Alteraciones del peso

Read this page in English


El impacto del diagnóstico de cáncer de mama, la perturbación de tu vida, sobrellevar y superar el tratamiento, la tensión de las relaciones laborales y familiares, el estrés financiero y la menor actividad física, todo puede contribuir a aumentar o perder peso durante el tratamiento. Si bien lo más común es aumentar de peso durante y después del tratamiento, algunas personas pierden peso.

Aumentar o perder algunas libras es normal, pero una alteración considerable, digamos del 5% al 10% del peso corporal total, puede afectar a tu salud.

Tratamientos del cáncer de mama asociados al aumento o la pérdida de peso:

  • quimioterapia
  • hormonoterapia:
    • Arimidex (nombre genérico: anastrozol) 
    • Aromasin (nombre genérico: exemestano)
    • Femara (nombre genérico: letrozol)
    • tamoxifeno
    • Evista (nombre genérico: raloxifeno)
    • Fareston (nombre genérico: toremifeno)
    • Faslodex (nombre genérico: fulvestrant)
  • Avastin (nombre genérico: bevacizumab), una terapia dirigida

Otros medicamentos que posiblemente tomes durante el tratamiento, entre ellos los medicamentos para el dolor, anticonvulsivos, bifosfonatos (medicamentos para fortalecer los huesos) y los esteroides, también pueden contribuir al aumento o la pérdida de peso.

Cómo tratar las alteraciones del peso

Si estás preocupada por haber aumentado o perdido demasiado peso, habla con tu médico. Juntos pueden encontrar un peso saludable para ti y elaborar un plan de alimentación y ejercicio que te ayuden a alcanzarlo. Quizá también puedas hablar con un nutricionista diplomado, si quieres tener información más detallada sobre la alimentación durante el tratamiento del cáncer de mama. Puedes obtener una lista de nutricionistas que tengan tu mismo código postal en el sitio web de la American Dietetic Association* .

Cómo tratar el aumento de peso

  • Sigue una dieta saludable rica en frutas, vegetales y cereales integrales.
  • Restringe el consumo de grasas saturadas, sal, azúcar y alcohol para reducir la cantidad de calorías.
  • Ponte en movimiento . En la actualidad, el ejercicio se considera una parte tan importante de la vida cotidiana, que fue añadido a la guía de alimentación saludable del gobierno de los EE. UU. Ponte el objetivo de tres a cinco horas semanales de ejercicio moderado (caminar a paso normal).

Visita las páginas de Breastcancer.org Comer para bajar de peso después del tratamiento* en la sección de Nutrición, para obtener más recomendaciones.

Cómo tratar la pérdida de peso

  • Intenta ingerir pequeñas raciones de comida o comidas ligeras cada una hora, para asegurarte de obtener suficientes calorías.
  • Merienda con alimentos ricos en proteínas pero de bajo contenido de grasa, como yogur y queso blanco, carne magra, pescado y lentejas.
  • Usa leche descremada en algunas recetas en lugar de agua.

Visita las páginas de Breastcancer.org Comer para mantener el peso corporal* en la sección de Nutrición, para obtener más recomendaciones.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio