Únete

La ASCO confecciona nuevas directrices sobre los problemas que enfrentan los sobrevivientes de cáncer

Read this page in English

La Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) estableció nuevas directrices para tres problemas que suelen enfrentar los sobrevivientes de cáncer: fatiga, neuropatía y ansiedad y depresión.

Las tres directrices son las primeras de una serie de 18 directrices que ASCO planea publicar en relación con la atención de los sobrevivientes.

Las tres directrices fueron publicadas en línea el 14 de abril de 2014 por la revista científica Journal of Clinical Oncology.

La ASCO es una organización nacional de oncólogos y otros profesionales especializados en el tratamiento del cáncer. Las directrices de la ASCO brindan a los médicos recomendaciones para tratamientos y pruebas de estudio avalados por gran cantidad de investigaciones y experiencias fiables.

Neuropatía:
“Neuropatía” es el término general utilizado para designar el dolor y el adormecimiento causados por el daño a los nervios del sistema nervioso periférico. El sistema nervioso periférico lleva señales desde el cerebro y la médula espinal hacia las demás partes (“periféricas”) del cuerpo, como las manos y los pies.

Entre los pacientes con diagnóstico de cáncer de mama, la quimioterapia es la causa más común de neuropatía, por lo que suele denominarse neuropatía periférica inducida por quimioterapia. La neuropatía inducida por quimioterapia puede comenzar en cualquier momento una vez iniciado el tratamiento y puede empeorar a medida que este avanza. Por lo general, comienza en los dedos de los pies, pero también puede comprometer las piernas, los brazos y las manos.

El comité de directrices sobre neuropatía de la ASCO tuvo como copresidente a la Dra. Dawn Hershman de la Universidad de Columbia, quien también es miembro del Comité Profesional de Asesoría de Breastcancer.org. Las directrices indican que ningún estudio ha demostrado que haya algún medicamento capaz de prevenir la neuropatía inducida por quimioterapia.

Debido a que algunos medicamentos utilizados en la actualidad para tratar o prevenir la neuropatía pueden causar efectos secundarios o interferir con otros medicamentos oncológicos, las directrices recomiendan NO usar los siguientes medicamentos/suplementos para prevenir la neuropatía:

  • acetil-L-carnitina (ALC)
  • amifostina (nombres comerciales: Ethyol, Ethiofos)
  • amitriptilina (nombres comerciales: Amitid, Amitril, Elavil, Endep)
  • calcio/magnesio
  • dietilditiocarbamato (DDTC)
  • glutatión
  • nimodipino (nombres comerciales: Nimotop, Nymalize)
  • Org 2766
  • ácido holo-trans-retinoico (también llamado tretinoína) (nombre comercial: Vesanoid)
  • r-hLIF (factor inhibidor de la leucemia humano recombinante)
  • vitamina E

Las directrices señalan que si no hay evidencia científica que demuestre que estos medicamentos ayudan a tratar la neuropatía, es mejor no tomarlos.

El único tratamiento recomendado para la neuropatía inducida por quimioterapia es el antidepresivo Cymbalta (nombre genérico: duloxetina).

Si bien no había suficientes pruebas para que el comité recomendara los siguientes medicamentos para tratar la neuropatía, los expertos consideraron que podrían probarse en pacientes seleccionados:

  • antidepresivos tricíclicos, entre los que se incluyen Norpramin, Tofranil, Pamelor, Vivactil y Surmontil
  • gabapentina (nombres comerciales: Horizant, Neurontin)
  • un gel con baclofeno, amitriptilina y ketamina (también llamado gel BAK)

Fatiga:
La fatiga es difícil de explicar. Te sientes sin energía y siempre cansada, a pesar de no haber una causa específica, ya que no se debe a hacer diligencias durante el día, ni a entrenar ni a ningún otro esfuerzo. Cuando el cansancio se debe a un esfuerzo físico, después de dormir, sueles sentirte mejor al otro día. Con la fatiga, en cambio, te sientes cansada todo el día y pierdes interés en las personas y las cosas que normalmente te gustan. La fatiga es el efecto secundario más común del tratamiento del cáncer de mama. Algunos médicos calculan que 9 de cada 10 personas experimentan algún grado de fatiga durante el tratamiento, que puede prolongarse por meses aun después de finalizar el tratamiento.

Las directrices de la ASCO sobre fatiga establecen que:

  • Todos los pacientes con diagnóstico de cáncer deben realizarse estudios de detección de fatiga por lo menos una vez al año.
  • Toda persona que refiera fatiga moderada a grave debe realizarse una evaluación integral.
  • Deben atenderse todos los factores contribuyentes tratables, como por ejemplo el dolor, la depresión, los problemas para dormir, la falta de ejercicio, la dieta inadecuada, la anemia y los efectos secundarios del tratamiento.

Las directrices también mencionan que la fatiga se aborda mejor con tratamientos sin medicamentos, como por ejemplo con:

  • Actividad física: Los médicos deben alentar a todas las personas que sufren fatiga a hacer por lo menos 150 minutos de ejercicio moderado (caminata rápida, ciclismo, natación) por semana, con dos sesiones semanales más de ejercicios de fortalecimiento, a menos que estas sesiones estén contraindicadas por linfedema u otros problemas. Los sobrevivientes que tienen alto riesgo de lesiones por el ejercicio, como las personas con neuropatía o problemas cardíacos, deben ser derivados a un fisioterapeuta o especialista en actividad física.
  • Intervenciones psicosociales: Se ha demostrado que la psicoterapia cognitiva conductual y otros tipos de psicoterapia, como la terapia educativa o el psicoanálisis, alivian la fatiga en los sobrevivientes de cáncer. Los médicos deben derivar a los pacientes a terapeutas psicosociales que se especialicen en cáncer.
  • Intervenciones físico-mentales: Se comprobó que algunas terapias complementarias psicosomáticas basadas en la conciencia plena, como el yoga y la acupuntura, reducen la fatiga en los sobrevivientes del cáncer. Es necesario hacer más investigaciones antes de recomendar el tacto terapéutico, los masajes, la musicoterapia, la terapia de relajación, el reiki o el qigong. Los médicos deben derivar a los pacientes a profesionales con licencia o certificación especializados en cáncer.

Las directrices señalan que algunos estimulantes y otros medicamentos que aumentan la vigilia ayudan a aliviar la fatiga en casos graves o en personas que aún están recibiendo tratamiento contra el cáncer. Pero no hay demasiada evidencia científica que indique que estos medicamentos ayuden a tratar la fatiga en personas que han terminado el tratamiento contra el cáncer y son consideradas pacientes sin la enfermedad. Algunos estudios pequeños han analizado el uso de ciertos suplementos, como el ginseng y la vitamina D, para tratar la fatiga, pero los resultados son diversos y el comité considera que aún no puede recomendarlos.

Ansiedad y depresión:
La ansiedad es una sensación de temor o intranquilidad. La ansiedad leve forma parte de la vida cotidiana. Puedes sentirte ansiosa antes de rendir un examen o de asistir a una reunión laboral importante. La ansiedad leve desaparece una vez superada la situación que la causó. La ansiedad grave no desaparece y te impide relajarte.

Del mismo modo, la depresión no es tan solo sentirse desanimado o triste por unos días. Las sensaciones de depresión no desaparecen y pueden interferir en la vida cotidiana. Los siguientes pueden ser síntomas de depresión:

  • tristeza
  • pérdida de interés o placer en actividades que solías disfrutar
  • alteración del peso
  • dificultad para dormir o exceso de sueño
  • pérdida de energía
  • sentimiento de desvalorización, indefensión o desesperanza
  • pensamientos de muerte o suicidio

Las directrices de la ASCO sobre ansiedad y depresión son una adaptación de las recomendaciones de la Pan-Canadian Practice Guideline on Screening, Assessment, and Care of Psychosocial Distress (Depression, Anxiety) in Adults with Cancer (Directriz de la práctica pancanadiense sobre detección, evaluación y atención de la angustia psicososial [depresión, ansiedad] en adultos con cáncer), que fue elaborada por la Canadian Partnership Against Cancer (Sociedad Canadiense Contra el Cáncer) y la Canadian Association of Psychosocial Oncology (Asociación Canadiense de Oncología Psicosocial) en 2010.

Las directrices sobre ansiedad y depresión recomiendan:

  • Todas las personas con diagnóstico de cáncer deben realizarse periódicamente estudios de detección de depresión y ansiedad mientras reciben tratamiento y después de completarlo.
  • Los médicos deben evaluar la ansiedad y la depresión mediante pruebas establecidas y confiables.
  • A todas las personas con diagnóstico de cáncer se les deben ofrecer servicios de asistencia complementaria, como información sobre los factores generadores de estrés y técnicas de disminución del estrés.
  • A las personas con síntomas de ansiedad o depresión moderados a graves se les deben ofrecer tratamientos psicológico, psiquiátrico y psicosocial, entre los que se incluyen:
    • terapia cognitiva conductual
    • ejercicio estructurado
    • terapia de grupo
    • medicamentos, como antidepresivos
    • terapia de relajación aplicada
    • terapia para resolución de problemas
    • alguna combinación de los tratamientos anteriores

Si te han diagnosticado cáncer de mama y has finalizado el tratamiento, es fundamental que te concentres en lo que ahora es más importante: mantener la salud. Debes asegurarte de recibir atención permanente de calidad, tanto física como mental, y vivir la vida de la mejor manera.

Si tienes neuropatía, fatiga, ansiedad o depresión, o una combinación de más de una de estas afecciones, consulta a tu médico lo antes posible. No sufras en silencio. Según lo demuestran las nuevas directrices de la ASCO, existen tratamientos para ayudar a aliviar todas estas afecciones.

Haz un trato contigo misma: harás todo lo que esté a tu alcance para quererte, hablar por ti misma, cuidarte y obtener la mejor atención posible. Recuerda que TÚ eres única y mereces el mejor resultado posible, tanto física como emocionalmente.

Para obtener más información sobre cada una de estas afecciones, incluso las formas de manejarlas, visita las siguientes páginas de Breastcancer.org:


Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio