comscoreVitamina C

Vitamina C

La vitamina C se utiliza para prevenir problemas cardiovasculares, como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, la degeneración del cartílago articular (artrosis) y los trastornos oculares.
 

También se conoce como: ácido ascórbico.

Usos posibles: La vitamina C se utiliza para prevenir problemas cardiovasculares, como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, la degeneración del cartílago articular (artrosis) y los trastornos oculares, como las cataratas y la degeneración macular. La vitamina C puede ayudar a reducir la duración o la gravedad de los resfríos en algunas personas. También es posible que cumpla una función en la reducción del riesgo de tener ciertas formas de cáncer, como cáncer de pulmón y cáncer del tubo digestivo y gastrointestinal.

Dosis habitual: El consumo mínimo recomendado de vitamina C es de 75 mg por día para las mujeres y de 90 mg por día para los hombres. Las personas que fuman deben consumir 35 mg adicionales por día. Entre 250 mg y 1000 mg por día se considera una dosificación razonable. Puede provenir de los alimentos o de los suplementos de vitamina C.

¿Existen riesgos? Las dosis muy altas de vitamina C (más de 2.000 mg por día) pueden provocar efectos secundarios tales como diarrea, gases y malestar estomacal. Entre otros riesgos se encuentran la insuficiencia renal y el exceso de hierro en la sangre. La vitamina C puede interferir con la acción de anticoagulantes tales como el Coumadin (nombre genérico: warfarina). Existe cierta preocupación con respecto a la posibilidad de que las dosis elevadas de vitamina C reduzcan la eficacia de algunos tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia y la radiación.

¿Qué muestran las investigaciones? Si bien algunos estudios han determinado que las mujeres que consumen mayores cantidades de vitamina C presentan menor riesgo de tener cáncer de mama, en general, no se ha demostrado una conexión concreta. En una revisión reciente de 38 estudios sobre la vitamina C y el cáncer, se concluyó, en general, que la vitamina C no puede tratar ni prevenir el cáncer. Sin embargo, algunos estudios demostraron una conexión entre el consumo de alimentos ricos en vitamina C, como frutas y verduras, y un menor riesgo de tener cáncer de mama y otras formas de cáncer. Actualmente se está investigando si la vitamina C administrada por vía intravenosa, en lugar de oral, podría ser útil para el tratamiento del cáncer.

— Se actualizó por última vez el 29 de junio de 2022 15:09