Únete

Las sobrevivientes de cáncer infantil presentan mayor riesgo de padecer cáncer de mama, incluso sin haber recibido radiación torácica

Read this page in English

Sabemos que las mujeres sometidas a radiación torácica durante la infancia para tratar otro tipo de cáncer, no de mama, como el linfoma de Hodgkin (cáncer del sistema inmunitario) o el linfoma no Hodgkin, tienen mayor riesgo de padecer cáncer de mama.

Actualmente, un estudio sugiere que las mujeres que tuvieron cáncer en la niñez tienen un riesgo mayor que el promedio de padecer cáncer de mama, aun cuando no hayan sido sometidas a radiación torácica.

La investigación se presentó el 1 de junio de 2014 en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica. Lee el resumen de “Breast cancer in childhood cancer survivors not treated with chest-directed radiation in the Childhood Cancer Survivor Study (CCSS)” (Cáncer de mama en sobrevivientes de cáncer infantil no tratados con radiación dirigida al tórax dentro del Estudio de Sobrevivientes de Cáncer Infantil [CCSS, por sus siglas en inglés]) (en inglés).

En las últimas décadas, algunos de los descubrimientos médicos más importantes se han hecho en el tratamiento del cáncer infantil. Sin embargo, algunos pacientes padecen otro tipo de cáncer u otra afección médica grave en una etapa más avanzada de la vida que, se cree, se relaciona con el tratamiento del cáncer en la niñez. Los médicos no comprenden cabalmente la razón por la cual los sobrevivientes de cáncer infantil tienen mayor probabilidad de que se les diagnostique un cáncer diferente más adelante en su vida. Algunos lo atribuyen a factores genéticos que aumentan la probabilidad de padecer cáncer. Otros sostienen que el aumento del riesgo de tener cáncer probablemente esté relacionado con el tratamiento del cáncer en la niñez. Por ejemplo: la radiación utilizada para tratar el cáncer en la niñez también puede afectar las células sanas expuestas, lo que hace que décadas más tarde, aparezca un cáncer nuevo y diferente, como el cáncer de mama.

Como parte del Estudio de Sobrevivientes de Cáncer Infantil, los investigadores analizaron las historias clínicas de 3.768 mujeres que sobrevivieron al cáncer en la niñez. Ninguna de las mujeres había recibido radiación torácica para tratar el cáncer infantil. Estas mujeres fueron sometidas a un seguimiento de entre 8 y 39 años.

Los investigadores hallaron que 47 de las mujeres tuvieron cáncer de mama aproximadamente 10 a 34 años después del diagnóstico de cáncer en la niñez. Estas mujeres tendieron a que se les diagnosticara cáncer de mama a una edad más temprana (la mitad de las mujeres tenía más de 38 años al recibir el diagnóstico y la otra mitad, era más joven) y tuvieron una probabilidad mayor de que se les diagnosticara cáncer en ambas mamas.

En comparación con las mujeres que presentan un riesgo medio, la probabilidad de que las sobrevivientes de cáncer infantil tuvieran cáncer de mama fue cuatro veces mayor. Algunos grupos específicos de sobrevivientes de cáncer infantil presentaron un riesgo de padecer cáncer de mama aún mayor, entre las que se encuentran:

  • las mujeres que tenían entre 10 y 20 años cuando se les diagnosticó el cáncer en la niñez
  • las mujeres a las que se les diagnosticó leucemia en la niñez
  • las mujeres a las que se les diagnosticó sarcoma (cáncer de los tejidos conectivos) en la niñez

Otra investigación demostró que los sobrevivientes de cáncer infantil tienen un riesgo mucho mayor de padecer otros problemas de salud en la edad adulta, incluso cáncer. Debido a estos riesgos, las personas que han sido tratadas por cáncer en la niñez deben tomar medidas drásticas para minimizar el riesgo de volver a tener cáncer. Estas personas también deben realizarse estudios de detección periódicos por cualquier complicación del tratamiento previo, lo que incluye enfermedad cardíaca y pulmonar y también cáncer.

Si en el pasado has recibido tratamiento contra el cáncer, es importante que consultes periódicamente a un médico que:

  • Esté familiarizado con tus antecedentes médicos.
  • Comprenda tus riesgos especiales.
  • Te pueda ofrecer el asesoramiento, el control y los estudios de detección necesarios por posibles complicaciones del tratamiento anterior.

Si te han diagnosticado cáncer en la niñez, tu riesgo de padecer cáncer de mama es probablemente mayor que el promedio. Tú y tu médico deben considerar un plan de detección de cáncer de mama más riguroso. Este plan podría incluir mamografías más frecuentes desde una edad más temprana y posiblemente el uso de diferentes técnicas de detección, como la resonancia magnética de mama.


Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio