La cirugía de ganglio linfático centinela no es apropiada para todas las mujeres con diagnóstico de cáncer de mama

Cuando se extirpa el cáncer de mama en estadio temprano, el ganglio linfático más cercano al cáncer (llamado ganglio centinela) también se suele extirpar y se lo envía a un patólogo para su evaluación. La extirpación de este ganglio se denomina biopsia del ganglio centinela o disección del ganglio centinela.

Para encontrar el ganglio centinela, el cirujano inyecta un líquido radiactivo, una tintura azul, o ambos, en el área circundante al cáncer de mama. Luego, el cirujano mira por dónde se desplaza la tintura y en dónde parece concentrarse. Se usa un instrumento especial para hacer el seguimiento del líquido radiactivo. La tintura y el líquido radiactivo que se acumula en el ganglio que está drenando linfa del cáncer de mama. A veces puede haber más de un ganglio linfático centinela. En otros casos, el cirujano puede no encontrar un ganglio centinela.

Extirpar solamente el ganglio centinela (o bien un pequeño grupo de dos o tres ganglios) es una cirugía menos invasiva que la disección de ganglios linfáticos axilares. Este procedimiento a menudo consiste en extirpar 10 o más ganglios linfáticos de la zona de la axila.

La disección del ganglio linfático centinela tiene un riesgo mucho menor de linfedema que la disección de ganglios linfáticos axilares. El linfedema es la inflamación de los tejidos blandos causada por la acumulación de líquido linfático. Según el tipo de cirugía y otros tratamientos que reciba una persona, es posible que el linfedema aparezca en el brazo, en la mano, en la mama, en el tronco o en el abdomen. La inflamación puede estar acompañada de dolor, tirantez, adormecimiento y algunas veces infección. El linfedema puede aparecer días, meses o años después del tratamiento del cáncer de mama, y puede ser temporal o continuo. Debido a que el linfedema puede diagnosticarse erróneamente o puede pasarse por alto en los casos leves, es difícil saber la cantidad exacta de mujeres que se ven afectadas. Los expertos calculan que el 20-30 % de las mujeres tendrán algún tipo de linfedema después de una cirugía de cáncer de mama.

Por lo tanto, es entendible que tanto las mujeres como sus médicos quieran saber exactamente qué mujeres son buenas candidatas para la disección del ganglio centinela.

Un nuevo estudio sugiere que las mujeres con diagnóstico de cáncer de mama y ganglios linfáticos positivos después de haber recibido quimioterapia antes de la cirugía no son buenas candidatas para la disección del ganglio linfático centinela debido a los altos índices de falsos negativos.

La investigación se publicó en la edición en línea el 9 de octubre de 2013 de The Journal of the American Medical Association (Boletín de la Asociación Médica Americana). Lee el artículo “Sentinel Lymph Node Surgery After Neoadjuvant Chemotherapy in Patients With Node-Positive Breast Cancer” (Cirugía del ganglio linfático centinela después de un tratamiento de quimioterapia neoadyuvante en pacientes con cáncer de mama y ganglios linfáticos positivos) (en inglés).

Ganglios linfáticos positivos en lo clínico significa que un médico puede sentir o ver que uno o más ganglios linfáticos cerca del área de la mama están inflamados durante un examen físico.

Los médicos denominan quimioterapia a los tratamientos que se administran antes de la quimioterapia neoadyuvante de cirugía. En algunos casos, se administra quimioterapia antes de la cirugía con el objetivo de reducir el tamaño del tumor de modo que deba extirparse una menor cantidad de tejido. La quimioterapia previa a la cirugía también puede matar células cancerígenas en los ganglios linfáticos, lo que provoca un cáncer con ganglios linfáticos negativos.

Un resultado de falso negativo significa que los resultados sugieren que el cáncer ya no está presente cuando realmente lo está.

Los resultados de estudios anteriores que apuntaban a la disección del ganglio centinela en mujeres con diagnóstico de cáncer de mama con ganglios linfáticos positivos posterior a la quimioterapia neoadyuvante eran inferiores y el índice de falsos negativos variaba de 7 % a 25 %. Entonces los investigadores decidieron realizar un estudio para ver si la disección del ganglio linfático centinela era apropiada para este grupo de mujeres.

Este estudio, llamado el ensayo ACOSOG Z1071, investigó 663 mujeres con diagnóstico de cáncer desde el estadio I hasta el III que no se había diseminado fuera del área de la mama con un ganglio linfático involucrado.

Durante el estudio, 649 mujeres recibieron quimioterapia neoadyuvante y luego se les realizó una disección del ganglio linfático centinela y de los ganglios linfáticos axilares. Al estudiar los resultados de la cirugía de ganglios linfáticos de estas mujeres, los investigadores encontraron lo siguiente:

  • no se pudo identificar un ganglio linfático centinela en 46 mujeres
  • se encontró solo un ganglio linfático centinela en 78 mujeres
  • se encontraron dos o más ganglios linfáticos centinelas en 525 mujeres

De las 525 mujeres con dos o más ganglios linfáticos centinelas, la disección del ganglio linfático centinela no descubrió rastros de cáncer en 215 mujeres. Pero la disección de los ganglios linfáticos axilares descubrió cáncer en los ganglios linfáticos de 39 de las 215 mujeres. Esto significa que el índice de falsos negativos para este grupo de mujeres fue del 12,6 %.

El índice de falsos negativos es superior al esperado y significa que la disección del ganglio linfático centinela no es una buena opción para las mujeres con diagnóstico de cáncer de mama de ganglios positivos en lo clínico después de una quimioterapia neoadyuvante.

Si bien estos resultados son desalentadores, nos brindan mayor información sobre los tipos exactos de cáncer de mama para los cuales la disección del ganglio linfático centinela es más apropiada.

Si te han diagnosticado cáncer de mama, se puede realizar una biopsia del ganglio centinela como parte de la cirugía. Si se detectan células cancerígenas en el ganglio centinela, el médico considerará todos los detalles de la situación, lo que incluye tu edad y las características del cáncer (tamaño, estadio, etc.) antes de recomendar los tratamientos para reducir el riesgo de recurrencia. Se recomienda la disección de ganglios linfáticos axilares.

Si recibe quimioterapia antes de la cirugía para reducir el tumor y aún quedan ganglios linfáticos positivos después de la quimioterapia, es probable que su médico le recomiende una disección del ganglio linfático axilar.

Puedes obtener más información si visitas las páginas de la sección Extirpación de los ganglios linfáticos del sitio Breastcancer.org.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio