Únete

Terapia más hipnosis ayuda a disminuir la fatiga en las mujeres que reciben la terapia de radiación

Read this page in English

Un pequeño estudio ha descubierto que un tipo específico de terapia, llamada terapia cognitiva conductual, junto con la hipnosis, puede ayudar a disminuir la fatiga que, a menudo, puede ser un efecto secundario de terapia de radiación para tratar el cáncer de mama.

Los resultados fueron publicados en línea el 13 de enero de 2014 por Journal of Clinical Oncology (Revista de oncología clínica). Lee el resumen “Randomized Controlled Trial of a Cognitive-Behavioral Therapy Plus Hypnosis Intervention to Control Fatigue in Patients Undergoing Radiotherapy for Breast Cancer” (Ensayo controlado y aleatorizado de terapia cognitiva conductual más intervención con hipnosis para controlar la fatiga en pacientes que se someten a la terapia de radiación sobre cáncer de mama) (en inglés).

El estudio involucró 200 mujeres cuyo tratamiento consistía en 6 semanas de terapia de radiación contra el cáncer de mama en el Mount Sinai Medical Center, Nueva York. Los investigadores asignaron al azar a las mujeres para que recibieran una de dos sesiones de terapia:

  • terapia cognitiva conductual más hipnosis (100 mujeres)
  • el asesoramiento general sin terapia cognitiva conductual e hipnosis (100 mujeres)

Las mujeres en cada grupo eran similares en términos de edad, educación, estado civil, etnia, etapa de cáncer de mama, dosis total de terapia de radiación, en el hecho de que hubieran recibido o no quimioterapia antes de radioterapia, y de que recibieran o no hormonoterapia.

Ambos tipos de terapia eran llevados a cabo por psicólogos clínicos capacitados.

La primera sesión de terapia duró 30 minutos. Después de eso, todas las mujeres se reunían con sus terapeutas dos veces a la semana durante 15 minutos mientras recibían terapia de radiación. La última sesión de terapia también duraba 30 minutos.

En el grupo de terapia cognitiva conductual, los terapeutas dirigieron a las mujeres en las técnicas diseñadas para disminuir la fatiga, como imágenes dirigidas, relajación y el debate de sus procesos de pensamiento. En el grupo de sesión general de terapia, los terapeutas dejaron a las mujeres liderar el debate y luego ofrecían comentarios de apoyo.

Los investigadores midieron los niveles de fatiga cuatro veces durante el estudio:

  • al comienzo del estudio, antes de que comenzara la terapia
  • al final de la terapia de radiación
  • 4 semanas después de la terapia de radiación
  • 6 meses después de la terapia de radiación

Las mujeres que recibieron terapia cognitiva conductual tenían niveles de fatiga menores al final de la terapia de radiación, 4 semanas y 6 meses después de que terminara la terapia de radiación, en comparación con las mujeres que recibían terapia general.

Esas diferencias fueron importantes desde lo estadístico, lo que significa que se debían a los distintos tipos de terapia y no ocurrieron por casualidad.

Ningún tipo de terapia tuvo efectos secundarios.

Si bien el estudio era pequeño, los resultados son muy alentadores y sugieren que la terapia cognitiva conductual y la hipnosis pueden ser una buena opción para las mujeres que luchan con la fatiga durante el tratamiento de terapia de radiación.

Si recibes terapia de radiación contra el cáncer de mama y lidias con la fatiga, quizás desees hablar con tu médico sobre estudio. Pregúntale si la terapia cognitiva conductual y la hipnosis son adecuadas para tu situación particular. También quizás quieras preguntar a alguien en tu equipo médico sobre lo que está disponible en tu hospital o centro de tratamiento.

En las páginas Medicina complementaria y psicosomática de Breastcancer.org, puedes conocer 16 terapias, como imágenes dirigidas, hipnosis y relajación progresiva de los músculos. Puedes leer sobre lo siguiente:

  • qué puedes esperar
  • cómo buscar un terapeuta calificado
  • factores importantes que debes considerar antes de probar una técnica

Sr covid19 es sidebar v01
Volver al inicio