Las mamografías tridimensionales (3D) reducen el riesgo de enfermedad en estadio avanzado en mujeres con mamas extremadamente densas y riesgo alto de padecer cáncer de mama

Las mamografías tridimensionales (3D) reducen el riesgo de enfermedad en estadio avanzado en mujeres con mamas extremadamente densas y riesgo alto de padecer cáncer de mama

En mujeres con mamas extremadamente densas y riesgo alto de padecer cáncer de mama, las mamografías tridimensionales (3D) de detección en lugar de las mamografías digitales bidimensionales (2D) se vincularon a una reducción del riesgo de enfermedad en estadio avanzado.
16 jun 2022.
 

Según un estudio en mujeres con mamas extremadamente densas y riesgo alto de padecer cáncer de mama, las mamografías 3D de detección en lugar de las mamografías digitales 2D se vincularon a una reducción del riesgo de enfermedad en estadio avanzado.

La investigación se publicó el 14 de junio de 2022 en The Journal of the American Medical Association (Revista de la Asociación Médica Estadounidense), conocida por su sigla en inglés JAMA. Puedes leer el resumen disponible en inglés de “Association of Screening With Digital Breast Tomosynthesis vs Digital Mammography With Risk of Interval Invasive and Advanced Breast Cancer” (Asociación de las pruebas de detección con tomosíntesis digital de mama frente a mamografía digital con el riesgo de cáncer de mama avanzado, invasivo y de intervalo).

 

Acerca de las mamografías 3D

La mamografía 3D (también llamada “tomosíntesis digital de mama”, “tomosíntesis digital” o solo “tomosíntesis”) genera una imagen tridimensional de la mama por medio de rayos X. Se toman varias imágenes desde diferentes ángulos de la mama para generar la imagen tridimensional.

Una mamografía tradicional genera una imagen bidimensional de la mama a partir de dos imágenes radiográficas de cada mama.

En 2011, la mamografía 3D fue aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, sigla en inglés) de los Estados Unidos y, más adelante, se convirtió en el estándar de atención para la detección del cáncer de mama. Aun así, es posible que la mamografía 3D no esté disponible en todos los hospitales y centros de mamografías.

Para comenzar a ofrecer mamografías 3D, los centros deben comprar nuevos mamógrafos o actualizar sus equipos existentes para que puedan ofrecer imágenes tridimensionales. No todos los centros pudieron hacer el cambio a las mamografías 3D debido a los grandes costos iniciales de los equipos. En otros casos, los centros que tienen acuerdos de alquiler de equipos para mamografía 2D deben esperar a que esos acuerdos finalicen antes de poder hacer el cambio.

Según las estadísticas de la FDA del 1 de junio de 2022, cerca del 83 % de los centros de diagnóstico estadounidenses ahora ofrecen mamografías 3D en, al menos, uno de sus locales, pero en realidad menos de la mitad de todos los centros acreditados tienen la capacidad de ofrecer imágenes tridimensionales.

 

¿Qué es la densidad mamaria y cómo se mide?

En comparación con las mamas que no son densas, las que sí lo son tienen menos tejido adiposo y más tejido glandular, que produce y drena leche, y más tejido de soporte (también llamado “estroma”) que rodea la glándula.

Un modo de medir la densidad mamaria es evaluar el espesor del tejido mediante una mamografía. El sistema de base de datos e informes de imágenes mamarias (BI-RADS, por su sigla en inglés), que informa los hallazgos de las mamografías, también incluye información sobre densidad mamaria. El sistema BI-RADS clasifica la densidad mamaria en cuatro grupos:

  • predominantemente adiposa

  • densidad dispersa

  • densidad uniforme

  • extremadamente densa

Según la investigación, las mamas densas tienen las siguientes características:

  • pueden duplicar las probabilidades de desarrollar cáncer en comparación con las mamas que no son densas

  • pueden dificultar la detección del cáncer de mama en las mamografías, porque el cáncer de mama (que se ve blanco, como el tejido glandular mamario) es más fácil de detectar en una mamografía cuando está rodeado de tejido adiposo (que se ve oscuro)

Se considera que casi la mitad de las mujeres mayores de 40 años en los Estados Unidos tiene mamas densas.

 

Acerca del estudio

En este estudio, el equipo de investigación quería saber si las mamografías de detección en 3D podían reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama invasivo, de intervalo y en estadio avanzado en mujeres con mamas densas.

Los casos de cáncer de mama de intervalo son los que se descubren entre las mamografías regulares de detección.

El equipo de investigación analizó los resultados de 1.379.089 mamografías de detección realizadas en 504.427 mujeres.

Las mujeres tenían entre 40 y 79 años, y no tenían antecedentes de cáncer de mama. Se sometieron a una mamografía 3D, una mamografía digital 2D o a ambas entre enero de 2011 y diciembre de 2018.

En general:

  • 308.141 mujeres se sometieron a mamografías digitales 2D solamente, con un promedio de 2,2 mamografías por mujer

  • 56.939 mujeres se sometieron a mamografías 3D solamente, con un promedio de 1,6 mamografías por mujer

  • 139.347 mujeres se sometieron a mamografías digitales 2D y 3D, con un promedio de 2,3 mamografías 2D por mujer y 2 mamografías 3D por mujer

Las mujeres que se sometieron a mamografías 3D tenían más probabilidades de lo siguiente:

  • ser de raza blanca

  • tener antecedentes familiares directos de cáncer de mama (madre, hermana, hija)

  • haberse sometido a una biopsia mamaria en el pasado

  • tener un riesgo mayor que el promedio de padecer cáncer de mama

En términos generales, el 3,6 % de las mujeres tenían mamas extremadamente densas y un riesgo muy alto de padecer cáncer de mama.

Los resultados mostraron que los índices de cáncer de mama de intervalo eran iguales entre las mujeres que se realizaron mamografías 2D y las que se realizaron mamografías 3D, independientemente de la densidad mamaria.

Entre las mujeres con mamas extremadamente densas y riesgo alto de desarrollar cáncer de mama, aquellas que se sometieron a pruebas de detección con mamografías 3D presentaron un riesgo más bajo de cáncer de mama en estadio avanzado que las que se realizaron mamografías digitales 2D.

“Los hallazgos de este estudio sugieren que, para los centros que ofrecen mamografías [3D] y mamografías digitales, asignarles prioridad a las mujeres con mamas extremadamente densas y riesgo alto en la realización de [mamografías 3D] puede ser lo correcto desde el punto de vista clínico”, explicó el equipo de investigación.

 

Qué significa esto para ti

Si tienes mamas extremadamente densas y riesgo alto de padecer cáncer de mama, este estudio aporta información importante. Si no sabes con seguridad si el centro de diagnóstico al que asistes ofrece mamografías 3D, puede ser recomendable llamar y preguntar antes de programar una cita. Si el centro no ofrece mamografías 3D, deberías considerar pedirle al médico que te recomiende un centro donde sí lo hacen.

En algunos estados, como Washington, hay leyes que les impiden a los centros cobrar más por realizar mamografías 3D de lo que cobran por las mamografías 2D. Así que, incluso si tu plan de seguro no las cubre, puedes realizarte una mamografía 3D por el costo de una 2D, que es gratuita en casi todos los estados. En otros estados, como Nueva Jersey y Pensilvania, hay leyes que obligan a las compañías de seguro médico a cubrir las mamografías 3D sin costo para las mujeres,

pero es buena idea llamar al proveedor de seguro de salud y preguntar si tu plan cubre las mamografías 3D. Tanto Medicare como Medicaid ahora cubren las mamografías 3D.

Si no sabes cuánto deberías paga por una mamografía 3D, si no es gratis, llama al centro y pregunta.

Redacción: Jamie DePolo, editora sénior

— Se actualizó por última vez el 5 de agosto de 2022 19:40

Revisado por 1 adviser médicos
 
Brian Wojciechowski, MD
Sistema de salud Crozer Health, área de Filadelfia, PA
Conoce más sobre el Comité de Asesoría
Comparte tus comentarios
Ayúdanos a saber cómo podemos mejorar la cobertura de noticias de investigación.