comscoreCirugía de reconstrucción del pezón y tatuajes de pezones

Cirugía de reconstrucción del pezón y tatuajes de pezones

Si te extirparon uno o ambos pezones cuando te sometiste a la mastectomía, en la mayoría de los casos puedes elegir realizarte una cirugía, tatuarte o ambas opciones para recrear el pezón y la areola.
 

Si te extirparon uno o ambos pezones cuando te sometiste a la mastectomía, en la mayoría de los casos puedes elegir realizarte una cirugía, tatuarte o ambas opciones para recrear el pezón y la areola (la zona oscura en torno al pezón). Algunas personas consideran que el tener sus pezones reconstruidos o tatuados es un importante paso final en el proceso de reconstrucción mamaria. Otras no. La decisión depende por completo de ti y puedes tomarte tu tiempo para decidirlo.

Por lo general, los cirujanos plásticos recomiendan esperar al menos cuatro meses después de la cirugía de reconstrucción mamaria para someterte a una reconstrucción del pezón o tatuarte el pezón. Esto les dará tiempo a las mamas a que cicatricen y se asienten en una posición definitiva. También es mejor esperar hasta que estés a gusto por completo con el resultado de la reconstrucción.

No sucede casi nunca, pero algunos cirujanos pueden ofrecerte la opción de realizarte la reconstrucción del pezón como parte de la cirugía de reconstrucción mamaria (en lugar de hacerla en una cirugía aparte). Esto en general no se recomienda, ya que puede dar como resultado un mal posicionamiento de los nuevos pezones.

Compara las opciones:

La cirugía de reconstrucción del pezón es por lo general un procedimiento que se realiza de forma ambulatoria en el que se utiliza piel de la zona de la mama donde se ubicará el pezón para crear un nuevo pezón. Después, se puede tatuar el pezón reconstruido para añadirle color y crear la areola.

La ventaja principal de tener el pezón reconstruido por medio de la cirugía es que sobresaldrán de la mama. Y algunas mujeres sienten que esto crea un aspecto más natural.

Las desventajas son que implica someterte a una cirugía en un momento del proceso de reconstrucción en el que sientas que no quieres tener más cirugías, y esto conlleva algunos riesgos menores. Además de que un pezón reconstruido se aplanará y perderá la mayoría de su proyección con el paso del tiempo.

La reconstrucción del pezón puede darte un buen resultado estético, pero no lucirá ni se sentirá como tu pezón original. También es importante saber que la mayoría de las mujeres pierden la sensibilidad en la zona de las mamas después de una mastectomía y una reconstrucción mamaria, así que probablemente tampoco tendrás sensibilidad en el pezón reconstruido.

Los tatuajes de pezones en 3D son tatuajes reales que se aplican por medio de agujas que insertan pigmento en la piel. Un tatuador con experiencia en tatuaje de pezones puede crear una imagen increíblemente realista del pezón que parezca tener dimensión física, pero que en realidad es plano al tacto. En los últimos años, un número creciente de personas han estado optando por los tatuajes de pezones en 3D en lugar de la cirugía de reconstrucción del pezón. Además, los cirujanos plásticos a menudo recomiendan los tatuajes de pezones en 3D en lugar de la cirugía de reconstrucción del pezón. También puede realizarse el tatuaje del pezón para resaltar los resultados de la cirugía de reconstrucción del pezón.

Algunas ventajas de elegir solo los tatuajes son:

  • Evitas una cirugía y la creación de nuevas cicatrices.

  • Tienes un proceso de cicatrización y recuperación más simple.

  • Un tatuador puede añadir detalles finos, color al pezón y la areola, los cuales que no pueden hacerse por medio de la cirugía.

Aunque algunas mujeres consideran una desventaja que el tatuaje de pezón en 3D no tenga una dimensión física, otras consideran una ventaja poder evitar los sostenes y que no se muestren los pezones a través de la ropa.

Las mujeres que se han sometido a una reconstrucción mamaria por medio de un implante o colgajo de tejido son candidatas para una cirugía de reconstrucción del pezón o un tatuaje del pezón. Sin embargo, puede que no seas un candidato si sucede lo siguiente:

  • Los tratamientos de radiación dañaron la piel de la mama.

  • La piel de la mama se volvió demasiado delgada cuando se extirpó tejido durante la mastectomía.

  • Tienes un linfedema que involucra al pecho.

  • Tienes antecedentes de infecciones en la zona de la mama.

Las prótesis de pezones son otra opción. Si no puedes o no quieres someterte a una cirugía de reconstrucción del pezón o tatuarte el pezón o aún estás decidiéndote, siempre puedes probar unos pezones adhesivos (prótesis) o los tatuajes temporales de pezón. Las prótesis de pezones hechas a medida pueden lucir como pezones naturales y puedes colocarlas y quitarlas cuando quieras.

En esta página puedes obtener información sobre cómo prepararte y lo que puedes esperar si te sometes a una cirugía de reconstrucción del pezón o al tatuaje de pezón, cómo utilizar los pezones adhesivos o tatuajes temporales, dónde puedes comprarlos, y más.

 

Cirugía de reconstrucción del pezón

Búsqueda de un cirujano plástico para la cirugía de reconstrucción del pezón

La mayoría de los cirujanos plásticos que realizan muchas cirugías de reconstrucción mamaria tienen experiencia con la reconstrucción del pezón. Sin embargo, los cirujanos plásticos varían en cuanto a su nivel de habilidad y experiencia en lo que respecta al procedimiento. Tiene sentido que se elija a un cirujano plástico que haya realizado muchas cirugías de reconstrucción del pezón y tenga un historial de buenos resultados. Puede que decidas realizarte la cirugía de reconstrucción del pezón con el mismo cirujano que te realizó otros procedimientos reconstructivos o realizarla con un cirujano diferente. Al cirujano plástico que estés considerando para la reconstrucción del pezón hazle preguntas como las siguientes:

  • ¿Cuántas cirugías de reconstrucción del pezón ha realizado?

  • ¿Qué técnica utiliza?

  • ¿Puedo ver fotos del antes y el después de sus cirugías de reconstrucción del pezón?

Técnicas de reconstrucción del pezón

Existen distintas técnicas que los cirujanos plásticos utilizan para la reconstrucción del pezón. Por ejemplo:

  • Creación de un nuevo pezón con la piel circundante: Este es el enfoque más utilizado. Para crear el pezón, el cirujano plástico utiliza la piel de la zona de la mama donde se ubicará el nuevo pezón. Esto incluye realizar pequeñas incisiones, darle forma de pezón al tejido y asegurarlo con puntos. La areola puede crearse después por medio del tatuaje.

  • Creación de un nuevo pezón con la piel circundante y una areola con un injerto de piel: Para crear el pezón, el cirujano plástico utiliza la piel de la zona de la mama donde se ubicará el nuevo pezón. Para crear la areola, el cirujano utiliza la piel de otra parte del cuerpo, como el borde de una cicatriz sanada de la mastectomía o una cicatriz de cesárea o algo de piel suelta del bajo vientre.

  • Injerto de pezón contralateral: si te sometiste a una mastectomía en una de las mamas y el pezón de la otra mama es lo suficientemente grande, el cirujano plástico puede extraer una parte del pezón que queda y utilizarla para crear un nuevo pezón en la mama reconstruida. Este enfoque le permite al cirujano lograr que el nuevo pezón coincida en tamaño, color y posición con el pezón natural. La areola puede crearse después por medio del tatuaje.

Sea cual sea la técnica utilizada, el cirujano por lo general intentará crear un pezón reconstruido que sea más grande que el tamaño final deseado. Esto es con el fin de compensar el hecho de que el pezón reconstruido se aplanará con el paso del tiempo.

Antes de que te reconstruyan los pezones, habla con tu cirujano plástico sobre el tamaño del pezón que deseas y asegúrate de comprender cómo se realizará la cirugía de reconstrucción.

Qué puedes esperar durante la cirugía de reconstrucción del pezón y después de ella

Por lo general, la cirugía de reconstrucción del pezón se realiza de forma ambulatoria, lo que significa que no debes pasar la noche en el hospital. Sin embargo, algunas personas pasan la noche en el hospital si tuvieron una reconstrucción del pezón y otra cirugía al mismo tiempo. El médico te dará una lista de instrucciones sobre cómo prepararte para la cirugía.

El cirujano dibujará algunas marcas en la mama (y en otra zona del cuerpo, si se utiliza un injerto de piel) para mostrar dónde se realizarán las incisiones. Probablemente estés de pie mientras esto sucede.

La reconstrucción del pezón suele realizarse con anestesia local. Esto significa que el médico utilizará una aguja para inyectar anestesia en la zona donde se encontrará el pezón reconstruido. Si te dan anestesia local, estarás despierta durante el procedimiento.

Si el médico toma piel de otra parte del cuerpo para reconstruir el pezón, también se adormecerá esa área con anestesia local. Solo se necesita una pequeña cantidad de piel para recrear el pezón.

Si tú y tu médico deciden que la cirugía de reconstrucción del pezón debería hacerse con anestesia general, se insertará una infusión intravenosa (IV) en tu mano o brazo y se pegará con cinta en el lugar. Te administrarán un tranquilizante por vía intravenosa.

Después de la cirugía, se pega con cinta un protector de pezones (una cobertura protectora que tiene la forma de un pequeño sombrero de ala ancha y plana) u otro vendaje protector sobre el pezón reconstruido. Este puede estar lleno de pomada antibacterial.

La duración de la cirugía de reconstrucción del pezón puede variar de 15 minutos a 1 hora aproximadamente.

Si se te administró anestesia local, podrás irte a tu casa después de la colocación del vendaje protector. Si se te administró anestesia general, después de la cirugía te llevarán a una sala de recuperación, donde el personal del hospital te controlará. Una vez que despiertes y el médico haya revisado tu frecuencia cardíaca, temperatura corporal y presión arterial, podrás irte a tu casa. El médico te dará instrucciones específicas que debes seguir a fin de recuperarte, que incluyen los cuidados del vendaje protector y de los puntos. Por lo general, se deja el vendaje protector de 3 días a 1 semana. Una vez que te lo quitan, puedes ducharte.

Debido a la pérdida de sensibilidad en las mamas después de la mastectomía, probablemente no sentirás dolor o sensibilidad en la zona del pezón después de la cirugía. Si se injertó piel desde otra parte del cuerpo, es posible que sientas esa zona sensible o dolorosa durante una semana o dos. Pregúntale a tu médico qué medicamentos puedes tomar para aliviar cualquier dolor que puedas tener.

No te desanimes por el aspecto inicial de los nuevos pezones. Puede que luzcan más grandes y puntiagudos de lo que esperabas, estén rojos e inflamados y tengan incisiones visibles. Según vayan cicatrizando los pezones, estos comenzarán a reducirse y a parecerse a lo que esperabas.

Si así lo quieres, de 4 a 6 meses después de la cirugía de reconstrucción del pezón, puedes tatuarte los pezones reconstruidos y las areolas con el fin de añadir color y hacerlos parecer más realistas.

Riesgos de la cirugía de reconstrucción del pezón

Al igual que con todas las cirugías, la reconstrucción del pezón conlleva algunos riesgos. A continuación encontrarás los más comunes:

Degeneración del tejido: Cuando el tejido utilizado para reconstruir el pezón no recibe suficiente circulación sanguínea, parte de ese tejido puede morir. Esta degradación del tejido se llama “necrosis”.

Si esto sucede, el cirujano plástico tendrá que recortar el tejido muerto. Si tienes muy poco tejido con necrosis, por ejemplo, si solo la punta del pezón está afectada, entonces tal vez solo necesites algo de atención básica en la herida después de que se haya extirpado el tejido muerto. Sin embargo, si la degradación del tejido es más extensa, es posible que haga falta extirpar el pezón.

En la mayoría de los casos, se te puede reconstruir el pezón de nuevo.

Aplanamiento del pezón: Es común que un pezón reconstruido se aplane y pierda la mayoría de su proyección con el paso del tiempo. Si te molesta lo mucho que se ha aplanado el pezón reconstruido, puede que el cirujano pueda rehacer la reconstrucción del pezón.

Por lo general, esto incluirá realizar pequeñas incisiones, darle forma de pezón al tejido y asegurarlo con puntos. El cirujano también puede añadir una pieza enrollada de matriz dérmica acelular (un sustituto de tejido blando hecho de piel humana o animal) o un injerto de piel, cartílago o grasa de otra parte del cuerpo para garantizar que el pezón sobresalga de la mama y reducir el riesgo de que se aplane de nuevo.

Mal posicionamiento: Existe un pequeño riesgo de que no te guste la posición de los nuevos pezones una vez que estos hayan cicatrizado. Es probable que esto suceda si el cirujano realizó la reconstrucción del pezón durante la cirugía de reconstrucción mamaria en lugar de hacerla en una cirugía aparte.

En algunos casos, puedes optar por someterte a otra cirugía para reubicar los pezones en la mamas. El cirujano plástico hará varias incisiones y trasladará la piel de las mamas para reubicar los pezones. Los pezones continuarán sujetados a la piel que se encuentra debajo.

Es importante saber que el cirujano plástico puede que no sea capaz de trasladar un pezón reconstruido que haya sido tatuado. Si tienes un pezón reconstruido y otro natural y estos no son simétricos, puede que sea más fácil para el cirujano plástico trasladar el pezón natural en lugar del pezón reconstruido.

Pago de la cirugía de reconstrucción del pezón

En los Estados Unidos, el plan de seguro médico debería cubrir la reconstrucción del pezón si cubre también la reconstrucción mamaria. En la Ley de Derechos sobre la Salud y el Cáncer de la Mujer de 1998 se exige que todos los planes médicos grupales y las compañías de seguro de salud (incluidas las organizaciones para el mantenimiento de la salud [HMO, siglas en inglés]) que cubren el costo de la mastectomía también cubran los procedimientos reconstructivos. Generalmente, Medicare cubre los procedimientos de reconstrucción mamaria incluida la reconstrucción del pezón, mientras que la cobertura de Medicaid puede variar de estado a estado.

Aun así, no es raro tener algunas dificultades para lograr que el seguro médico cubra la reconstrucción del pezón. Por lo general, se realiza y se cobra la reconstrucción del pezón por separado de otros procedimientos reconstructivos y necesita una autorización aparte del seguro.

Antes de la cirugía de reconstrucción del pezón, averigua con tu proveedor de seguro médico y el consultorio del cirujano plástico qué necesitas hacer para que te aprueben la reclamación. Puede que tú y el cirujano plástico tengan que plantear el caso a la compañía de seguro médico e indicar que la reconstrucción del pezón es una parte medicamente necesaria de la reconstrucción mamaria y que no se trata de un procedimiento estético. También querrás averiguar de antemano qué es lo que te cubrirán del procedimiento y qué necesitarás pagar por cuenta propia.

Conoce más sobre el Pago de los procedimientos de reconstrucción.

 

Tatuajes de pezón

Un tatuaje de pezón en 3D es una “fotografía” de un pezón y areola en la mama que es plano al tacto, pero parece tridimensional y muy real. Los tatuajes en 3D del pezón y la areola son reales, permanentes y realizados por tatuadores expertos con agujas que insertan pigmento en la piel.

Muchas mujeres eligen realizarse tatuajes permanentes de pezones en 3D en vez de someterse a una cirugía de reconstrucción del pezón. Un tatuaje de pezón es menos invasivo que la reconstrucción del pezón y para algunas personas los resultados estéticos son mejores. Un tatuaje puede tener detalles finos, sombreado y color que lo hacen lucir más realista de los que se puede lograr con la cirugía. Por ejemplo, un tatuaje puede crear la ilusión de las glándulas de Montgomery (que son pequeños bultos que aparecen de forma natural en la areola).

Los tatuajes también se utilizan después de la cirugía de reconstrucción del pezón para añadir color a los nuevos pezones, lo que hace que parezcan más realistas y crean el aspecto de areolas.

Idealmente, el tatuaje de pezón debería ser la última etapa del proceso de reconstrucción mamaria. Debería realizarse por lo menos cuatro meses después del último procedimiento de reconstrucción mamaria o por lo menos cuatro meses después de la cirugía de reconstrucción del pezón.

Por lo general, los tatuajes de pezones se realizan en una sola sesión en el consultorio del cirujano plástico, un hospital o en el estudio del tatuador de pezones. Si estás pensando en realizarte un tatuaje de pezón en el estudio un tatuador (y no en el consultorio del cirujano plástico), asegúrate de tener primero la aprobación del cirujano plástico para proceder con el tatuaje de pezón.

El color del tatuaje puede desaparecer un poco con el paso del tiempo y puede que quieras realizarte una sesión de retocado en algún momento.

Al igual que con la cirugía de reconstrucción del pezón, puede que no seas candidato para los tatuajes de pezones si:

  • Tuviste tratamientos con radiación que dañaron la piel de la mama.

  • La piel de la mama se volvió demasiado delgada cuando se extirpó tejido durante la mastectomía.

  • Tienes un linfedema que involucra al pecho.

  • Tienes antecedentes de infecciones en la zona de la mama.

Si te preguntas si puedes realizarte tatuajes de pezones, consulta con el cirujano plástico y un tatuador con experiencia en tatuajes de pezones sobre tu situación específica. A veces puede que necesites esperar un poco más (por ejemplo, para que la piel de la mama cicatrice más) hasta que puedas realizarte los tatuajes de pezones.

Búsqueda de un tatuador de pezones calificado

Los tatuajes de pezones pueden realizarse por miembros del personal del consultorio del cirujano plástico (como puede ser un miembro del personal de enfermería, el auxiliar médico o el cirujano plástico) o por un tatuador especializado en tatuajes de pezones. En general, obtendrás mejores resultados con un tatuador de pezones porque tienen más capacitación y experiencia.

Consulta con el equipo médico si pueden recomendarte un tatuador de pezones que haya trabajado con muchas mujeres que se sometieron a la reconstrucción mamaria. El tatuador debe tener conocimientos sobre, por ejemplo, los factores involucrados en el proceso de realizar tatuajes en una piel que tiene cicatrices. Siempre pide ver fotos del trabajo del tatuador de pezones que estés considerando.

Los tatuadores de pezones pueden trabajar fuera de sus estudios o también viajar para realizar los tatuajes en los consultorios de los cirujanos plásticos y en los hospitales de su región y en otras ubicaciones.

Estos son algunos tatuadores que se especializan en tatuajes de pezón y areola en los Estados Unidos:

The Vinnie Meyers Team: Este equipo de tatuadores realiza tatuajes de pezones en una tienda en Finksburg, MD y viajan durante el año para realizar tatuajes en otras ciudades como Boston, MA; Hoboken, NJ; Nueva Orleans, LA; Plano y Austin, TX; Birmingham, AL y San Diego, CA.

Sauler Institute of Tattooing, de Mandy Sauler: Mandy y su equipo de tatuadores realizan tatuajes de pezones en sus oficinas y en los consultorios de cirujanos plásticos en varios lugares de Pensilvania, Nueva Jersey y la ciudad de Nueva York.

NMR Tattoo, de Nicole Rizzuto: Nicole realiza tatuajes de pezones en el New York Breast Reconstruction and Aesthetic Plastic Surgery en Great Neck, NY.

Pink Ink Tattoo, de Tara Williamson: Tara trabaja fuera de los consultorios de cirujanos plásticos en Raleigh y otras ubicaciones de Carolina del Norte, así como también en Misisipi y Texas.

Restoration Ink, de Renee Maschinot: Renee realiza tatuajes de pezones en su tienda en Fort Lauderdale, FL y viaja a los consultorios de cirujanos plásticos y hospitales en Jacksonville, FL; Charleston, SC; Hoboken, NJ; Baton Rouge y Lafayette, LA y Houston, TX.

Cariangel, de Carrie Pataky: Carrie realiza tatuajes de pezones en su centro de salud en Scarsdale, NY y en los consultorios de cirujanos plásticos en el condado de Westchester, NY; en la ciudad de Nueva York, en Connecticut y en Nueva Jersey.

Qué puedes esperar durante el tatuaje de pezones y después de este

Una consulta para el tatuaje de pezones puede durar de 1 a 2 horas. Durante la consulta, el tatuador hablará contigo sobre tus preferencias en cuanto al tamaño, forma, ubicación y colores del pezón y la areola.

Si aún conservas uno de tus pezones naturales, el tatuador hará coincidir al nuevo pezón en tamaño y color con el pezón natural. Si ambos pezones fueron extirpados durante la mastectomía, puede que quieras darle al tatuador una foto de las mamas antes de la cirugía para que le sirva como referencia. Si no tienes una fotografía, le puedes pedir una al cirujano de mamas o al cirujano plástico.

Para determinar la mejor posición de los tatuajes de pezones, el tatuador puede colocarte en las mamas unas prótesis de pezones hechas de silicona. El tatuador también revisará contigo una paleta de pigmentos (con tonos rosas, cafés, beige, marrones y violetas) a fin de seleccionar los colores que luzcan más naturales para el pezón y la areola y que se complementen con tu tono de piel. Después de mezclar el pigmento, quién te tatúe aplicará de forma temporal una muestra del color sobre la piel de la mama para ver su apariencia según cómo le da la luz y cómo te mueves.

El tatuador también dibujará marcas en la mama para mostrar la ubicación, el tamaño y la forma del nuevo pezón y areola.

El tatuaje de cada pezón se realiza en media hora aproximadamente. Dado que la mama reconstruida no tiene la misma sensibilidad que tenía antes de la mastectomía, los tatuajes en esa zona por lo general no son dolorosos. Aun así, algunas mujeres afirman que sintieron una leve molestia o dolor durante el tatuaje de pezones.

Los tatuajes de pezones se cubrirán con un vendaje protector. Solicita instrucciones sobre el cuidado de la zona. Por lo general, la zona tarda en cicatrizar de 7 a 10 días. Por varias semanas después de realizarte el tatuaje, evita las piscinas cloradas, bañeras y bañeras de hidromasajes, así como también la exposición al sol.

Pago de los tatuajes de pezón

El precio por los tatuajes de pezones realizados por un tatuador con experiencia es, por lo general, de 350 USD por un pezón y de 600 a 800 USD por ambos pezones en caso de pagar por cuenta propia. El precio puede elevarse si el tatuador viaja a tu zona para realizar los tatuajes.

Algunos planes de seguro cubren los tatuajes de pezones. Medicare a menudo cubre los tatuajes de pezones (aunque no esté obligado a ello por la ley federal) y la cobertura de Medicaid puede variar de estado a estado. Si te realizas los tatuajes de pezones en el consultorio del cirujano plástico o en el hospital (ya sea por parte de un miembro del personal médico o de un tatuador visitante), ese centro de salud por lo general puede encargarse de la reclamación al seguro por ti.

Si te realizas los tatuajes en el estudio particular de un tatuador, deberás enviar por tu cuenta la reclamación al seguro. Puedes enviar un recibo del tatuador y una receta del cirujano plástico para el tatuaje que contenga los códigos del seguro correctos. El tatuador también puede escribir una carta en tu nombre para la compañía de seguro médico. Puede que tú, el cirujano plástico y el tatuador tengan que plantear el caso por escrito a la compañía de seguro médico e indicar que la reconstrucción del pezón es una parte medicamente necesaria de la reconstrucción mamaria y que no se trata de un procedimiento estético.

Si no tienes una cobertura de seguro médico y no puedes pagar por completo el tatuaje de pezones, algunos tatuadores pueden ofrecerte un descuento o quizá tienen días específicos en el año donde realizan tatuajes de pezones de forma gratuita. Además, la organización sin fines de lucro Sharsheret brinda subvenciones con el fin de ayudar a cubrir el costo por los tatuajes de pezones para mujeres de escasos recursos en Nueva York, Nueva Jersey, Pensilvania, Florida, Illinois y California.

 

Prótesis de pezones y tatuajes temporales de pezones

Algunas mujeres encuentran que los pezones adhesivos (prótesis) son una muy buena alternativa a la cirugía de reconstrucción del pezón o a los tatuajes de pezones. Puede que quieras probar con las prótesis de pezones si no quieres o no puedes someterte a una cirugía de reconstrucción del pezón o a un tatuaje del pezón, o si aún te estás decidiendo qué hacer o estás esperando para terminar primero con los otros procedimientos.

Las prótesis de pezones están hechas de una silicona suave y puedes ponértelas y quitártelas cuando quieras. Estas vienen en formato autoadhesivo o con un adhesivo especial para la piel que mantiene sujetado en su lugar al pezón por varios días o incluso más tiempo. Se sienten y lucen como pezones reales y están disponibles en diferentes tamaños, colores y proyecciones.

Las dos marcas más conocidas son:

  • Pink Perfect: la cual brinda prótesis de pezones de silicona ya hechas, en una variedad de colores y estilos, así como también tienen opciones personalizables que están diseñadas para que coincidan con los pezones naturales. Los pezones se adhieren a la mama por medio de un adhesivo y pueden utilizarse en la ducha, en el mar o en la piscina.

  • Amoena: la cual vende prótesis de pezones de silicona ya hechas que son autoadhesivas y están disponibles en cuatro colores y tres tamaños diferentes.

Algunas compañías de seguros cubren el costo de las prótesis de pezones. Tendrás que enviar por tu cuenta, en la mayoría de los casos, la reclamación al seguro, junto con un recibo de la prótesis de pezones y una receta o carta del médico donde se indique que las prótesis son medicamente necesarias.

Otra opción para analizar que tiene la ventaja de ser económica son los tatuajes de pezones temporales, tales como los Rub-on NipplesTata Tattoos, y Nipplebacks. Estos se adhieren a la piel usando un paño húmedo, pueden durar de 1 a 2 semanas y se pueden quitar usando alcohol.

 
Center for Restorative Breast Surgery

This information made possible in part through the generous support of www.BreastCenter.com.

Revisado por 8 advisers médicos
 
Sophie Bartsich, MD, FACS
New York-Presbyterian/Weill Cornell Medical Center, New York, NY
Paul Bessette, tattoo artist
Constance M. Chen, MD, MPH, FACS
New York-Presbyterian/Weill Cornell Medical College, New York, NY
Frank J. DellaCroce, MD, FACS
Hospital quirúrgico St. Charles, Nueva Orleans, Luisiana
Ron Israeli, MD, FACS
New York Breast Reconstruction and Aesthetic Plastic Surgery, Great Neck, NY
Elisabeth Potter, MD
Austin, TX
Smita Ramanadham, MD, FACS
SR Plastic Surgery, East Brunswick, NJ
Mandy Sauler, AAM, tattoo artist
Conoce más sobre el Comité de Asesoría

— Se actualizó por última vez el 27 de julio de 2022 13:46