2.600 mujeres diagnosticadas con cáncer de mama triple negativo en estadio temprano (negativo para HER2, negativo para receptores de estrógeno y negativo para receptores de progesterona). Los investigadores querían saber si Avastin mejoraba la supervivencia sin enfermedad (el tiempo de vida de las mujeres sin crecimiento del cáncer), así como la supervivencia general (el tiempo de vida de las mujeres, independientemente de si el cáncer crecía o no).

Después de la cirugía, la mitad de las mujeres fueron escogidas al azar para recibir quimioterapia más un año de Avastin. La otra mitad recibió solamente quimioterapia.

La mayoría de las mujeres recibieron quimioterapia que contenía una antraciclina.

Después de aproximadamente tres años de seguimiento, los investigadores observaron que agregar Avastin al plan de tratamiento de las mujeres no mejoró la supervivencia de estas sin enfermedad:

  • El 82,7 % de las mujeres que recibieron solamente quimioterapia estaban vivas sin avance del cáncer.
  • El 83,7 % de las mujeres que recibieron quimioterapia y Avastin estaban vivas sin avance del cáncer.

No hubo diferencia en cuanto a la supervivencia general entre ambos grupos.

Además, Avastin aumentó el riesgo de efectos secundarios graves, como presión arterial elevada y problemas cardíacos .

Los investigadores también realizaron trabajo exploratorio para determinar si Avastin puede ser beneficioso para determinados grupos de mujeres. Avastin bloquea el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en los tumores cancerosos, lo que priva de nutrientes al cáncer. El crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en un tumor se denomina “angiogénesis”. Las células de cáncer producen una proteína, denominada “factor de crecimiento endotelial vascular (FCEV)”, para estimular la angiogénesis. Avastin bloquea el FCEV. Los resultados del trabajo exploratorio indican que las mujeres con niveles elevados de un receptor para el FCEV (FCEV-2) pueden beneficiarse de agregar Avastin a la quimioterapia. Sin embargo, se necesitan más investigaciones para que los médicos sepan exactamente cómo Avastin puede beneficiar a estas mujeres.

Si se te diagnosticó cáncer de mama triple negativo, tú y tu médico elaborarán un plan de tratamiento que probablemente incluya quimioterapia y medicamentos de terapias dirigidas. Independientemente de los tratamientos que se recomienden en tu caso, es aconsejable que hables con tu médico sobre lo siguiente:

  • motivos por los que se recomienda cada tratamiento (incluidas sus combinaciones)
  • programación y secuencia del tratamiento
  • beneficios, riesgos y efectos secundarios esperados de cada tratamiento

Si ya recibes Avastin y respondes al tratamiento, es conveniente que le preguntes a tu médico sobre este estudio. Es probable que el médico te recomiende respetar tu plan de tratamiento, a menos que este deje de ser eficaz o que experimentes efectos secundarios inaceptables. Si tu compañía de seguro médico no cubre el costo del tratamiento con Avastin, habla con alguien de tu equipo médico sobre las opciones para obtener ayuda y poder continuar el tratamiento.


Sr covid19 es sidebar v01
Volver al inicio