comscoreTerapia hormonal

Terapia hormonal

La terapia hormonal, también llamada tratamiento antiestrógeno, tratamiento endocrino u hormonoterapia, se utiliza para tratar todos los estadios del cáncer de mama positivo para receptores de hormonas.

La terapia hormonal, también llamada tratamiento antiestrógeno, tratamiento endocrino u hormonoterapia, se utiliza para tratar todos los estadios del cáncer de mama positivo para receptores de hormonas.

Se denomina cáncer de mama positivo para receptores de hormonas a un tipo de cáncer de mama que tiene:

  • receptores de estrógeno

  • receptores de progesterona

  • receptores de estrógeno y progesterona

Cuando el estrógeno o la progesterona se unen al receptor de una célula de cáncer de mama que es positivo para receptores de hormonas, le indican que debe crecer y multiplicarse.

Según la Sociedad Americana Contra el Cáncer, alrededor de un 66 % de todos los tipos de cáncer de mama son positivos para receptores de hormonas.

Los medicamentos para terapia hormonal se usan de cuatro maneras posibles:

Para reducir el tamaño del cáncer antes de la cirugía: si el cáncer de mama es grande y positivo para receptores de hormonas, es posible que el médico te recomiende realizar terapia hormonal antes de la cirugía para reducir el tumor. Los tratamientos que se administran antes de la cirugía se denominan tratamientos neoadyuvantes, por lo que la terapia hormonal que se administra de esta manera se llama terapia hormonal neoadyuvante.

Para reducir el riesgo de recurrencia: si te diagnosticaron cáncer de mama en estadio temprano que es positivo para receptores de hormonas, tu plan de tratamiento incluirá la terapia hormonal después de la cirugía y quizás otros tratamientos para reducir el riesgo de que el cáncer vuelva a aparecer (recurrencia). Los tratamientos que se administran después de la cirugía se denominan tratamientos adyuvantes, por lo que la terapia hormonal que se administra de esta manera se llama terapia hormonal adyuvante.

Para impedir el crecimiento del cáncer en estadio avanzado: si te diagnosticaron cáncer de mama en estadio avanzado que es positivo para receptores de hormonas, se puede usar la terapia hormonal para ayudar a impedir que el cáncer crezca.

Para reducir el riesgo de un primer diagnóstico: la terapia hormonal también puede utilizarse para reducir el riesgo de cáncer de mama en algunas mujeres que aún no han sido diagnosticadas. Las mujeres que tienen un riesgo de contraer cáncer de mama muy superior al promedio pueden usar un medicamento para terapia hormonal de manera preventiva para reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama positivo para receptores de hormonas.

Los medicamentos de hormonoterapia actúan de dos formas:

  • mediante el bloqueo de la producción de estrógeno en el cuerpo

  • mediante el bloqueo de los efectos del estrógeno en las células de cáncer de mama

La terapia hormonal no es una opción de tratamiento en el caso del cáncer de mama negativo para receptores de hormonas.

Es importante destacar que la terapia hormonal para tratar el cáncer de mama es distinta de la terapia de reemplazo hormonal para manejar los síntomas de la menopausia. La terapia de reemplazo hormonal no se utiliza para tratar el cáncer de mama. Algunas mujeres la utilizan para tratar los efectos secundarios molestos de la menopausia, como los bochornos y los cambios en el estado de ánimo. La terapia de reemplazo hormonal se utiliza para elevar las concentraciones de estrógeno que disminuyen después de la menopausia. Contiene estrógeno y puede incluir progesterona y otras hormonas. La terapia hormonal para tratar el cáncer de mama es exactamente lo opuesto: bloquea los efectos del estrógeno o disminuye las concentraciones de esta hormona en el cuerpo.

 

Tipos de terapia hormonal

Existen tres tipos principales de medicamentos para terapia hormonal que se utilizan para tratar el cáncer de mama:

  • inhibidores de la aromatasa

  • moduladores selectivos de los receptores de estrógeno (MSRE)

  • reguladores por disminución de los receptores de estrógeno (ERD)

Estos medicamentos bloquean la enzima aromatasa, que convierte a las hormonas andrógenas en pequeñas concentraciones de estrógeno en el cuerpo. Los inhibidores de la aromatasa no pueden impedir que los ovarios produzcan estrógenos, por lo tanto, estos medicamentos se usan principalmente en mujeres postmenopáusicas, porque sus ovarios ya no están activos. Antes de la menopausia, la mayoría del estrógeno presente en el cuerpo se produce en los ovarios. Aún así, se está investigando si los inhibidores de la aromatasa se pueden usar para tratar a las mujeres premenopáusicas diagnosticadas con cáncer de mama positivo para receptores de hormonas si estas también usan medicamentos de supresión ovárica para inhibir el funcionamiento de los ovarios.

Existen tres inhibidores de la aromatasa que se usan para tratar el cáncer de mama:

  • Arimidex (nombre genérico: anastrozol)

  • Aromasin (nombre genérico: exemestano)

  • Femara (nombre genérico: letrozol)

Los moduladores selectivos de los receptores de estrógeno bloquean el efecto del estrógeno en las células de cáncer de mama al situarse en los receptores de estrógeno. Si un modulador selectivo de los receptores de estrógeno llega al receptor de estrógeno, el estrógeno no puede unirse a la célula de cáncer y esta última no recibe las señales del estrógeno para crecer y multiplicarse.

Las células de otros tejidos del cuerpo, como los huesos y el útero, también tienen receptores de estrógeno. Sin embargo, cada receptor de estrógeno tiene una estructura ligeramente distinta, según el tipo de célula en que se encuentra. Por lo tanto, los receptores de estrógeno de las células de las mamas son diferentes de los receptores de estrógeno de las células de los huesos, y estos dos receptores de estrógeno son diferentes de los receptores de estrógeno del útero. Como su nombre lo indica, los moduladores selectivos de los receptores de estrógeno son "selectivos", lo cual significa que un MSRE que bloquea la acción del estrógeno en las células de las mamas puede activar la acción del estrógeno en otras células, como las células de los huesos, del hígado y del útero.

Los moduladores selectivos de los receptores de estrógeno se pueden indicar para el tratamiento de mujeres tanto premenopáusicas como posmenopáusicas, y de hombres. Existen tres tipos:

  • tamoxifeno en comprimidos, llamado también citrato de tamoxifeno (marca comercial: Nolvadex) y líquido (marca comercial: Soltamox)

  • Evista (nombre genérico: raloxifeno)

  • Fareston (nombre genérico: toremifeno)

Al igual que los moduladores selectivos de los receptores de estrógeno, los reguladores por disminución de los receptores de estrógeno bloquean el efecto del estrógeno en las células de cáncer de mama al situarse en los receptores de estrógeno. Los reguladores por disminución de los receptores de estrógeno también reducen la cantidad de receptores de estrógeno y cambian la forma de los receptores de estrógeno de las células mamarias para que no puedan funcionar correctamente. Hay un regulador por disminución de los receptores de estrógeno que se usa para tratar el cáncer de mama:

  • Faslodex (nombre genérico: fulvestrant)

 

Plazo del tratamiento con terapia hormonal adyuvante

Durante muchos años, las mujeres recibieron terapia hormonal durante cinco años después de la cirugía para el tratamiento del cáncer de mama en estadio temprano que es positivo para receptores de hormonas. En la mayoría de los casos, el estándar terapéutico eran cinco años de tamoxifeno, o dos a tres años de tamoxifeno seguidos de dos a tres años de un inhibidor de la aromatasa, según el estado menopáusico.

Luego se determinó mediante investigaciones que el uso de tamoxifeno durante diez años, y no durante cinco años, después de la cirugía reducía el riesgo de recurrencia de la mujer y mejoraba la supervivencia. El tratamiento con tamoxifeno durante diez años después de la cirugía se convirtió en el estándar de atención en 2014.

En 2018, la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, siglas en inglés) actualizó sus pautas sobre la terapia hormonal adyuvante y recomendó que las mujeres postmenopáusicas diagnosticadas con cáncer de mama en estadio temprano que es positivo para receptores de hormonas y que se ha propagado a los ganglios linfáticos (enfermedad de nodos positivos) reciban tratamiento con terapia hormonal, incluido un inhibidor de la aromatasa, durante diez años después de la cirugía. Los médicos llaman al hecho de recibir terapia hormonal durante 10 años después de la cirugía “terapia hormonal adyuvante prolongada”.

 

Extirpación de ovario o supresión de la función ovárica

En las mujeres premenopáusicas, la mayoría del estrógeno del cuerpo se produce en los ovarios. En algunos casos, se pueden usar medicamentos para detener temporalmente el funcionamiento de los ovarios, lo que se denomina supresión de la función ovárica. Existen dos medicamentos que comúnmente se usan para ello:

  • Zoladex (nombre genérico: goserelina)

  • Lupron (nombre genérico: leuprolida)

Se suministran mediante inyecciones una vez por mes durante varios meses o cada cierto número de meses. Se pueden usar solos o junto con otros medicamentos para terapia hormonal para tratar a las mujeres premenopáusicas.

Una vez que dejas de usar el medicamento, los ovarios suelen volver a funcionar. El tiempo de recuperación de los ovarios puede variar de una mujer a otra.

Algunas mujeres que tienen un riesgo muy superior al promedio de tener cáncer de mama eligen extirparse los ovarios (llamado extirpación de ovarios preventiva), antes o después de ser diagnosticadas con esta enfermedad. Puedes obtener más información en la sección Extirpación preventiva de ovarios.

— Se actualizó por última vez el 27 de julio de 2022 13:53

Revisado por 1 adviser médicos
 
Jenni Sheng, MD
Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, Baltimore, Maryland
Conoce más sobre el Comité de Asesoría
Participa en la conversación sobre Terapia hormonal
Conecta con una comunidad de apoyo de personas que tratan miles de temas en todos nuestros foros de discusión. Nuestra comunidad da la bienvenida a todas las personas diagnosticadas con cáncer de mama, preocupadas por una afección mamaria o que cuidan a un ser querido afectado por cáncer de mama.
Obtener más información