comscoreMastectomía: qué puedes esperar

Mastectomía: qué puedes esperar

Averigua lo que puedes esperar el día de la mastectomía y durante el periodo de recuperación en las semanas posteriores a la cirugía.
 

Esto es lo que puedes esperar el día de la mastectomía y durante el periodo de recuperación en las semanas posteriores a la cirugía.

 

Antes de la mastectomía

En el hospital, el día de la cirugía, debes llevar una bata suministrada por el hospital, y esperar en el área preoperatoria. En algunos hospitales está permitido que uno o dos amigos o familiares estén contigo en la habitación.

Es probable que, antes de la cirugía, te reúnas con el anestesiólogo para hablar sobre tus antecedentes, las alergias que puedas tener y el plan de administración de anestesia durante la cirugía. 

Es posible que el cirujano o su ayudante dibujen marcas en la mama para saber dónde se debe realizar la incisión. Suelen hacerse con un rotulador. Mientras dibujan las marcas, estarás sentada para que se pueda marcar el pliegue natural de la mama.

El personal de enfermería colocará una vía de infusión intravenosa en la mano o el brazo y la sujetará con cinta adhesiva. Poco después, te administrarán un tranquilizante a través de la vía intravenosa.

Una vez en el quirófano, adonde te llevarán en silla de ruedas, te administrarán anestesia general.

Cuando te duermas, te colocarán un tubo respiratorio a través de la boca y la tráquea para ayudarte a respirar.

 

Durante la mastectomía

Una mastectomía sin reconstrucción mamaria inmediata puede tardar entre una y tres horas. Si se realiza una reconstrucción mamaria inmediata durante la mastectomía, la cirugía será más larga (aproximadamente entre tres y cuatro horas para la reconstrucción con expansores de tejido o implantes mamarios, y entre seis y ocho horas para la reconstrucción con colgajos de tejido).

Durante la mastectomía, el cirujano separa el tejido mamario de la piel y el músculo. El cirujano extirpa todo el tejido mamario (situado entre la clavícula y las costillas, desde el costado del cuerpo hasta el esternón en el centro) que puede ver. Según el tipo de mastectomía, el cirujano puede extirpar otras partes de la mama.

En la mayoría de los casos, el cirujano de mamas también realizará una disección de ganglios
linfáticos centinela
(en la que se extirpan entre uno y cinco ganglios linfáticos axilares) o una disección de ganglios linfáticos axilares (en la que se extirpan diez o más ganglios linfáticos axilares). Esto se hace para determinar si el cáncer se extendió a los ganglios linfáticos.

El cirujano puede enviar los ganglios linfáticos extirpados al departamento de patología para que los examinen en busca de células cancerosas durante la cirugía. Si el patólogo encuentra células cancerosas, es posible que el cirujano extirpe más ganglios linfáticos durante la cirugía.

Si te van a realizar una disección de ganglios linfáticos centinela, el cirujano usará un procedimiento de mapeo linfático para localizar los ganglios linfáticos centinela. Esto se hace el día anterior a la mastectomía, la misma mañana de la mastectomía o durante la mastectomía. El procedimiento implica inyectar un líquido radiactivo, una tintura azul o ambos debajo del pezón o cerca de la ubicación del tumor. El líquido y la tintura se desplazan hasta los ganglios o los ganglios centinela, lo que permite al cirujano ver dónde están y extirparlos. El cirujano también puede utilizar un pequeño dispositivo manual para medir la radiactividad del líquido y comprobar la cantidad absorbida. 

Si te van a hacer una reconstrucción mamaria inmediata con expansores de tejido, implantes mamarios o colgajos de tejido, el cirujano plástico realizará la reconstrucción durante el mismo procedimiento.

Si no vas a someterte a una reconstrucción inmediata, el cirujano de mamas o el cirujano plástico realizarán un cierre plano, de forma que el pecho quedará liso.

En las fases finales de la cirugía, el cirujano de mamas revisará las áreas de la cirugía para comprobar que no haya hemorragia, y puede insertar uno o más tubos finos y flexibles llamados drenajes quirúrgicos en el área de la mama y la axila. Los drenajes recogen el exceso de líquido que se puede acumular en esas áreas después de la cirugía. Los tubos transportan el líquido fuera del cuerpo, y se conectan a un balón de plástico flexible que recoge el líquido y que debe vaciarse periódicamente. Después de insertar los drenajes, el cirujano cerrará la incisión con puntos. Luego, se cubrirá el lugar de la cirugía con un vendaje que se coloca bien apretado alrededor del tórax.

En la mayoría de los casos, el tubo de respiración se extraerá cuando aún estés en el quirófano.

 

Después de la mastectomía

Después de la mastectomía, te llevarán a la sala de recuperación, donde el personal controlará tu ritmo cardíaco, temperatura, presión arterial, respiración y niveles de oxígeno. Si sientes dolor o tienes náuseas a causa de la anestesia, díselo al personal de enfermería para que puedan darte medicamentos.

Después, es posible que te lleven a una habitación del hospital. Cabe la posibilidad de que puedas irte a casa el mismo día de la operación, especialmente si no se te extirpan ganglios linfáticos, solo te extirpan ganglios linfáticos centinela, no se realiza reconstrucción o se realiza una reconstrucción inmediata con un expansor de tejido o un implante mamario. De lo contrario, lo habitual es que permanezcas en el hospital un promedio de tres días o menos. Si te hacen una reconstrucción inmediata con colgajos de tejido, lo habitual es que te quedes entre dos y cinco días, porque el equipo quirúrgico tendrá que controlar el flujo de sangre al colgajo.

Antes de salir del hospital, tu cirujano o el personal de enfermería hablarán contigo y te darán instrucciones por escrito sobre lo siguiente:

Administración de analgésicos

El cirujano probablemente te dará una receta de analgésicos para cuando salgas del hospital. Es recomendable que los compres antes de llegar a casa, o que un amigo o familiar lo haga en cuanto sea posible.

Tu equipo quirúrgico puede usar un nuevo enfoque para aliviar el dolor llamado recuperación mejorada después de la cirugía (ERAS, por sus siglas en inglés). Estos protocolos pueden controlar el dolor hasta tres o cuatro días después de la cirugía sin el uso de opioides, y pueden ayudarte a salir antes del hospital. Entre los medicamentos que se pueden usar como parte de un protocolo ERAS durante la cirugía se incluyen lidocaína y bupivacaína liposomal (marca comercial: Exparel). Después de la cirugía se pueden usar gabapentina (un medicamento para los nervios) y Tylenol. Puedes preguntarle a tu equipo quirúrgico antes de la mastectomía si pueden usar un protocolo ERAS para gestionar el dolor.

Efectos secundarios de un procedimiento de mapeo linfático

Si se te realizó un procedimiento de mapeo linfático antes de una disección de ganglios linfáticos centinela y se usó una tintura azul, la piel, la orina y las heces pueden presentar un color verde azulado durante uno o dos días después de la cirugía. La tintura azul puede teñir la piel en el lugar de la inyección durante meses y, a veces, de forma permanente.

Cuidado del vendaje de la incisión

Pregúntale al cirujano o a la enfermera cómo debes cuidar el vendaje que te colocaron después de la mastectomía. El cirujano puede recomendarte que no intentes quitarte el vendaje, sino que esperes hasta la primera consulta de seguimiento para que él te lo quite. 

Cuidado del drenaje quirúrgico

Si tienes uno o varios drenajes quirúrgicos en el área de la mama o la axila, puede que te los quiten antes de salir del hospital. A veces, es necesario dejar un drenaje hasta la primera consulta de seguimiento con el médico, que suele ser una o dos semanas después de la cirugía. Si te envían a tu casa sin quitarte el tubo de drenaje, debes vaciar el líquido del recipiente de drenaje varias veces al día. Asegúrate de que el cirujano te indique, antes del alta, las instrucciones necesarias para cuidar el tubo de drenaje.

Puntos de sutura

La mayoría de los cirujanos usan sutura (puntos) que se disuelven con el tiempo, de modo que ya no es necesario quitarlas. En ocasiones, se puede ver el extremo de la sutura que asoma por la incisión, como un filamento. De ser así, es algo que el cirujano puede quitar fácilmente.

Indicios de infección

El cirujano debe explicarte cómo saber si tienes una infección en la incisión y cuándo debes llamar al consultorio. Algunas señales de infección pueden ser fiebre, aumento del enrojecimiento alrededor de la incisión y pus que sale de la incisión.

Ejercicios de brazos

El cirujano o el personal de enfermería te indicarán una rutina de ejercicios que puedes realizar para evitar la rigidez en el brazo y el hombro, y ayudar a prevenir la formación de un exceso de tejido cicatricial. Generalmente, comenzarás a practicar los ejercicios la mañana siguiente a la cirugía. El cirujano también debe proporcionarte instrucciones escritas y detalladas sobre cómo hacer los ejercicios. Pregúntale al cirujano todo lo que necesites saber para asegurarte de que la rutina de ejercicios sea adecuada. Algunos se deben evitar hasta que se quite el tubo de drenaje.

Indicios de linfedema 

Si te extirparon algunos ganglios linfáticos axilares, te explicarán cómo debes cuidar el brazo y estar alerta para detectar indicios de linfedema.

El linfedema es una inflamación anormal en el brazo, la mano, el área de la mama, la axila o el torso. Se produce si se interrumpe el flujo normal de la linfa (un líquido transparente que circula por el cuerpo para eliminar residuos de los tejidos). El líquido linfático normalmente se drena de los tejidos corporales a través de los ganglios y los canales linfáticos. Si se extirpan o se dañan algunos ganglios linfáticos durante la cirugía, es posible que el líquido linfático no drene adecuadamente y se acumule en los tejidos del lado del cuerpo donde se extirparon los ganglios linfáticos.

Los síntomas del linfedema incluyen inflamación, dolor, hormigueo, pesadez, opresión o sensación de mayor volumen en la mano, el brazo, el pecho o la zona de la axila. La detección temprana del linfedema aumenta la probabilidad de que su tratamiento resulte eficaz. También hay cosas que puedes hacer para disminuir el riesgo de padecerlo o reducir su gravedad. 

Obtén información sobre el linfedema

Programación de las consultas de seguimiento 

El cirujano puede organizar una consulta de evaluación en tu casa por parte de un proveedor de atención médica uno o dos días después de que regreses del hospital. Por lo general, la consulta de seguimiento con el cirujano se programará una o dos semanas después de salir del hospital.

Tiempo durante el que evitar ciertas actividades

Es posible que el médico te indique que no levantes objetos que pesen más de unos 2 kg (5 lbs) durante un periodo de entre cuatro y seis semanas. Pregúntale a tu médico cuánto tiempo debes evitar actividades más intensas (como salir a correr, jugar al tenis o levantar pesas), y qué ejercicios y movimientos puedes hacer durante la recuperación.

Cuándo empezar a usar prótesis o volver a usar sostén

El lugar donde se realiza una mastectomía y, especialmente, una mastectomía con reconstrucción, necesita tiempo para curarse antes de usar una prótesis o un sostén. El médico te dirá cuánto debes esperar.   

 

Recuperación en el hogar después de la mastectomía

La recuperación después de una mastectomía puede llevar unas semanas, y más tiempo si te realizaron una reconstrucción. Es importante que te tomes el tiempo necesario para recuperarte. Estas son algunas recomendaciones generales que puedes seguir en tu hogar:

Descansa. Cuando vuelvas a casa, probablemente te sientas cansada. Descansa más de lo habitual durante las primeras semanas posteriores a la cirugía. Lee más sobre cómo controlar la fatiga.

Toma los analgésicos según sea necesario. Probablemente sentirás una mezcla de entumecimiento y dolor alrededor de la incisión en la mama, en la pared torácica y en la incisión de la axila (si te extirparon ganglios linfáticos). Si sientes la necesidad, toma analgésicos según las instrucciones del médico. Obtén más información sobre cómo manejar el dolor torácico, las molestias en la axila y el dolor en general. 

Sigue las instrucciones del médico sobre cuándo ducharte. Puede que te aconsejen asearte con una esponja hasta que el médico retire los drenajes y los puntos de sutura.

Continúa haciendo los ejercicios de brazos todos los días. Es importante seguir realizando ejercicios con los brazos de forma regular para evitar la rigidez y mantener la flexibilidad.

Pídeles a tus amigos y familiares que te ayuden en el hogar. La recuperación tras una mastectomía puede llevar tiempo. Pídeles a tus amigos y familiares que te ayuden a hacer la comida, lavar la ropa, hacer las compras y cuidar a los niños. Durante la recuperación, trata de no hacer más de lo que puedas.

Durante algunos meses, tu cuerpo continuará adaptándose a los efectos de la cirugía. Es posible que tengas sensaciones como hormigueo, ardor, cosquilleo, adormecimiento, picazón insoportable, presión y sensibilidad en el pecho, el brazo y la axila durante los primeros meses después de la cirugía. El malestar puede desaparecer por sí solo, o bien puede persistir. Las sensaciones generalmente se deben a los daños en los nervios sensoriales del pecho y la axila que se producen durante la cirugía. Habla con tu médico sobre los tratamientos para controlar estos síntomas si tienes molestias.

Para obtener consejos sobre cómo prepararte para la mastectomía y la recuperación, lee Antes de la mastectomía: diez consejos para la estancia en el hospital y la recuperación.

 

Informe patológico tras la mastectomía

El cirujano enviará el tejido mamario y los ganglios linfáticos extirpados durante la cirugía al laboratorio para que los analicen. Estos análisis proporcionan información sobre las características del cáncer.

Al igual que el informe patológico que recibes después de una biopsia, te entregarán un informe patológico aproximadamente una semana después de la mastectomía. Después de recibir todos los resultados, los médicos analizarán el informe patológico contigo y evaluarán los siguientes pasos, como la necesidad de administrarte tratamiento complementario, por ejemplo, quimioterapia, radioterapia, terapia hormonal o terapia dirigida. El plan de tratamiento indicado por el equipo médico antes de la mastectomía podría cambiar según los resultados de los análisis incluidos en el informe patológico de la cirugía.   

Si te hicieron una mastectomía preventiva, el informe patológico indicará si hay o no cáncer.

Obtén más información sobre el informe patológico.

— Se actualizó por última vez el 11 de mayo de 2022 22:21