Riesgos de la cirugía

Read this page in English


Es importante recordar que las técnicas usadas en cirugías de cáncer de mama han mejorado considerablemente en los últimos años. Pero, como probablemente sabes, todo tipo de cirugía (desde una amigdalectomía hasta una cirugía a corazón abierto) implica ciertos riesgos. A continuación, se describen algunos de los riesgos y las complicaciones asociados con una cirugía de cáncer de mama y su tratamiento.

  • Las infecciones de la herida tras la cirugía generalmente se tratan con antibióticos.
  • Aunque infrecuentes, los problemas relacionados con la cicatrización comprenden hematomas (la acumulación de sangre en la herida) y seromas (la acumulación de líquido transparente en la herida). En ciertas ocasiones, los hematomas y seromas se curan sin tratamiento. De no ser así, los dos problemas responden rápidamente al tratamiento con drenado quirúrgico.
  • La hemorragia excesiva durante la cirugía o después de esta es poco común. Si te realizarán una cirugía más amplia, como una mastectomía doble o una reconstrucción, puedes considerar donar sangre antes de la intervención.
  • Siempre que se administra anestesia general, hay cierto riesgo de desarrollar afecciones cardíacas y respiratorias, además de posibles reacciones a la anestesia. Asimismo, existe el riesgo extremadamente raro de muerte: el promedio es de una muerte cada 200.000 casos.
  • Algunas veces, después de la cirugía, el líquido linfático drena con mayor dificultad desde el brazo. Esto puede causar una inflamación que se denomina linfedema. Hay varias formas de prevenir y tratar el linfedema.
  • La cirugía reconstructiva implica ciertos riesgos propios de este tipo de procedimiento. Si lo deseas, puedes obtener más información sobre los riesgos asociados con una reconstrucción * .

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio