Trastornos hepáticos (hepatotoxicidad)

Read this page in English


Situado en la parte superior del abdomen, el hígado desempeña diversas funciones, como convertir el alimento en energía y filtrar toxinas del organismo. El hígado elabora bilis, un compuesto que ayuda a la digestión. Cuando el hígado resulta dañado por sustancias químicas (como las de algunos medicamentos para tratar el cáncer de mama), se le llama hepatotoxicidad. El daño hepático es grave pero tratable.

Los siguientes son algunos indicios de trastornos hepáticos:

  • fatiga
  • inflamación o dolor abdominal
  • tono amarillento en ojos y piel (ictericia)
  • heces de color claro
  • inflamación de piernas, pies o tobillos
  • sensación de hinchazón

Informa de inmediato a tu médico si tienes algún síntoma de trastorno hepático.

Algunos tratamientos del cáncer de mama pueden afectar al funcionamiento del hígado:

  • quimioterapia
  • tamoxifeno, una hormonoterapia

Algunos medicamentos para aliviar el dolor y antiinflamatorios pueden causar trastornos hepáticos si se toman durante mucho tiempo o con alcohol. Estos medicamentos incluyen acetaminofeno (una marca comercial: Tylenol), aspirina, naproxeno (una marca comercial: Naprosyn) y Relafen (nombre genérico: nabumetona), al igual que los esteroides.

Si tú sabes que tienes trastornos hepáticos:

  • Infórmale a tu médico sobre todos los medicamentos y suplementos que tomas, incluso cualquier medicamento de venta libre, suplemento de hierbas y vitaminas.
  • No tomes aspirina ni acetaminofeno (una marca comercial: Tylenol) o productos con aspirina o acetaminofeno, a menos que tu médico diga que puedes hacerlo.
  • Infórmale a tu médico si tienes antecedentes de diabetes, afecciones renales o cardíacas.
  • Haz todo lo que puedas para reducir al mínimo el riesgo de hemorragia, ya que el daño hepático puede hacer que sangres con mayor facilidad. Intenta usar una afeitadora eléctrica para evitar rasguños y cortes. Compra un cepillo suave para reducir el sangrado de encías.
  • Evita el alcohol: puede dañarte aún más el hígado.

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio