comscoreColgajo TUG

Colgajo TUG

En este procedimiento, se utiliza un colgajo de piel, grasa, músculo y vasos sanguíneos de la parte superior del muslo para reconstruir la mama.
 

En el colgajo transversal del músculo recto interno (TUG), se utiliza el músculo recto interno, que se encuentra en la parte superior interna del muslo. Este músculo comienza en el pubis y termina a lo largo del interior de la parte superior de la pierna. El músculo recto interno te ayuda a llevar la pierna hacia el cuerpo. Es importante que sepas que, si optas por una cirugía con colgajo TUG, ya no podrás usar ese músculo.

En este procedimiento, se utiliza un colgajo de piel, grasa, músculo y vasos sanguíneos de la parte superior del muslo para reconstruir la mama. El colgajo se traslada al pecho para reconstruir la mama. El cirujano une cuidadosamente los vasos sanguíneos del colgajo TUG a los vasos sanguíneos en el pecho mediante una microcirugía.

El colgajo TUG puede ser una opción de reconstrucción adecuada para mujeres que no son buenas candidatas para los colgajos de músculo recto transverso del abdomen (TRAM), de perforante de la arteria epigástrica inferior profunda (DIEP) o de arteria epigástrica superficial inferior (SIEA) porque no tienen suficiente tejido donante en la zona abdominal o porque ya se han realizado cirugías con colgajo que no salieron bien y buscan una alternativa.

Un colgajo TUG puede ser una buena opción para mujeres con mamas pequeñas. Si tienes mamas grandes y el médico recomienda una reconstrucción con colgajo TUG debido a tu situación específica, es probable que necesites un implante de silicona o de solución salina para lograr el tamaño deseado.

Debido a que la piel, la grasa y los vasos sanguíneos se trasladan de la parte superior del muslo al pecho, la realización de un colgajo TUG significa que el muslo quedará más firme (como si te hubieses hecho una cirugía estética en la parte interior del muslo). Si se utiliza la cirugía con colgajo TUG para reconstruir una sola mama, la parte posterior de los muslos puede quedar algo despareja. Si quieres evitar que suceda, consulta a tu cirujano sobre otras opciones. (Hay un nuevo tipo de cirugía con colgajo DIEP, la “DIEP superpuesto reconstrucción con colgajo DIEP superpuesto”, que es una buena opción para mujeres que no tienen suficiente tejido en el abdomen para optar por un colgajo DIEP estándar. Sin embargo, es una cirugía de escasa disponibilidad). Si te reconstruirás ambas mamas, el cirujano tomará un colgajo TUG de ambos muslos, así que tendrías muslos más delgados luego de la cirugía. Es posible hacer una reconstrucción con colgajo TUG incluso si en algún momento te hiciste una liposucción en los muslos.

Un procedimiento con colgajo TUG deja una cicatriz en la parte superior interna del muslo, pero la mayoría de los cirujanos realizan la cirugía en el pliegue de la parte superior del muslo. En algunos casos, la cicatriz podría quedar algo más abajo y verse cuando utilices un traje de baño. Debido al lugar en que se realiza la incisión, la reconstrucción con colgajos TUG tiende a ser más problemática que otras cirugías con colgajo en lo que respecta a la cicatrización de la zona donante.

 

Reconstrucción con colgajo TUG: qué puedes esperar

En la cirugía de colgajo transversal del músculo recto interno (TUG), se realiza una incisión en la parte superior del muslo, cerca de la ingle, y se toma una porción ovalada de piel, grasa, vasos sanguíneos y músculo del muslo, que se traslada al pecho y se le da forma de mama. Los pequeños vasos sanguíneos que abastecen el tejido de la nueva mama se hacen coincidir con los vasos sanguíneos en el pecho y se vuelven a unir cuidadosamente con la ayuda de un microscopio.

La cirugía de reconstrucción con colgajo TUG dura alrededor de tres a cuatro horas.

Después de la cirugía de reconstrucción con colgajo TUG: Te llevarán a la sala de recuperación después de la cirugía, donde el personal del hospital controlará el ritmo cardíaco, la temperatura corporal y la presión arterial. Si sientes dolor o tienes náuseas a causa de la anestesia, comunícalo para que puedan darte medicamentos.

Luego, te llevarán a una habitación del hospital. En el caso de un procedimiento de colgajo TUG, generalmente debes permanecer en el hospital alrededor de tres días.

El médico te dará instrucciones específicas que debes seguir a fin de recuperarte. Para obtener información detallada sobre el cuidado de los vendajes, los puntos, las grapas y los tubos de drenado quirúrgicos, visita la página acerca de Mastectomía: qué puedes esperar.

Recuperarse de la cirugía de reconstrucción con colgajo TUG puede llevar alrededor de cuatro semanas. El médico puede recomendar que utilices una faja de compresión durante hasta ocho semanas después de la cirugía. Debido a que se realiza cirugía en dos o posiblemente cuatro lugares del cuerpo (el pecho y el muslo o ambos muslos), es posible que te sientas peor que alguien que se realizó solo una mastectomía, y es probable que tu recuperación lleve más tiempo. Deberás cuidar de dos o cuatro incisiones: en las mamas y en los muslos. Si se realizó una disección axilar (extirpación de ganglios linfáticos debajo del brazo) al mismo tiempo, es posible que tengas otra incisión y un tubo de drenado quirúrgico.

Es importante que te tomes el tiempo necesario para recuperarte. Sigue las recomendaciones del médico con respecto a cuándo comenzar a realizar ejercicios de estiramiento y a retomar las actividades cotidianas. Por lo general, debes evitar los deportes intensos, la actividad sexual y levantar objetos pesados durante alrededor de 4 a 6 semanas después de la reconstrucción con colgajo TUG. Es posible que la recuperación sea un poco incómoda por la ubicación de la incisión. Podrás caminar, pero deberás evitar movimientos que te hagan flexionar las caderas o abrir las piernas. Habla con tu médico sobre el proceso de cicatrización y pregúntale cómo puedes darte cuenta si las incisiones no están sanando bien.

 

Riesgos de la cirugía de colgajo TUG

Como todas las cirugías, la cirugía de colgajo transversal del músculo recto interno (TUG) tiene algunos riesgos. Muchos de los riesgos asociados a la cirugía de colgajo TUG son los mismos que los riesgos de la mastectomía. Si se te colocó un implante junto con la reconstrucción con colgajo TUG, también existen riesgos específicos de la reconstrucción con implante. Sin embargo, hay algunos riesgos que son específicos de la reconstrucción con colgajo TUG.

Degeneración del tejido: En casos poco frecuentes, el tejido que se traslada del muslo al área de la mama no tiene suficiente circulación y es posible que parte del tejido muera. Los médicos denominan “necrosis” a esta degeneración del tejido. Algunos síntomas de la necrosis del tejido incluyen piel de color azul oscuro o negro, sensación de frío o frío al tacto en el tejido o incluso el posterior desarrollo de heridas abiertas. También es posible que tengas fiebre o que te sientas mal si no tratas esos síntomas de inmediato. Si hay una pequeña área donde se observa necrosis, el cirujano puede recortar el tejido muerto. Esto se realiza en el quirófano, con anestesia general o, en algunas ocasiones, en una sala de procedimientos menores. Si la mayor parte del tejido del colgajo o el colgajo entero desarrolla necrosis, el médico tal vez considere que el colgajo fue un fracaso quirúrgico completo, lo que significa que habrá que quitar y reemplazar el colgajo en su totalidad. A veces el colgajo se reemplaza en poco tiempo, aunque en la mayoría de los casos, el equipo quirúrgico quitará todo el tejido muerto y permitirá la recuperación de la zona antes de buscar un nuevo lugar con el propósito de extraer el tejido para el nuevo colgajo.

Bultos en la mama reconstruida: Si se interrumpe la irrigación sanguínea a parte de la grasa usada para reconstruir la mama, dicho tejido se puede reemplazar por tejido cicatricial firme que se sentirá como un bulto. Esto se denomina “necrosis adiposa”. Estos bultos de necrosis adiposa pueden o no desaparecer por sí solos. También pueden causarte cierto malestar. Si los bultos de necrosis adiposa no desaparecen por sí solos, es recomendable que el cirujano los extirpe. Después de someterse a una mastectomía y a una reconstrucción, puede resultar un poco aterrador encontrar otro bulto en la mama reconstruida. Extirparlo puede proporcionarte mayor tranquilidad y aliviar cualquier malestar que puedas tener.

 
Center for Restorative Breast Surgery

This information made possible in part through the generous support of www.BreastCenter.com.

— Se actualizó por última vez el 27 de julio de 2022 13:53