Tomarse tiempo de descanso del trabajo para el tratamiento

Read this page in English


Algunas personas deciden tomarse un descanso de sus trabajos para poder concentrarse mejor en el tratamiento del cáncer de mama. Las finanzas pueden convertirse en una preocupación. Sin embargo, existen maneras de tomarse el tiempo de descanso necesario, y a la vez conservar el trabajo y la seguridad financiera.

  • Los programas para discapacidades a corto plazo y a largo plazo suministran un porcentaje de los ingresos en caso de una lesión o enfermedad que te impidan trabajar. El estado o los empleadores pueden conceder la discapacidad a corto plazo por un período determinado, en general entre 3 y 6 meses. Cuando finaliza el período de discapacidad a corto plazo, el gobierno federal o tu empleador puede aprobar la discapacidad a largo plazo. La discapacidad a largo plazo es para empleados que piensan faltar a su trabajo por un período prolongado o indefinidamente. Si tu empresa no incluye un plan de discapacidad a corto plazo como parte del paquete de beneficios, puedes adquirir una póliza de seguro por discapacidad mediante un agente de seguros o asesor financiero. Habla con el departamento de recursos humanos sobre lo que ofrece tu empresa y averigua si reúnes los requisitos.
  • Ley de Licencia Familiar y Médica (FMLA) (en inglés) permite que te tomes una licencia sin goce de sueldo de hasta 12 semanas para curarte de una afección de salud grave, mientras conservas todos los beneficios que tengas y mantienes tu puesto en la empresa. Sin embargo, la ley FMLA solo cubre a empresas que tengan 50 empleados o más. Además, debes ser empleado de tiempo completo y haber trabajado en la empresa al menos un año.

Si planeas tomarte licencia del trabajo, hay algunas cosas que puedes intentar hacer para que tu regreso sea un poco más fácil. Habla con tu supervisor sobre el hecho de que tus compañeros de trabajo se encarguen de parte de tus tareas. Uno de tus compañeros de trabajo incluso podría actuar como persona “encargada”, y responder preguntas o tomar decisiones por ti en tu ausencia. Un sistema de clasificación de archivos fácil de usar, como la codificación por colores, podría ser útil para otras personas que necesitan buscar papeles importantes.

Tras tomarte tiempo de descanso del trabajo, piensa si el horario que tenías seguirá funcionando para ti o si será necesario realizar cambios. ¿Deseas volver de golpe a trabajar a tiempo completo? ¿O deseas tomártelo con calma y facilitar el proceso con un horario de trabajo a tiempo parcial? Habla con tu supervisor sobre todo cambio que necesites realizar en tus horas de trabajo a medida que te recuperas. Si trabajar tiempo completo es difícil, pero necesitas hacerlo para conservar tu seguro de salud, habla con tu jefe sobre tomar descansos o hacer pausas durante la jornada laboral, a medida que te recuperas del tratamiento.

Para algunas personas, regresar al trabajo puede ser un ajuste mayor que el que esperaban. Existen cosas que puedes probar para que la transición sea un poco más fácil. Considera la posibilidad de hacer tu espacio de trabajo un poco más cómodo. Podrías hacer lo siguiente:

  • Si tienes una oficina o área personal, cuelga algunas imágenes o citas inspiradoras.
  • Decora con fotografías de familiares y amigos, y lleva plantas vivas para generar una sensación más cómoda y “hogareña”.
  • Intenta practicar técnicas de relajación, como realizar respiraciones lentas y profundas, o usar imaginación guiada o técnicas de visualización.
  • Escucha música tranquilizante o CD de meditación, si tienes un reproductor de CD en el trabajo. Si sientes que te pones nerviosa en el trabajo, tal vez los sonidos de meditación tengan un efecto calmante para ti.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio