Únete

A la mayoría de las mujeres jóvenes diagnosticadas les preocupa la fertilidad, pero pocas aprovechan las técnicas de conservación

Todas las mujeres con diagnóstico de cáncer de mama tienen muchas decisiones que tomar. Si eres joven y deseas quedar embarazada y tener hijos en el futuro, las decisiones médicas son aún más complejas.

Según un estudio, si bien a la mayoría de las mujeres jóvenes con diagnóstico de cáncer de mama les preocupan los problemas de fertilidad, pocas de ellas modifican sus planes de tratamiento para conservarla. Aún menos de ellas aprovechan las opciones de conservación de la fertilidad, como la congelación de óvulos o embriones.

Los investigadores afirmaron que los resultados indican que los médicos y las pacientes no se comunican en forma clara en lo que respecta a los factores que afectan la fertilidad y las opciones para su conservación.

El estudio fue publicado en línea el 24 de febrero de 2014 por Journal of Clinical Oncology (Revista de Oncología Clínica). Lee el resumen “Prospective Study of Fertility Concerns and Preservation Strategies in Young Women With Breast Cancer” (Estudio prospectivo de inquietudes relacionadas con la fertilidad y de estrategias de conservación en mujeres jóvenes que padecen cáncer de mama) (en inglés).

Los médicos saben que muchas mujeres diagnosticadas con esta enfermedad tienen inquietudes relacionadas con la fertilidad. Sin embargo, dado que la situación de cada mujer es única, estudiar la fertilidad en mujeres con este diagnóstico no es sencillo. La mayoría de las investigaciones sobre fertilidad en mujeres con diagnóstico de cáncer de mama se centraron en las sobrevivientes a largo plazo (mujeres que fueron diagnosticadas y tratadas más de cinco años antes). En este estudio, los investigadores buscaban determinar si las inquietudes relacionadas con la fertilidad afectaban las decisiones de tratamiento del cáncer de mama que tomaban las mujeres más jóvenes. Los investigadores también buscaban determinar cuántas mujeres usaban técnicas de conservación de la fertilidad.

Muchos tratamientos del cáncer de mama, como la hormonoterapia, la quimioterapia y las terapias dirigidas, pueden causar infertilidad temporal o hacer más difícil que quedes embarazada después de concluir el tratamiento. Algunos tratamientos, como la extirpación quirúrgica de los ovarios, causan infertilidad permanente e irreversible.

La Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO), una organización nacional estadounidense de oncólogos y otros profesionales de atención médica especializados en cáncer, recomienda que los médicos hablen sobre los problemas de fertilidad con todas las mujeres jóvenes a quienes se les diagnostica cáncer de mama. En las pautas de la ASCO, también se recomienda que los médicos deriven a las mujeres interesadas a especialistas en fertilidad para analizar las opciones de conservación de la fertilidad. No queda claro cuántos médicos siguen estas pautas. En estudios anteriores, se demostró que muchas mujeres jóvenes tienen inquietudes acerca de la fertilidad pero sus médicos no les proporcionan suficiente información sobre los riesgos para la fertilidad o sobre las opciones para conservarla.

En este estudio, los investigadores de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota, encuestaron a 620 mujeres de 40 años o menos a quienes se les había diagnosticado cáncer de mama entre 2006 y 2012. Estas encuestas se hicieron en un lapso de seis meses a partir del momento del diagnóstico.

En las encuestas, se incluyeron preguntas sobre los siguientes puntos:

  • si las mujeres querían tener hijos en el futuro
  • riesgos para la fertilidad
  • opciones de conservación de la fertilidad
  • elecciones de tratamiento
  • si sus médicos habían hablado con ellas acerca de los problemas de fertilidad

Las mujeres tenían entre 17 y 40 años. La mayoría de las mujeres eran de raza blanca, estaban casadas y tenían hijos que vivían en el hogar cuando recibieron el diagnóstico.

Los investigadores determinaron lo siguiente:

  • 233 mujeres (37 %) querían tener uno o más hijos en el futuro.
  • 424 mujeres (68 %) sostuvieron que habían analizado los problemas de fertilidad con sus médicos antes de comenzar el tratamiento del cáncer de mama.
  • A 301 mujeres (49 %) no les preocupaba quedar estériles.
  • A 83 mujeres (13 %) les preocupaba un poco quedar estériles.
  • 88 mujeres (14 %) sentían cierta inquietud respecto de quedar estériles.
  • A 148 mujeres (24 %) les preocupaba mucho quedar estériles.

Esto significa que al 51 % de las mujeres en el estudio les preocupaba, al menos, un poco quedar estériles a causa del tratamiento del cáncer de mama. Las mujeres menores de 35 años que no eran de raza blanca y que no tenían hijos eran a quienes más les preocupaba quedar estériles.

Los investigadores también hallaron que 160 mujeres (26 %) afirmaban que las inquietudes relacionadas con la fertilidad afectaban sus decisiones de tratamiento del cáncer de mama. Alrededor de noventa de estas mujeres brindaron detalles sobre sus elecciones de tratamiento:

  • 4 mujeres (1 %) decidieron no someterse a quimioterapia.
  • 12 mujeres (2 %) eligieron un tratamiento de quimioterapia sobre otro.
  • 6 mujeres (1 %) consideraron omitir la hormonoterapia.
  • 19 mujeres (3 %) decidieron no recibir hormonoterapia.
  • 71 mujeres (11 %) consideraron recibir hormonoterapia durante menos de cinco años.
  • 5 mujeres (1 %) se sometieron a la mastectomía preventiva.

En total, 65 mujeres (10 %) tomaron medidas para reducir el riesgo de quedar estériles:

  • 46 mujeres (7 %) optaron por la congelación de embriones.
  • 7 mujeres (1 %) optaron por la congelación de óvulos.
  • 19 mujeres (3 %) fueron tratadas con un agonista de la hormona liberadora de gonadotropina, que es un medicamento que evita que los ovarios funcionen durante el tratamiento, a fin de proteger los óvulos.

Con el tiempo, la cantidad de mujeres que tomaron medidas para reducir el riesgo de quedar estériles aumentó ligeramente:

  • 5 % en 2006
  • 9 % en 2007
  • 12 % en 2011
  • 15 % en 2012

Los resultados de este estudio son preocupantes. Si bien a más del 50 % de las mujeres jóvenes con diagnóstico de cáncer de mama les preocupaban los problemas de fertilidad, solo alrededor del 10 % de ellas tomó medidas para reducir el riesgo de quedar estériles. Según este resultado, las mujeres y los médicos deben analizar más detalladamente las inquietudes relacionadas con la fertilidad y las medidas que se pueden tomar para minimizar ese riesgo.

Si eres premenopáusica y te han diagnosticado cáncer de mama, la capacidad de concebir después del tratamiento puede ser importante para ti. No obstante, es muy probable que un diagnóstico de cáncer de mama y la necesidad de comenzar un tratamiento lo antes posible desvíen tu atención de tu futura fertilidad (entre muchos otros aspectos).

Sin embargo, el período de planificación del tratamiento con tu médico es el mejor momento para conocer de qué manera puede afectar tu fertilidad un tratamiento específico y, además, para obtener información sobre las medidas que puedes tomar para mejorar las posibilidades de concebir en el futuro.

Si estás por comenzar un tratamiento del cáncer de mama y te interesa poder concebir en el futuro, no olvides comunicárselo a tu médico. Pregúntale cuáles de los tratamientos que están considerando podrían afectar tu fertilidad más adelante. Si los tratamientos más adecuados para ti pueden provocar problemas de fertilidad, pregúntale a tu médico qué medidas puedes tomar para conservarla. Quizá también puedas solicitar que te deriven a un especialista en infertilidad.

Puedes obtener más información acerca del tratamiento del cáncer de mama y de los problemas relacionados con la infertilidad en las páginas de Fertilidad y problemas en el embarazo durante y después del cáncer de mama de Breastcancer.org.


Sr covid19 es sidebar v01
Volver al inicio