comscoreDetección y análisis

Detección y análisis

Información acerca de los diferentes análisis y pruebas que pueden realizarte en distintos momentos del proceso de detección, diagnóstico y tratamiento.

Bien sea que nunca te hayan diagnosticado cáncer de mama y desees aumentar las probabilidades de detección temprana, o que te lo hayan diagnosticaron recientemente, o que te encuentres en medio del tratamiento y seguimiento, ya sabes que el cáncer de mama y los análisis médicos van de la mano.

La mayoría de los análisis relacionados con el cáncer de mama se clasifican en una o más de las siguientes categorías:

  • Análisis para detección: las pruebas de detección (como la mamografía anual) se indican regularmente a las personas que parecen estar sanas y sin indicios de padecer cáncer de mama. El objetivo es detectar el cáncer de mama en su etapa más temprana, antes de que se desarrolle cualquier síntoma, cuando la enfermedad es más fácil de tratar.

  • Pruebas diagnósticas: las pruebas diagnósticas (como las biopsias) se indican en personas en quienes se sospecha la presencia de cáncer de mama, tanto por los síntomas que experimentan como por el resultado de una prueba de detección. Estos análisis se utilizan para determinar si existe cáncer de mama y, en caso de que exista, para determinar si se extendió más allá de la mama. Las pruebas diagnósticas también se utilizan para reunir más información sobre el cáncer con el fin de orientar las decisiones relativas al tratamiento.

  • Pruebas de control: una vez que se diagnostica el cáncer de mama, se realizan numerosas pruebas durante y después del tratamiento para controlar la eficacia de las terapias. Estas pruebas de control se pueden usar además para verificar si existen indicios de recurrencia.

En las siguientes páginas puedes leer más acerca de los diferentes análisis que pueden realizarte en distintos momentos del proceso de detección, diagnóstico y tratamiento. Los análisis se presentan en orden alfabético.

 

Obtención de resultados de estudios

A menudo, la parte más difícil de la detección y las pruebas no es realizar los exámenes en sí, sino esperar los resultados. Si eres como la mayoría de las personas, querrás tener los resultados de los análisis lo antes posible. En una emergencia o inmediatamente antes de un tratamiento de quimioterapia, los resultados de los análisis generalmente se obtienen con rapidez. Pero cuando el médico te indica una prueba que no reviste urgencia, como es el caso de la mayoría de los exámenes relacionados con el cáncer de mama, es posible que el laboratorio o el departamento de radiología no envíen los resultados con tanta rapidez. Posiblemente tu médico desconozca cuándo se realiza realmente el análisis y si los resultados están disponibles hasta que el informe llega a su consultorio entre 3 y 7 días después. Mientras tanto, puedes creer que tu médico tiene los resultados pero no te los comunica.

Si bien no hay manera de hacer que los resultados de análisis estén listos antes, puedes seguir algunos pasos para sentir que tienes mayor control sobre el proceso. Con preguntar cuándo estarán listos los resultados y acordar una consulta con tu médico para retirarlos puedes ayudar a reducir la ansiedad. Otra buena manera de tomar el control es guardar las copias de todos los resultados de tus análisis en un mismo lugar. De esa manera, siempre los tendrás a mano si necesitas compartir la información con otro médico o consultarlos tú mismo.

Obtén más información.

— Se actualizó por última vez el 27 de julio de 2022 13:53