comscoreTipos de dolor

Tipos de dolor

Cuando comienzas un tratamiento del cáncer de mama, a veces puede ser difícil distinguir entre el dolor causado por el cáncer y el dolor causado por los tratamientos para el cáncer.
 

A veces puede ser difícil distinguir entre el dolor causado por el cáncer de mama y el dolor causado por los tratamientos del cáncer de mama, en especial, al comienzo de estos.

Si el cáncer de mama está en estadio temprano, es decir, no se ha extendido a otras partes alejadas de la zona de la mama, el dolor no suele ser un síntoma. Sin embargo, un tumor mamario puede causar dolor al presionar el tejido sano cercano.

En el cáncer de mama inflamatorio, que se considera cáncer de mama localmente avanzado, el dolor y enrojecimiento de la mama suelen ser algunos de los primeros síntomas.

Cuando el cáncer de mama se vuelve metastásico, lo que significa que se ha extendido a otras partes del cuerpo alejadas de la mama, los tumores en otras partes del cuerpo, como los huesos, el hígado o los pulmones, pueden causar dolor.

El cáncer de mama metastásico tiene más probabilidades de causar dolor que el cáncer de mama en estadio temprano. Por ejemplo, si el cáncer de mama se extiende a los huesos, puede causar dolor de espalda, cadera u hombro. Si el cáncer de mama se extiende al hígado, puede causar dolor abdominal.

 

Dolor vinculado al tratamiento para el cáncer de mama

La mayoría de los tratamientos para el cáncer de mama pueden causar algún tipo de dolor, desde un malestar leve hasta un dolor más intenso. Obtén más información sobre los efectos secundarios asociados a cada tipo de tratamiento:

 

Dolor abdominal

El dolor abdominal puede aparecer en cualquier parte entre las costillas y la pelvis. Esta área se llama comúnmente la barriga o el estómago.

El dolor abdominal puede manifestarse de muchas formas, entre ellas, las siguientes:

  • cólicos

  • dolor de estómago

  • dolores por gases

  • dolor por cólicos (viene en oleadas y comienza y termina de forma abrupta; los cálculos renales y los biliares suelen causar este tipo de dolor abdominal)

  • dolor ulceroso

Muchos tratamientos para el cáncer de mama pueden causar dolor abdominal, entre ellos, los siguientes:

  • quimioterapia

  • terapia hormonal

  • terapia dirigida

  • inmunoterapia

En algunos casos, el dolor abdominal puede ser causado por problemas graves, como la apendicitis o una infección, que requieren tratamiento inmediato. Si tienes dolor abdominal de cualquier tipo que dura más de 24 horas o empeora con el paso del tiempo, llama a tu médico de inmediato.

El dolor abdominal también puede ser causado por los efectos secundarios del tratamiento del cáncer de mama que afectan los intestinos, por ejemplo, los siguientes:

 

Dolor de espalda

El dolor de espalda puede variar desde un dolor repentino y agudo hasta un dolor sordo y constante. En algunos casos, el dolor se irradia hacia una pierna o hacia ambas, o empeora al inclinarse, sentarse, levantar cosas o caminar. El dolor de espalda es uno de los problemas médicos más comunes a nivel mundial: 8 de cada 10 personas padecen dolor de espalda en algún momento de la vida.

Muchos tratamientos de cáncer de mama pueden causar dolor de espalda, entre ellos, los siguientes:

  • quimioterapia

  • terapia hormonal

  • terapia dirigida

Si te han diagnosticado cáncer de mama metastásico que se ha diseminado a la médula, el dolor de espalda es un síntoma frecuente. En muchos casos, las lesiones en la médula provocadas por el cáncer de mama se tratan con radioterapia.

El dolor de espalda que se debe a otros motivos distintos de las lesiones espinales se suele tratar con una combinación de ejercicios y estiramientos, en algunos casos, indicados por un fisioterapeuta. Otras técnicas que sirven para aliviar el dolor de espalda son las siguientes:

También es posible que el médico te indique medicamentos de venta libre o recetados para controlar el dolor de espalda.

 

Dolor óseo y articular

El dolor en los huesos y articulaciones puede variar desde dolor leve hasta dolor intenso que interfiere en tu desempeño y rutina diaria.

Muchos tratamientos para el cáncer de mama pueden causar dolor óseo y articular, entre ellos, los siguientes:

  • quimioterapia

  • terapia hormonal, en especial, con medicamentos llamados inhibidores de la aromatasa

  • terapias dirigidas

Otros medicamentos específicos pueden causar dolor óseo y articular, entre ellos, los siguientes:

  • Bifosfonatos, medicamentos que se usan para tratar la osteoporosis

  • Xgeva (nombre genérico: denosumab), un medicamento que se usa para reducir las complicaciones y el dolor en los huesos causados por el cáncer de mama en estadio avanzado que ha hecho metástasis en los huesos

  • Neulasta (nombre genérico: pegfilgrastim), Neupogen (nombre genérico: filgrastim) y Zarxio (nombre genérico: filgrastim-sndz), que son medicamentos que se utilizan para reducir el riesgo de infección durante la quimioterapia

Si tienes dolor óseo o articular, habla con tu médico enseguida. Si el dolor se debe a un tratamiento del cáncer de mama, quizás puedas cambiar a otro medicamento.

Algunas estrategias para aliviar el dolor óseo y articular incluyen las siguientes:

También es posible que el médico te indique medicamentos de venta libre o recetados para aliviar el dolor óseo y articular.

 

Dolor torácico

El dolor torácico puede ser un dolor punzante agudo o un dolor sordo. Hay distintos problemas que pueden causar dolor torácico, como los problemas cardíacos y pulmonares graves. En esta sección, nos centraremos en el dolor en el área del pecho vinculado al tratamiento del cáncer de mama.

El dolor en el área del pecho es común después de la cirugía por cáncer de mama y durante el proceso de sanación. Durante la mastectomía con preservación de pezón o la lumpectomía, los nervios sufren magulladuras, estiramientos o cortes. Así que quizás sientas una mezcla de dolor e insensibilidad en la zona donde se realizó la cirugía. Como los nervios se irritan o se dañan, también es posible que sientas punzadas de dolor en el pecho. Es probable que el cirujano te recete un analgésico para manejar este tipo de dolor torácico durante el proceso de sanación.

Si te sometes a una reconstrucción mamaria con expansores de tejido y un implante, es posible que sientas dolor en el pecho a medida que el tejido se estira para acomodarse al implante.

Durante y después de la radioterapia, quizás también sientas dolor en el pecho, de nuevo, porque los nervios se irritan.

Algunas estrategias para aliviar el dolor torácico incluyen las siguientes:

También es posible que el médico te indique medicamentos de venta libre o recetados para aliviar el dolor torácico.

 

Dolor muscular

El dolor muscular, llamado “mialgia” por los médicos, puede variar de una molestia constante a episodios aislados de dolor agudo. El dolor puede estar focalizado en una zona específica o quizás en todo el cuerpo. Hay distintos problemas que pueden causar dolor muscular, como otras enfermedades distintas del cáncer de mama y las infecciones. En esta sección, nos referiremos únicamente al dolor muscular vinculado al tratamiento del cáncer de mama.

Casi todos los tratamientos de cáncer de mama pueden causar dolor muscular, entre ellos, los siguientes:

  • quimioterapia

  • radioterapia

  • terapia hormonal

  • terapias dirigidas

Otros medicamentos específicos pueden causar dolor muscular, entre ellos, los siguientes:

  • Bifosfonatos, medicamentos que se usan para tratar la osteoporosis

  • Xgeva (nombre genérico: denosumab), un medicamento que se usa para reducir las complicaciones y el dolor en los huesos causados por el cáncer de mama en estadio avanzado que ha hecho metástasis en los huesos

  • Neulasta (nombre genérico: pegfilgrastim), Neupogen (nombre genérico: filgrastim) y Zarxio (nombre genérico: filgrastim-sndz), que son medicamentos que se utilizan para reducir el riesgo de infección durante la quimioterapia

Algunas estrategias para aliviar el dolor muscular incluyen las siguientes:

También es posible que el médico te indique medicamentos de venta libre o recetados para aliviar el dolor muscular.

Redacción: Jamie DePolo, editora sénior

Revisado por 1 adviser médicos
 
Brian Wojciechowski, MD
Sistema de salud Crozer Health, área de Filadelfia, PA
Conoce más sobre el Comité de Asesoría

— Se actualizó por última vez el 5 de agosto de 2022, 20:36