Trastornos oculares y de la vista

Read this page in English


Aunque no se trate de un efecto secundario frecuente, el tratamiento del cáncer de mama puede afectar a los ojos, incluso a la visión.

Los trastornos oculares pueden incluir:

  • enrojecimiento, picazón o sequedad ocular (xeroftalmia)
  • ojos llorosos
  • conjuntivitis
  • visión borrosa o doble
  • ver puntos oscuros

Tratamientos del cáncer de mama que pueden ocasionar trastornos oculares:

  • quimioterapia
  • tamoxifeno, una hormonoterapia
  • Fareston (nombre genérico: toremifeno), una hormonoterapia
  • Aromasin (nombre genérico: exemestano), una hormonoterapia
  • Avastin (nombre genérico: bevacizumab), una terapia dirigida
  • Zometa (nombre genérico: ácido zoledrónico) y Reclast (distinta formulación del ácido zoledrónico), medicamentos para fortalecer los huesos conocidos como bifosfonatos

Algunos medicamentos para el dolor también pueden causar trastornos oculares.

Cómo tratar los trastornos oculares

Si tienes trastornos de visión, pueden ser indicio de una afección médica más grave. Llama de inmediato a tu médico si notas que tienes problemas para ver o si tu visión cambia.

Si tienes los ojos secos, rojos o con picazón:

  • Intenta parpadear frecuentemente, en especial si pasas mucho tiempo mirando el monitor de una computadora. Esto puede ayudarte a lubricar los ojos.
  • Consulta con tu médico si las lágrimas artificiales o el colirio podrían ayudarte a aliviar los ojos.
  • Piensa en la posibilidad de usar anteojos en lugar de lentes de contacto: dejar las lentes de contacto puede ayudarte a aliviar la irritación ocular.

Para disminuir el riesgo de tener conjuntivitis u otra infección ocular:

  • Evita frotarte los ojos: puedes propagar gérmenes dentro del ojo o empeorar la irritación.
  • Lávate las manos antes de tocarte los ojos.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio