Testimonios sobre hacer ejercicio

Read this page in English


“Me di cuenta de que realmente me gusta transpirar haciendo ejercicio”.

“En verdad me siento más dolorida cuando no hago ejercicio”.

"Estoy en la mitad del tratamiento de quimioterapia; ya terminé tres ciclos de FEC (fluorouracilo, epirubicina y ciclofosfamida) y comenzaré el martes las sesiones semanales de nueve ciclos de Taxol. Estoy corriendo a pesar de la quimioterapia, aunque distancias más cortas y a ritmo mucho más lento. Cuando corro tramos largos, la frecuencia cardíaca es la misma que cuando corría la carrera continua, antes de la quimioterapia, pero no me molesta para nada. Mientras pueda salir y correr, estoy feliz".
mightymon, 6 de enero de 2011, hilo de mensajes sobre correr.

"Aunque tengo linfedema, me encantan las clases de yoga y no las dejaría ni por todo el oro del mundo. No obstante, siempre uso una manga y un guante elásticos de compresión para el brazo y la mano, y evito las posturas como la del perro cabeza abajo. Logro la postura de la tabla bastante bien. Después de tener linfedema por tanto tiempo, he aprendido qué posturas me producirán la temida sensación de "peso" y las evito, pero hago todas las demás con entusiasmo".
NasFan, 24 de mayo de 2011, hilo de mensajes sobre qué se debe evitar en el yoga.

"Me gusta trotar y estoy en medio de la radioterapia. Hace dos semanas corrí una carrera de 10 millas (16 kilómetros). No corrí muy rápido, pero la terminé. Me hicieron una lumpectomía y estuve en quimioterapia, y corrí durante todo ese tiempo. Debo decir que correr durante la radioterapia es un poquito más difícil de lo que pensé. Estoy cansada y las piernas me pesan como plomo. Mi otro problema es que la transpiración daña las marcas de tinta: ya se borró una y tengo otra a punto de borrarse".
LoriR, 7 de septiembre de 2009, hilo de mensajes sobre correr durante la radiación.

"Hoy ya pasé la mitad de la terapia de radiación y salí a TROTAR 4 millas (más de 6 kilómetros). Reitero que se trata de trotar, porque mi esposo puede caminar a mi lado a la misma velocidad. De cualquier manera, salir y transpirar me hace bien, y no me importa qué distancia o a qué velocidad corro".
LoriR, 10 de septiembre de 2009, hilo de mensajes sobre correr durante la radioterapia.

"Tuve una cirugía bilateral con implantes y he estado haciendo la rutina de ejercicio P90X. Me encanta hacer ejercicios; soy entrenadora personal. El programa tiene muchos ejercicios para el pecho, con muchísimas variaciones de lagartijas. Hago pocas lagartijas y en algunos de los segmentos trabajo con otras partes del cuerpo. Hacer pesas para pecho en un banco de plano inclinado me resulta más cómodo que si estoy acostada de espaldas, lo que realmente me produce dolor; así que me quedo con el plano inclinado".
heroinme, 16 de julio de 2011, hilo de mensajes sobre P90X y tratamiento de mastectomía bilateral.

"No me gusta hacer ejercicio regularmente, pero me gusta caminar al aire libre. Una amiga me regaló un iPod con mis melodías favoritas. Me parece que puedo hacer ejercicio durante horas... ¡y a veces lo hago!"
DesignerMom, 7 de junio de 2011, hilo de mensajes sobre caminar 2011.

"Mientras estaba en tratamiento de quimioterapia y radiación, salía a caminar todos los días. Eso me ayudaba mucho a aliviar la fatiga. Aunque tengas que arrastrarte hasta la puerta, ¡sal a caminar! Valdrá la pena al final. Mientras me aplicaban radiación, también hacía los ejercicios para brazos todos los días. Detestaba la rigidez que sentía si no hacía ejercicios para la parte superior del cuerpo".
Heidihill, 24 de junio de 2011, hilo de mensajes sobre caminar 2011.

"Comencé a caminar durante los tratamientos con Taxol, cuando ya no soportaba el dolor. No importaba si estaba acostada o parada. Caminar me ayudó muchísimo. Realmente creo que con las caminatas logré aliviar la mayor parte del dolor que causa el Taxol. Todas las mañanas, 6 días por semana, salgo con mi perro y camino 4,5 millas (7 kilómetros). Por lo general, el domingo es mi día de descanso. Camino las 4,5 millas en alrededor de 1 hora y 5 minutos, así que lo hago razonablemente rápido. Mi esposo no puede seguirme el ritmo".
mks16, 24 de junio de 2011, hilo de mensajes sobre caminar 2011.

"Soy una caminadora incansable, que comenzó a caminar hace unos dos años y medio, justo después de terminar la radioterapia. Comencé de a poco, primero una milla (1,6 kilómetros), luego dos (3,2 kilómetros), y ahora camino entre 3,5 (5,6 kilómetros) y 6 millas (casi 10 kilómetros) según el clima y la cantidad de tiempo que tenga. Camino aproximadamente 4 millas por hora (6,5 kilómetros por hora), así que si tengo una hora y media, y no hace mucho calor, puedo caminar 6 millas. Algo que me ayudó a comenzar fue un podómetro, porque me permitió darme cuenta de que no llegaría a hacer los 10 000 pasos por día recomendados si no agregaba más caminatas para lograrlo. También me facilitó hacer el seguimiento de mi progreso diario y del total semanal".
dlb823, 1 de julio de 2011, hilo de mensajes sobre caminar, 2011.

Todas las citas anteriores provienen del foro Fitness and Getting Back in Shape (Mantenerse y volver a estar en forma) (en inglés).

"Hace 19 días que me hicieron una mastectomía doble y en 13 meses tuve un segundo cáncer primario, así que opté por no hacerme la reconstrucción mamaria. He estado haciendo los ejercicios indicados y veo progreso, aunque, por cierto, no tanto ni tan rápidamente como me gustaría. Paso a paso, paso a paso. Necesito más práctica para tenerme más paciencia. Retomar mis estiramientos matinales habituales (con modificaciones para determinadas zonas) fue una enorme ayuda para mantenerme bien flexible, y me hace sentir MUY BIEN".
JBinOK, 8 de febrero de 2011, hilo de mensajes de enero de 2011 sobre chicas: comienzo de los ejercicios postoperatorios, en el foro Surgery – Before During and After (Cirugía: antes, durante y después).

"El programa Pals for Life" (compañeros para toda la vida) ha sido esencial para ayudarme a aumentar la fuerza y la amplitud de movimiento en el brazo afectado. Mejoró mi grado de energía, como también mi resistencia cardiovascular y la fortaleza abdominal. El programa me cambió la vida: me puso en movimiento de nuevo. Estoy agradecida por sentirme bien de salud y por mi bienestar general. Con solo saber que puedo levantar más de cinco libras (más de dos kilos) con el brazo afectado, me siento gratificada".
Wanda

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio