Únete

La combinación de dos medicamentos ayuda a aliviar las náuseas inducidas por la quimioterapia mejor que los tratamientos convencionales

Read this page in English

Náuseas: malestar en el estómago que te hace sentir ganas de vomitar; son un efecto secundario común y muy angustiante de la quimioterapia utilizada para tratar el cáncer de mama. Los médicos llaman a los vómitos o arcadas, “emesis”.

Si bien existen medicamentos para ayudar a aliviar las náuseas inducidas por la quimioterapia, los investigadores siempre están buscando tratamientos que sean más eficaces que los que tenemos en este momento.

Tres estudios hallaron una nueva combinación de dos medicamentos, netupitant y Aloxi (nombre genérico: palonosetrón), que funciona mejor que los tratamientos convencionales para controlar las náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia.

Los estudios se publicaron en la edición de julio de 2014 de la revista científica Annals of Oncology. Lee:

La combinación de Aloxi (0,50 mg) y netupitant (300 mg) se denomina NEPA. Se presenta en comprimidos que se administran por vía oral.

El Aloxi es un tratamiento convencional para las náuseas y los vómitos. Es un tipo de medicamento que bloquea la acción de la serotonina, una sustancia química producida por el organismo que puede causar náuseas y vómitos.

El netupitant es un medicamento experimental que bloquea la acción de otra sustancia química producida por el organismo, la Sustancia P, que también puede causar náuseas y vómitos.

En estos tres estudios, los investigadores querían determinar cuál era la dosis más eficaz de netupitant para la combinación NEPA y si esta combinación controlaba las náuseas y vómitos causados por la quimioterapia mejor que el tratamiento con Aloxi solo.

El primer estudio mencionado arriba fue el más grande de los tres. Incluyó a 1.455 pacientes con diagnóstico de cáncer que nunca antes habían sido sometidos a quimioterapia. A más del 97 % de los pacientes del estudio se les había diagnosticado cáncer de mama. Todos los pacientes fueron tratados mediante quimioterapia con Cytoxan (nombre genérico: ciclofosfamida) y una antraciclina. Las antraciclinas utilizadas en quimioterapia son:

  • Adriamycin (nombre genérico: doxorrubicina)
  • Ellence (nombre genérico: epirrubicina)
  • Doxil (nombre genérico: doxorrubicina)
  • daunorrubicina (nombres comerciales: Cerubidine, DaunoXome)
  • Mitoxantrona (nombre comercial Novantrone)

Los investigadores asignaron aleatoriamente a los pacientes a uno de dos tratamientos contra las náuseas:

  • una sola dosis de NEPA más una dosis de 12 mg de dexametasona
  • una sola dosis de 0,50 mg de Aloxi más una dosis de 20 mg de dexametasona

La dexametasona es un corticoesteroide que alivia la inflamación y también se utiliza para tratar trastornos intestinales.

El objetivo era que los pacientes no tuvieran ni náuseas ni vómitos (lo que se denomina respuesta completa) en tres momentos:

  • durante las primeras 24 horas después del primer ciclo de quimioterapia (fase aguda)
  • 25 a 120 horas después del primer ciclo de quimioterapia (fase tardía)
  • 0 a 120 horas después del primer ciclo de quimioterapia (global)

Los resultados de la fase aguda mostraron:

  • El 88,4 % de los pacientes tratados con NEPA no tuvieron náuseas ni vómitos.
  • El 85 % de los pacientes tratados con Aloxi no tuvieron náuseas ni vómitos.

Los resultados de la fase tardía mostraron:

  • El 76,9 % de los pacientes tratados con NEPA no tuvieron náuseas ni vómitos.
  • El 69,5 % de los pacientes tratados con Aloxi no tuvieron náuseas ni vómitos.

El resultado global fue:

  • El 74,3 % de los pacientes tratados con NEPA no tuvieron náuseas ni vómitos.
  • El 66,6 % de los pacientes tratados con Aloxi no tuvieron náuseas ni vómitos.

La cantidad y gravedad de los efectos secundarios fueron similares en ambos grupos. Los efectos secundarios más comunes fueron dolor de cabeza y estreñimiento.

Los investigadores del segundo estudio mencionado arriba querían determinar si la combinación NEPA era mejor que una combinación de Aloxi y Emend (nombre genérico: aprepitant) tras múltiples ciclos de quimioterapia.

En este estudio, 413 pacientes con diagnóstico de cáncer que nunca antes habían sido sometidos a quimioterapia fueron asignados aleatoriamente en una proporción de 3:1 a uno de los siguientes tratamientos:

  • una sola dosis de NEPA más dexametasona el primer día de la quimioterapia
  • Aloxi y Emend más dexametasona los primeros tres días de la quimioterapia

Como en el primer estudio, el objetivo era que no hubiera náuseas ni vómitos.

Los pacientes incluidos en el estudio completaron 1.961 ciclos de quimioterapia:

  • El 75 % de los ciclos incluyó medicamentos quimioterapéuticos con un potencial moderado de causar náuseas y vómitos.
  • El 25 % de los ciclos incluyó medicamentos quimioterapéuticos con un alto potencial de causar náuseas y vómitos.

De 0 a 120 horas después del primer ciclo de quimioterapia:

  • El 81 % de los pacientes tratados con NEPA no tuvieron náuseas ni vómitos.
  • El 76 % de los pacientes tratados con Aloxi y Emend no tuvieron náuseas ni vómitos.

A medida que se completaban más ciclos de quimioterapia, los pacientes tratados con NEPA siguieron teniendo menos náuseas y vómitos que los pacientes tratados con Aloxi y Emend.

Al igual que en el primer estudio, la cantidad y gravedad de los efectos secundarios fueron similares en ambos grupos. Los efectos secundarios más comunes fueron dolor de cabeza y estreñimiento.

En el tercer estudio mencionado arriba, los investigadores querían determinar si una dosis determinada de netupitant en la combinación NEPA era más eficaz que otra.

Los investigadores asignaron aleatoriamente a 694 pacientes con diagnóstico de cáncer que nunca antes habían sido sometidos a quimioterapia a uno de cinco tratamientos:

  • NEPA con 100 mg de netupitant el primer día de la quimioterapia
  • NEPA con 200 mg de netupitant el primer día de la quimioterapia
  • NEPA con 300 mg de netupitant el primer día de la quimioterapia
  • 0,50 mg de Aloxi el primer día de la quimioterapia
  • Emend más Zofran (nombre genérico: ondansetrón) endovenoso durante 3 días

Todos los pacientes recibieron también dexametasona durante los primeros 4 días del ciclo de quimioterapia. Los medicamentos quimioterapéuticos que recibían los pacientes eran fármacos con un alto potencial de causar náuseas y vómitos. Al igual que en los otros dos estudios, el objetivo era que no hubiera náuseas ni vómitos.

De 0 a 120 horas después del primer ciclo de quimioterapia:

  • El 89,6 % de los pacientes tratados con NEPA con 300 mg de netupitant no tuvieron náuseas ni vómitos.
  • El 87,6 % de los pacientes tratados con NEPA con 200 mg de netupitant no tuvieron náuseas ni vómitos.
  • El 87,4 % de los pacientes tratados con NEPA con 100 mg de netupitant no tuvieron náuseas ni vómitos.
  • El 76,5 % de los pacientes tratados con Aloxi no tuvieron náuseas ni vómitos.
  • El 86,6 % de los pacientes tratados con Emend más Zofran no tuvieron náuseas ni vómitos.

Al igual que en los otros dos estudios, la cantidad y gravedad de los efectos secundarios fueron similares en los cinco grupos. Los efectos secundarios más comunes fueron dolor de cabeza e hipo.

Si bien todas las dosis de NEPA fueron más eficaces que el Aloxi solo, la combinación NEPA con 300 mg de netupitant ofreció los mayores beneficios.

NEPA es elaborado por Helsinn Group y Eisai Inc. La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos ha aceptado revisar la solicitud de autorización que las empresas han presentado para la nueva especialidad farmacéutica NEPA, pero aún no ha sido aprobada. Debido a que los resultados de estos tres estudios son tan alentadores, las empresas esperan que NEPA sea aprobado en breve.

Si tienes náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia, consulta con tu médico. Si bien NEPA no está disponible aún, existen otros medicamentos que pueden aliviar las náuseas. También puedes probar con estos consejos para tratar las náuseas:

  • Come pequeñas porciones de comida a lo largo del día, para no sentir saciedad demasiado pronto.
  • Consume alimentos secos que tienden a provocar menos malestar estomacal, como galletas saladas, tostadas y cereales.
  • No consumas alimentos grasosos que puedan caerte mal.
  • Permanece sentada después de comer, ya que acostarse después de las comidas puede afectar la digestión.
  • Enjuágate la boca antes y después de las comidas para eliminar cualquier sabor desagradable que pueda provocarte náuseas.
  • Pide que te cocinen o compra comida hecha a fin de evitar olores fuertes que puedan resultarte desagradables.
  • Considera la posibilidad de usar técnicas complementarias psicosomáticas, como la acupuntura, la relajación y la visualización, para reducir las náuseas.

Visita las páginas sobre Náuseas y Vómitos de Breastcancer.org para obtener consejos sobre cómo aliviar estos efectos secundarios.


Sr covid19 es sidebar v01
Volver al inicio