Malestar en la axila

Read this page in English


El malestar en la axila, incluso el dolor, la hinchazón y la sensación de mayor volumen o insensibilidad, pueden ocurrir después de las cirugías para tratar el cáncer de mama:

  • lumpectomía
  • mastectomía
  • extirpación de ganglios linfáticos

Es posible que se corten algunos de los nervios de la axila durante la cirugía, lo que puede causar insensibilidad. Si tu cirujano tuvo que quitar algo de tejido bajo la superficie de la piel, quizá sientas hinchazón y sensibilidad en la zona.

La piel de la axila está cerca de la mama, de manera que puede estar irritada y dolorida durante el tratamiento de radiación. Además de la radiación, el roce de tu brazo sobre la piel hacia adelante y atrás, junto con la transpiración y el vello de la zona, pueden hacer que esta área esté más irritada que la de la mama.

Cómo tratar el malestar en la axila

  • Utiliza maicena en lugar de desodorante o antitranspirante para disminuir la fricción de tu brazo sobre la piel. Para facilitar la aplicación, pon un poco de maicena dentro de un calcetín fino o largo y anúdale el extremo. Presiona suavemente el calcetín contra la piel.
  • Evita jabones, antitranspirantes y desodorantes fuertes.
  • No te afeites la axila durante la terapia de radiación.
  • Usa ropa holgada e intenta conservar tu brazo apartado de tu cuerpo cuanto puedas.
  • Intenta aplicar loción/gel de aloe vera o crema con hidrocortisona si la piel de la axila se ve rosada e irritada.
  • Usa agua templada en lugar de caliente cuando te duches.

La axila debería mejorar después de recuperarte de la cirugía y de concluir la terapia de radiación. Si no sientes ningún alivio, habla con tu médico sobre alguna crema con esteroides más fuerte u otras medidas que puedas tomar.

Cuando comiences a afeitarte la axila de nuevo, quizá te convenga usar una afeitadora eléctrica para disminuir el riesgo de rasguños y cortes.

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio