comscorePecho plano: elegir no hacerse una reconstrucción mamaria

Pecho plano: elegir no hacerse una reconstrucción mamaria

 

Si bien la mayoría de las mujeres se hacen algún tipo de reconstrucción mamaria, algunas no quieren realizarse más operaciones. Hay quienes no quieren lidiar con sostenes especiales, imanes o parches adhesivos que sostienen una prótesis. Esas mujeres eligen no realizarse una reconstrucción y no usan una prótesis mamaria casi nunca. Muchas pacientes y muchos médicos se refieren a esa decisión como “quedarse plana” o “vivir plana”.

Si te han extirpado una mama y la asimetría en el pecho te genera inseguridad, intenta no usar prótesis mamarias en casa. Luego intenta hacer lo mismo cuando salgas a comprar algo o a tomar un café. Probablemente la gente no note nada raro. Y, si alguien lo nota, no habrá mucha diferencia.

En un estudio de 2014 se descubrió que alrededor del 56 % de las mujeres se había sometido a la reconstrucción luego de la mastectomía. Eso significa que el 44 % de ellas decidió no realizarse ese procedimiento. Hay muchas razones por las que una mujer puede tomar esa decisión, entre ellas, las siguientes:

  • problemas de salud que descartan la posibilidad de realizar una o más cirugías reconstructivas

  • la necesidad de retomar rápidamente la rutina diaria

  • preocupaciones que tienen que ver con perder fuerza muscular en el caso de una reconstrucción autóloga o con colgajo (aunque hay que tener en cuenta que ahora existen procedimientos que evitan cortar músculos en la zona donante y que también está la opción de hacer una reconstrucción con implante)

  • preocupaciones que tienen que ver con los costos (en caso de no tener cobertura médica)

La decisión de hacerse o no una reconstrucción mamaria es muy personal. No existe una “decisión correcta universal” en lo que respecta a la mastectomía y la reconstrucción mamaria. Pero sí existe una decisión correcta para ti, para tus preferencias y para tu recuperación.

Algunas de las mujeres que no quieren realizarse una reconstrucción dicen que el médico dio por sentado que querrían una o que se sintieron presionadas por sus médicos o familiares para hacérsela.

Si sientes que el médico no está escuchándote con atención o que no toma en serio tu decisión de no hacerte una reconstrucción mamaria, consulta a otro cirujano para tener una segunda opinión. Dado que la decisión de hacerse o no hacerse una reconstrucción mamaria es muy personal, necesitas contar con un cirujano que te escuche de verdad y que te explique lo que sea necesario en términos que puedas entender. También es importante que conozcas todas las opciones de reconstrucción, especialmente si las que te presentaron inicialmente no te interesan. Una serie de estudios de la Sociedad Estadounidense de Cirujanos Plásticos (ASPS, por su sigla en inglés) demostraron que más del 70 % de las mujeres no están debidamente informadas sobre las opciones reconstructivas antes de realizarse una mastectomía.

Si te resulta complejo explicarles tu decisión a tus familiares o incluso a tu pareja, un terapeuta, un consejero o un trabajador social pueden darte consejos para ayudarte con esas conversaciones tan difíciles. Tu médico o el personal de enfermería seguramente podrán darte recomendaciones.

 

Recuperación y cuestiones estéticas

Recuperarse de una mastectomía sin reconstrucción suele ser más fácil que recuperarse de una mastectomía *con* reconstrucción. Si optas por una reconstrucción inmediata (una reconstrucción que se realiza al mismo tiempo que la mastectomía), el tiempo de recuperación será mayor que si no haces la reconstrucción. Según el tipo de procedimiento, puede que haya debilidad muscular y problemas de movilidad, aunque algunas de las nuevas técnicas de reconstrucción con colgajo minimizan el riesgo de esas complicaciones, ya que preservan la estructura muscular de la zona donante. Por lo general, la reconstrucción inmediata genera resultados estéticamente más agradables.

Si optas por la reconstrucción diferida (cirugía reconstructiva que se hace entre 6 y 12 meses después de la mastectomía), debería ser más fácil recuperarte de la mastectomía. Si optas por la reconstrucción con implante, el médico puede utilizar un expansor de tejido, un dispositivo que se usa para crear un bolsillo debajo de la piel, el lugar donde irá el implante. Si optas por una reconstrucción con colgajo, la piel que se extrae durante la mastectomía será reemplazada por la piel del colgajo (si la reconstrucción se realiza junto con la mastectomía, es posible que no sea necesario reemplazar la piel).

Hay ciertas consideraciones estéticas que debes tener en cuenta si no te harás una reconstrucción después de la mastectomía. Algunas mujeres, especialmente las que tienen mamas grandes, que tienen sobrepeso o son obesas, pueden tener colgajos de piel debajo del brazo llamados “orejas de perro”. Son bolsas de grasa que quedan luego de realizar la mastectomía. Además, si la incisión tiene un corte abrupto, es posible que un borde de piel o de grasa forme una protuberancia al final de la cicatriz o debajo de la incisión. La mayoría de las mujeres prefieren cicatrices planas, que dejen el pecho sin relieve.

Puede ser útil mostrarle al cirujano fotos de mujeres que se hicieron una mastectomía pero decidieron no hacerse una reconstrucción mamaria para que vea los resultados que te gustaría obtener. El sitio web BreastFree tiene fotografías de casos en los que no se realizó una reconstrucción luego de la mastectomía y se obtuvieron buenos resultados.

 

Preguntas que debes hacerle al cirujano

Si ya has decidido no hacerte una reconstrucción mamaria, estas son algunas preguntas que puedes hacerle al cirujano:

  • ¿Cuántas mujeres de las que ha atendido decidieron no hacerse una reconstrucción?

  • ¿Tiene fotos de mujeres que se hicieron la mastectomía y optaron por no hacerse una reconstrucción?

  • ¿Cómo se asegurará de que las cicatrices de la mastectomía queden planas?

  • ¿Cómo se asegurará de que no queden “orejas” o protuberancias?

  • ¿Qué resultados serían realistas en mi caso?

  • ¿Cómo se sentirá la zona del pecho al tacto?

  • ¿Tendré sensibilidad allí?

  • ¿Puede ponerme en contacto con otras mujeres que hayan decidido no hacerse una reconstrucción?

 

Sexualidad y la decisión de no hacer una reconstrucción mamaria

Tal vez te preguntes qué pasará con tu vida sexual si optas por no hacerte una reconstrucción luego de la mastectomía. Para muchas mujeres, las mamas son zonas erógenas importantes. Quizás te preocupe pensar que perder el pezón y parte de la sensibilidad en el pecho puede tener un impacto negativo en tu vida sexual. Quizás te preocupe no atraer a tu pareja porque tienes una sola mama o, en caso de que te realicen una mastectomía doble, ninguna.

¿Qué es lo que más les preocupa a las parejas de las pacientes diagnosticadas con cáncer de mama? A pesar de lo que puedas imaginar o temer, los estudios demuestran que la respuesta es simplemente la siguiente: que su ser querido esté con vida y se sienta bien. En comparación con esto, la pérdida o alteración de una mama casi no tiene importancia. Una opinión muy común es la siguiente: “No me importa qué te quiten, siempre y cuando pueda ver tu rostro”. La mayoría de las parejas comprensivas (tanto hombres como mujeres) consideran que sus amantes tienen muchas partes para amar y que son más que la suma de esas partes.

El sexo después de una mastectomía sin una reconstrucción mamaria puede ser igual de satisfactorio que antes de la cirugía. Pero tal vez necesites experimentar o cambiar ciertas cosas:

  • Si te gustaba usar ropa interior sensual antes de que te diagnosticaran cáncer de mama, puedes comprar ropa interior compatible con prótesis mamarias. Si prefieres no usar una prótesis, no tienes que hacerlo. El objetivo de usar ropa interior sensual es hacerte sentir especial y capaz de seducir.

  • Algunas mujeres dicen que usar una prótesis mamaria con un sostén deportivo las ayuda a recuperar la sensación de tener ambas mamas.

  • Otras dicen que, al perder uno o ambos pezones, tienen más sensibilidad en otras zonas erógenas, como en el cuello o el cuero cabelludo.

  • El tacto íntimo puede cambiar. Tu pareja y tú pueden tener incertidumbre respecto al tacto en el pecho y en tus cicatrices. A muchos les resulta útil hablar sobre el tipo de tacto con el que están cómodos antes de pasar a un plano de intimidad. Si no te genera incomodidad que te toquen en la zona de la cirugía pero a tu pareja sí, tal vez debas ser más asertiva: demuéstrale y explícale lo que quieres y lo que no quieres.

El sexo y la intimidad suceden paso a paso. Debes darte tiempo, amor y afecto. No dejes de reconocer tus méritos por el esfuerzo que has hecho y la valentía que has tenido.

 

Vestirse después de una mastectomía sin reconstrucción mamaria

Si te gusta la idea de conservar un pecho plano pero te preocupa la asimetría si usas ropa ajustada, elige prendas que no hagan del pecho el centro de atención. BreastFree tiene muchos consejos útiles, como los siguientes:

  • las telas con estampados cargados e irregulares que no son demasiado pequeños, como los estampados florales y de cachemira, hacen que la mirada no se centre en un solo lugar

  • los colores oscuros, especialmente el negro, disimulan la falta de sombra debajo de la sección plana del pecho

  • las camisas rígidas con bolsillos en el pecho disimulan la silueta

  • las chaquetas y los abrigos puestos sobre remeras ajustadas alejan la atención del pecho y esconden cualquier disparidad

  • las bufandas y los echarpes sirven para cubrir parte del pecho

  • en vez de usar escotes pronunciados, elige prendas que resalten otras partes del cuerpo, como cuellos altos con espalda descubierta o faldas (polleras) cortas o con una raja (tajo) que destaquen tus piernas

Si te preocupa no tener pezones, puedes comprar pezones removibles de poliuretano. Estos pezones se encuentran en posición semierecta y son muy similares a los pezones naturales en cuanto a textura y color. Para colocarte el pezón, debes humedecer la parte posterior y pegarlo, como una pequeña ventosa. Puedes colocarlo y quitarlo cuando desees.

 
Center for Restorative Breast Surgery

This information made possible in part through the generous support of www.BreastCenter.com.

— Se actualizó por última vez el 9 de febrero de 2022 20:33