Únete

¿De qué forma deciden las mujeres jóvenes diagnosticadas extirparse la otra mama (sana)?

Read this page in English

Algunas mujeres a quienes se les diagnosticó cáncer de mama en estadio temprano en una de las mamas optan por la extirpación de esa mama y de la sana, es decir, una mastectomía doble. La extirpación de la mama sana se denomina “mastectomía preventiva contralateral”.

Por lo general, la mama sana se extirpa debido al miedo razonable de que pudiera aparecer un segundo tumor maligno de mama en ella. Cada vez más mujeres diagnosticadas eligen someterse a una mastectomía preventiva contralateral. A finales de la década de los noventa, entre el 4 % y el 6 % de las mujeres que se sometieron a una mastectomía decidieron que se les practicara la extirpación de la otra mama (sana). Más recientemente, entre el 11 % y el 25 % de las mujeres que se sometieron a una mastectomía optaron por hacerse una mastectomía preventiva contralateral. En particular, cada vez más mujeres diagnosticadas con cáncer de mama a los 40 años o menos deciden optar por la extirpación de la otra mama (sana). A algunos médicos les preocupa el hecho de que demasiadas mujeres optan por la medida muy agresiva de someterse a una mastectomía preventiva contralateral durante la cirugía de cáncer de mama, o poco tiempo después de esta, porque sobrestiman el riesgo de padecer otro caso de cáncer de mama.

Los investigadores buscaban averiguar los motivos por los que estas mujeres jóvenes decidían hacerse una mastectomía preventiva contralateral.

En un estudio reducido, se determinó que la mayoría de las mujeres jóvenes diagnosticadas con cáncer de mama en estadio temprano que deciden someterse a una mastectomía preventiva lo hacen porque desean reducir el riesgo de padecer cáncer de mama en la otra mama y mejorar su supervivencia, aun cuando la mayoría de ellas sabe que extirpar la mama sana no mejora realmente las tasas de supervivencia en las mujeres con un riesgo promedio de cáncer de mama y con diagnóstico de la enfermedad en estadio temprano.

El estudio fue publicado en línea el 16 de septiembre de 2013 por la revista Annals of Internal Medicine (Anales de medicina interna). Lee el resumen de “Perceptions, Knowledge, and Satisfaction With Contralateral Prophylactic Mastectomy Among Younger Women With Breast Cancer” (Percepciones, conocimiento y satisfacción con respecto a la mastectomía preventiva contralateral en mujeres jóvenes con cáncer de mama) (en inglés).

Si bien extirpar la otra mama (sana) reduce el riesgo de tener cáncer de mama en ese tejido, la mayoría de las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama en estadio temprano que no tienen una anomalía en los genes BRCA1 o BRCA2 ni un antecedente familiar importante de cáncer de mama tienen un riesgo bajo de padecer esta enfermedad en la otra mama: entre el 0,5 % y el 0,75 %. Además, este riesgo disminuye con el tiempo en las mujeres que reciben tratamientos adyuvantes. Los tratamientos adyuvantes son tratamientos que se administran después de la cirugía para reducir el riesgo de una reaparición del cáncer de mama o de la aparición de un nuevo tumor maligno de mama. Los tratamientos adyuvantes incluyen la terapia de radiación y los medicamentos de hormonoterapia, de quimioterapia y de terapia dirigida.

El “Young Women’s Breast Cancer Study” (Estudio sobre cáncer de mama en mujeres jóvenes [YWS]) analiza problemas específicos de las mujeres jóvenes con diagnóstico de cáncer de mama. Las mujeres que participan en el YWS completan encuestas dos veces por año durante los primeros tres años después de recibido el diagnóstico y, luego, una vez por año, durante los siete años posteriores.

Para este estudio, los investigadores enviaron una encuesta adicional a 159 mujeres en el YWS que tenían 40 años o menos cuando les diagnosticaron cáncer de mama en estadio temprano en una mama, entre 2006 y 2010, y que decidieron someterse a una mastectomía preventiva. No todas las mujeres completaron la encuesta, y los investigadores usaron respuestas de 123 mujeres.

En esta encuesta adicional, se les preguntaba a las mujeres acerca de lo siguiente:

  • antecedentes familiares de cáncer de mama
  • anomalías conocidas en genes, incluidos BRCA1 y BRCA2
  • los factores que afectaron la decisión de someterse a una mastectomía preventiva contralateral
  • su grado de seguridad respecto de haber tomado la decisión correcta en cuanto a la cirugía
  • su conocimiento sobre el cáncer de mama, incluidas sus percepciones del riesgo de cáncer de mama contralateral y del riesgo de recurrencia del cáncer de mama
  • la primera persona que le propuso la mastectomía preventiva contralateral

Las mujeres que completaron la encuesta adicional tenían entre 26 y 40 años cuando les diagnosticaron el cáncer y completaron la encuesta alrededor de dos años después del diagnóstico:

  • El 94 % se sometió a una reconstrucción.
  • El 79 % tenía diagnóstico de cáncer de mama en estadio I o estadio II.
  • El 60 % tenía diagnóstico de cáncer de mama positivo para receptores de estrógenos.
  • El 61 % tenía diagnóstico de cáncer negativo para HER2.
  • El 60 % no tenía una anomalía en los genes BRCA1 o BRCA2.
  • El 18 % tenía una anomalía en el gen BRCA1.
  • El 7 % tenía una anomalía en el gen BRCA2.
  • El 71 % no tenía una madre ni una hermana con diagnóstico de cáncer de mama o cáncer de ovario, el 26 % sí y el 3 % no estaba segura.

Los investigadores hallaron que casi todas las mujeres (98 %) dijeron que reducir el riesgo de cáncer de mama contralateral fue un motivo extremadamente importante o muy importante por el cual decidieron someterse a una mastectomía preventiva contralateral. Otros motivos extremadamente importantes o muy importantes fueron los siguientes:

  • Obtener tranquilidad (95 % de las mujeres).
  • Aumentar la supervivencia (94 % de las mujeres).
  • Evitar que el cáncer de mama hiciera metástasis en otras partes del cuerpo (85 %).

Las mujeres que sabían que tenían una anomalía en los genes BRCA1 o BRCA2 calcularon su riesgo de cáncer de mama contralateral con mayor precisión. Las mujeres que sabían que no tenían una anomalía en el gen sobrestimaron su riesgo de cáncer de mama contralateral.

Alrededor del 87 % de las mujeres informaron que estaban extremadamente preocupadas o muy preocupadas por recibir un diagnóstico de cáncer de mama contralateral en el futuro y el 90 % de ellas estaban al menos un poco preocupadas sobre el diagnóstico que tenían cuando se sometieron a la cirugía. La mayoría de las mujeres comprendían que la mastectomía preventiva contralateral no aumenta la supervivencia al cáncer de mama en mujeres con riesgo promedio de cáncer de mama diagnosticadas con la enfermedad en estadio temprano.

En general, la mayoría de las mujeres estaba satisfecha con su decisión de someterse a una mastectomía preventiva contralateral:

  • El 80 % de las mujeres estaban extremadamente seguras de la decisión.
  • El 90 % de las mujeres dijeron que definitivamente volverían a tomar la misma decisión.
  • El 97 % de las mujeres dijeron que conocían los riesgos y los beneficios de sus opciones.
  • El 96 % de las mujeres dijeron que sabían cuáles eran los riesgos y los beneficios más importantes.
  • El 92 % de las mujeres dijeron que recibieron suficiente apoyo y orientación para tomar la decisión.
  • El 93 % de las mujeres estaban seguras de que la mastectomía preventiva contralateral era la decisión adecuada para ellas.

No obstante, muchas mujeres dijeron que varios de los resultados de la mastectomía preventiva contralateral eran peores de lo que se habían imaginado:

  • El 33 % dijo que tuvo que someterse a más cirugías o procedimientos de lo que había esperado.
  • El 28 % dijo que tenía adormecimiento u hormigueo en el tórax en un grado peor que lo que había esperado.
  • El 42 % dijo que su sentido de la sexualidad después de la cirugía era peor de lo que había esperado.
  • El 31 % dijo que su inseguridad respecto de su aspecto era peor que la esperada.

Las mujeres consideraron que sus médicos fueron sus fuentes de información más importantes sobre la mastectomía preventiva contralateral, y más de la mitad de las mujeres dijo que fueron ellas las primeras en sugerir la idea de extirparse también la mama sana.

Si bien el 80 % de las mujeres dijo que habló con su médico sobre los motivos para someterse a una mastectomía preventiva contralateral, solo el 51 % dijo que su médico les había hablado sobre los motivos por los que no deberían someterse a la cirugía.

Cuando recibes un diagnóstico de cáncer de mama, los temores sobre el futuro pueden afectar la forma en que tomas decisiones. Esto es particularmente cierto en el caso de las mujeres que tienen una anomalía en un gen de cáncer de mama o cuya madre o hermana tienen diagnóstico de cáncer de mama. Tienes que tomar varias decisiones en un momento muy emotivo, en el que puede ser difícil asimilar y comprender toda la información nueva que te están dando.

En general, los resultados de este estudio son tranquilizadores. Casi todas las mujeres estaban seguras de su decisión de someterse a una mastectomía preventiva contralateral y volverían a tomar la misma decisión. Sin embargo, algunos resultados son preocupantes. Casi la mitad de las mujeres dijeron que su sentido de la sexualidad después de la cirugía era peor de lo que habían esperado, y alrededor de un tercio se sentían inseguras sobre su aspecto. Esto sugiere que pocos médicos explican con claridad todos los riesgos asociados a la mastectomía preventiva contralateral; más aún, en el estudio se determinó que alrededor de la mitad de ellos no lo hace.

En Breastcancer.org, respaldamos el derecho de toda mujer a tomar decisiones de tratamiento según las características del tumor maligno que se le diagnosticó, los antecedentes personales patológicos, el riesgo de recurrencia o de aparición de un tumor maligno de mama nuevo y las preferencias personales. Sin embargo, es muy importante que te asegures de comprender todos los pros y los contras de cualquier tratamiento o procedimiento al que consideres someterte, incluidos la forma en que el tratamiento o procedimiento podrían afectar tus opciones de reconstrucción y si existen probabilidades de que el tratamiento aumente tu supervivencia.

Si te diagnosticaron cáncer de mama en estadio temprano, pregúntale a tu médico sobre TODAS las opciones de tratamiento y de reducción de riesgos en tu caso. La mastectomía preventiva contralateral es solo una de las opciones y es un procedimiento agresivo. Si bien podría ser el procedimiento correcto en tu caso, tómate el tiempo que necesites para considerar cuidadosamente tu decisión. Habla con tu médico para asegurarte de que las decisiones que tomes se basen en el riesgo real en tu caso. Habla con tu médico sobre la forma en que los detalles de tu informe patológico podrían afectar tu riesgo futuro. Asegúrate de entender los beneficios y los riesgos de todas las opciones. Juntos, tú y tu médico pueden tomar las decisiones más adecuadas para ti y tu situación particular.


Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio