Osteonecrosis mandibular

Read this page in English


La osteonecrosis mandibular es una patología poco frecuente pero grave, en la que las células de la mandíbula comienzan a morir.

Los bifosfonatos, medicamentos que se usan para fortalecer los huesos, pueden causar osteonecrosis mandibular:

  • Fosamax (nombre genérico: alendronato sódico)
  • Actonel (nombre genérico: risedronato)
  • Boniva (nombre genérico: ibandronato)
  • Aredia (nombre genérico: pamidronato disódico)
  • Zometa (nombre genérico: ácido zoledrónico)
  • Bonefos (nombre genérico: clodronato)

Los investigadores creen que la osteonecrosis mandibular puede ocurrir porque los bifosfonatos detienen la reparación que el cuerpo realiza sobre el daño microscópico en la mandíbula debido a tratamientos dentales de rutina o el uso y desgaste diarios. Pero aún no está claro por qué les sucede a algunas personas y a otras no.

Debido a que algunos tratamientos del cáncer de mama pueden provocar pérdida ósea, a muchas mujeres tratadas por el cáncer de mama también se les administra bifosfonato.

Los siguientes son síntomas de osteonecrosis mandibular:

  • dolor, inflamación, enrojecimiento u otros indicios de infección en las encías
  • encías o cavidades que no sanan después de tratamientos dentales
  • dientes flojos
  • adormecimiento o sensación de pesadez en la mandíbula
  • drenaje
  • hueso expuesto

Cómo tratar la osteonecrosis mandibular

La osteonecrosis mandibular suele tratarse con antibióticos, enjuagues bucales y aparatos bucales extraíbles (retenedores).

Dado que la osteonecrosis mandibular es poco frecuente, los médicos no pueden pronosticar quién la presentará. Si estás en tratamiento con bifosfonatos, infórmale de inmediato a tu odontólogo. Algunos tratamientos odontológicos, como una extracción o un tratamiento de conducto, pueden empeorar la osteonecrosis. Tú y tu odontólogo pueden planificar un tratamiento dental que mantenga tus dientes sanos y minimice el riesgo de tener osteonecrosis mandibular.

Recomendaciones para reducir al mínimo el riesgo de osteonecrosis mandibular:

  • Planifica un examen dental y una limpieza antes del tratamiento de cáncer de mama. Infórmale a tu odontólogo que estás por comenzar el tratamiento y analiza con él la posibilidad de planificar controles odontológicos periódicos durante el tratamiento.
  • Infórmale a tu oncólogo de cualquier tratamiento odontológico que tengas planeado, como extracciones o inserción de implante dental, antes de comenzar el tratamiento de cáncer de mama.
  • Pídele a tu odontólogo que revise y ajuste tus prótesis dentales en la medida en que sea necesario durante el tratamiento.
  • Infórmales al odontólogo y al oncólogo en caso de que te sangren las encías o tengas dolor o indicios de infección en la boca o de que tengas cualquier sensación extraña en los dientes o las encías.
  • Mantén una excelente higiene bucal (cepillo e hilo dental después de cada comida) para reducir el riesgo de infección.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio