Las palabras que se usan para describir el CDIS afectan la elección del tratamiento

Según un estudio, cuando se usó la palabra “cáncer” para describir al carcinoma ductal in situ (CDIS), las mujeres creyeron que un tratamiento más agresivo, como una cirugía, era mejor que uno menos agresivo, como el control meticuloso de la zona.

Cuando el CDIS se describió como una lesión en la mama o como células con anomalías, las mujeres eligieron un tratamiento menos agresivo.

La investigación fue publicada en línea el 26 de agosto de 2013 por JAMA Internal Medicine (Boletín de la Asociación Médica Americana de Medicina interna). Lee el resumen de “Impact of Ductal Carcinoma In Situ Terminology on Patient Preferences” (Impacto de la terminología para el carcinoma ductal in situ en las preferencias del paciente) (en inglés).

El CDIS es el tipo de cáncer de mama no invasivo más común y, actualmente, se lo considera cáncer de estadio 0. El CDIS no es potencialmente mortal, pero puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de mama invasivo más adelante.

En julio de 2013, un grupo de especialistas del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) recomendaron cambiar la forma en que se clasifica al cáncer, incluido sacar la palabra “carcinoma” del nombre del CDIS. Los especialistas consideran que sacar la palabra “cáncer” del nombre haría que la afección parezca menos alarmante y quizá tranquilice a algunas mujeres que decidan no recibir un tratamiento agresivo para el CDIS. Los especialistas recomiendan usar la palabra “cáncer” solo para las lesiones que probablemente causarían las muerte si no se las tratara.

En este estudio, se presentaron tres situaciones que describían un diagnóstico de CDIS a 394 mujeres saludables sin antecedentes de cáncer de mama. El CDIS se describió como una de las siguientes opciones:

  • cáncer de mama no invasivo
  • una lesión en la mama
  • células con anomalías

La lista de opciones de tratamiento y de los resultados posibles de las opciones de tratamiento (riesgos de padecer cáncer de mama invasivo o de muerte) para cada situación era exactamente igual. Las únicas diferencias entre las situaciones fueron las palabras que se usaron para describir al CDIS.

Después de leer cada situación, se les pidió a las mujeres que eligieran una de tres opciones de tratamiento:

  • cirugía
  • medicamentos
  • control meticuloso

Los investigadores cambiaron de forma aleatoria el orden de las situaciones entre las mujeres, pero las 394 participantes leyeron cada situación y eligieron un tratamiento sobre esa base.

Cuando el CDIS se describió como “cáncer de mama no invasivo”:

  • El 47 % de las mujeres eligió cirugía.
  • El 20 % eligió medicamentos.
  • El 33 % eligió control meticuloso.

Cuando el CDIS se describió como “una lesión en la mama”:

  • El 34 % eligió cirugía.
  • El 18 % eligió medicamentos.
  • El 48 % eligió control meticuloso.

Cuando el CDIS se describió como “células con anomalías”:

  • El 31 % eligió cirugía.
  • El 21 % eligió medicamentos.
  • El 48 % eligió control meticuloso.

Todas las mujeres en este estudio contaban con un buen seguro médico, un buen nivel de educación e ingresos superiores al promedio, por lo que no está claro si los resultados se aplicarían a todas las mujeres diagnosticadas con CDIS. No obstante, los investigadores creen que las palabras que se usaron para describir el CDIS tuvieron un efecto importante en la forma en la que las mujeres se sintieron respecto de las opciones de tratamiento.

En Breastcancer.org, reconocemos que no todos los tumores malignos o afecciones precancerosas crecen y hacen metástasis. Algunas áreas sospechosas que se detectan quizá no habrían causado ningún problema si no se hubieran detectado.

Pero en este momento, no se dispone de análisis o pruebas que indiquen con exactitud cuáles son las áreas sospechosas que se convertirán en un tumor maligno de crecimiento rápido y cuáles nunca crecerán ni causarán problemas. Debido a que no existe la certeza, es conveniente tratar las áreas sospechosas con un tratamiento que sea tan agresivo como lo consideren necesario las mujeres y sus médicos.

Es posible que se produzca el cambio de nombre de ciertas afecciones, si bien este proceso probablemente lleve varios años. Sacar la palabra “carcinoma” del nombre del CDIS no modificaría las recomendaciones de tratamiento, pero quizá tranquilice a algunas mujeres y alivie su preocupación por el diagnóstico. Las mujeres diagnosticadas con CDIS (o el nuevo nombre que se decida usar) más grandes y de alto grado seguirían recibiendo tratamientos más agresivos que las mujeres diagnosticadas con CDIS más pequeños y de grado bajo.

No obstante, a algunos médicos y algunas mujeres les preocupa el hecho de que si la palabra “carcinoma” se saca del nombre del CDIS y de otras afecciones precancerosas, es posible que las compañías de seguro médico no paguen los tratamientos más agresivos.

Todos coinciden en que los médicos deben hablar con sus pacientes en forma clara y detallada acerca de la afección detectada y de si existe o no la probabilidad de que crezca y se propague.

Si te diagnosticaron CDIS u otra afección precancerosa que aumenta tu riesgo de padecer cáncer de mama invasivo más adelante, habla con tu médico acerca de todas las características de la afección. Para decidir cómo tratar o controlar la afección, tú y tu médico considerarán una variedad de factores, que incluyen los siguientes:

  • las características de la afección precancerosa
  • la edad
  • otros problemas de salud que tengas
  • tus antecedentes personales patológicos
  • los resultados de los análisis genéticos que te hayas realizado
  • tus preferencias

Juntos, tú y tu médico diseñarán un plan de tratamiento que sea el más adecuado para ti y tu situación particular.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio