comscoreLo que los médicos y pacientes dicen acerca de la medicina complementaria

Lo que los médicos y pacientes dicen acerca de la medicina complementaria

Si nunca has probado estas terapias, incluso si lo has hecho, puede resultarte útil conocer lo que se dice sobre ellas.
 
 

Lo que las personas dicen acerca de la medicina complementaria

Si nunca has probado estas terapias, incluso si lo has hecho, puede resultarte útil conocer lo que se dice sobre ellas.

Algunas de las personas que se mencionan en esta sección recibieron terapias complementarias durante varios años antes de que les diagnosticaran cáncer de mama. A otras, les indicaron estas terapias durante el tratamiento médico convencional contra el cáncer.

Relato de Nicole:

"Había empezado una clase de yoga y meditación cuando me diagnosticaron CDIS. Yo lo había disfrutado mucho y me resultaba muy relajante, a pesar de que estaba un tanto pesada y tenía problemas para acostarme e incorporarme desde el suelo. Nunca me había dado cuenta de lo tensa que estaba y el yoga me mostró un camino para liberarme.

Pero el cáncer de mama fue algo que nunca había previsto. Bueno, nadie lo hace, pero yo era muy sana y nadie en mi familia había tenido ningún tipo de cáncer. Solía despertar en medio de la noche con palpitaciones por pesadillas y luego me resultaba muy difícil volver a conciliar el sueño.

Me convertí en una muy buena paciente: hacía todo lo que los médicos decían. Me tomé una licencia de seis meses de mi trabajo en la escuela primaria y me concentré en el aspecto médico de mi vida. Pero después de tres lumpectomías y un tratamiento de radiación, caí en la cuenta de que me faltaba algo muy importante. Cuando retomé el yoga estaba exhausta, pero continué con esto porque sentía la necesidad real de estar a cargo de algo. Y estaba en lo cierto. Ojalá hubiera continuado con estas terapias mientras recibía mis tratamientos habituales contra el cáncer.

Mi médico nunca me dijo que no hiciera yoga, solo me advirtió lo cansada que estaría. Pero tengo una amiga que me llevó a una escuela donde había una maestra que había tenido cáncer de colon. Ella comprendía exactamente lo que me sucedía. Creo que estar con alguien que entendía el lado mental y emocional de esta enfermedad resultó muy útil para mí. Ella me enseñó posturas especiales de relajación. Mi favorita es la postura del niño. Siempre que la clase se torna demasiado exigente para mí, directamente adopto esta posición.

Decididamente, seguiré con el yoga y mi próximo plan es tener una sesión de masaje semanal. Creo que los médicos hacen un gran trabajo cuidando tu parte enferma, pero tú debes cuidar del resto".

Puedes obtener más información sobre la práctica de yoga durante el tratamiento del cáncer de mama y después de este.

Relato de Rebecca:

"Tenía cuarenta y ocho años cuando me descubrieron un cáncer de mama invasivo. En ese momento, yo llevaba veinticinco años de tratamientos con acupuntura y masajes. Empecé con la acupuntura en el hospital donde me practicaron una mastectomía con preservación de piel, y la acupuntura se volvió mucho más importante para mí después de la siguiente operación. Comparada con la reconstrucción, una mastectomía es prácticamente como ir a la manicura. Estaba tan dolorida y tomaba tantos calmantes, no podía comer... y yo siempre había tenido gran apetito.

Entonces, en cada sesión, la acupunturista me preguntaba qué quería trabajar ese día. Algunas veces era una sección de movimiento de mi hombro, pero generalmente, era recuperar mi apetito.

Durante nuestras sesiones, yo me recostaba y ella encendía dos lámparas de calor: una sobre los pies y otra cerca del hombro, para asegurarse de que me sintiera abrigada y cómoda. Luego iba por todo el cuerpo insertando agujas delgadas como un cabello. Nunca se ponen cerca de las incisiones, sino en puntos sobre los meridianos o vías energéticas, que estimulan un tipo de curación, el flujo sanguíneo, o lo que ellos llaman chi, la energía vital. Daba un ligero golpecito y con eso perforaba la piel. Se siente algo así como una picadura de mosquito. Cuando tenía doce o catorce agujas colocadas, ella las presionaba apenas, hasta que yo sentía una pequeña descarga, que es cuando la aguja alcanza el chi. Yo me lo figuro como un pez saltando para morder el anzuelo.

Me sentía muy relajada cuando retiraba las agujas, ni siquiera las sentía cuando salían. Y luego, sentía hambre, MUCHA hambre. Mi esposo y yo salíamos a comer una buena comida.

Uno no puede prescindir de la cirugía u otro tratamiento médico, es como un mazazo necesario. La acupuntura es una forma de sanación más suave y delicada, que me ayudó a disminuir el dolor y a recuperar mi peso normal".

Puedes obtener más información sobre la práctica de acupuntura durante el tratamiento del cáncer de mama y después de este.

Experiencias de otras personas:

"El departamento de medicina complementaria del centro de tratamiento oncológico cercano a mi casa era maravilloso... pequeño, pero con un personal grandioso. Pero para lograr que la compañía de seguros pagara una parte de este tratamiento extra, había que ir hasta el fin del mundo. Yo estaba exhausta por mis sesiones de quimio y para mí ya era suficientemente difícil acudir a mi sesión de acupuntura sin andar penosamente por todo el hospital. Si estos lugares estuvieran realmente comprometidos con la integración de terapias complementarias a la medicina convencional, deberían facilitarle esto al paciente. Y los pacientes deberían hacerles saber la importancia de esto a los terceros que pagan estos servicios". — Aisha

Puedes obtener más información sobre el costos de los tratamientos complementarios.

"Hace seis años, me diagnosticaron cáncer de mama agresivo en estadio III con nueve ganglios afectados. Gracias a mi médica, descubrí los Cancer Healing Ministries. Ella coordinaba mi atención, que consistía en cirugía, reiki, quimioterapia y radiación. Todos y cada uno de los profesionales y los integrantes del personal me trataron con respeto, humor y afecto verdadero. Cuando el cáncer de mama retornó en los pulmones y el cuello, yo sabía que estos mismos recursos ya estaban allí para mí. En este momento llevo un año de tratamiento por la recurrencia. Sigo adelante cada día (bueno, la mayoría de los días) con energía, fe, esperanza y risas". — Terry

Obtén más información sobre los siguientes temas: Reiki.

"Sobreviví a quince años y medio de cáncer de mama. Me lo diagnosticaron la semana en que cumplía 38 años. También tengo certificación de adaptador de prótesis para mastectomía. Disfruto mucho trabajando con mujeres asombrosas que asisten a la tienda a diario. A lo largo del proceso de curación, una de las cosas con las que más he luchado es la perspectiva. Es tan fácil perder contacto con lo que es realmente importante y necesario cuando uno está abrumado en tantos aspectos. Aprendí a respirar, a aquietar mi ser interno... ¡y a relajarme! Aprendí a "estar en el momento" y a que todo lo que necesito se encuentra justo dentro de mí y cómo encontrar estos recursos en mí cuando los necesito". — Heather

 

Lo que los médicos dicen acerca de la medicina complementaria

Los médicos están formados en un sistema que examina científicamente la enfermedad y el tratamiento a través de rigurosos estudios clínicos. Muchos médicos necesitan ver resultados positivos a partir de amplios estudios clínicos antes de recomendar un tratamiento.

Otros médicos han estudiado los beneficios de la medicina complementaria y la recomiendan a sus pacientes basándose en estudios más pequeños y pruebas aisladas. Otros descubren la medicina complementaria a través de sus pacientes y luego la estudian por su cuenta.

"Lo que nos queda después de toda nuestra medicina convencional son mujeres curadas de su enfermedad, pero temerosas de vivir. Por eso necesitamos la medicina holística, que trabaja junto con la medicina convencional, no en contra de ella". — Dra. Beth Baughman DuPree, FACS

"Con el paso del tiempo, nos gustaría emplear terapias complementarias como parte de una nueva orientación al paciente. Comenzar con esto es un modo de amortiguar los síntomas que pueden sentir durante el tratamiento. Creemos que, si comenzamos con yoga y relajación antes del tratamiento, es posible que disminuyan los síntomas y también que sea más fácil continuar incluso después del tratamiento, ya que se volvería parte de su estilo de vida". — Dr. Lorenzo Cohen, director de Medicina Integral del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas

"El sistema médico convencional no contempla cuestiones psicológicas ni emocionales relacionadas con el cáncer de mama. A muchas personas les resulta tan difícil afrontar su preocupación y depresión que esto puede interferir en su tratamiento. Yo creo que la mayor ventaja de estas terapias complementarias es la cantidad de tiempo que los profesionales pasan con sus pacientes. En lo que respecta a si estos tratamientos favorecen la longevidad y reducen el riesgo de recurrencia, se desconoce. Pero la visualización, la meditación, el yoga, los grupos de apoyo, todos pueden ser enormemente beneficiosos". — Dr. Debu Tripathy, director del Programa de Investigación del Cáncer de Mama Komen/UTSW de Southwestern Medical Center de la Universidad de Texas en Dallas

"La mayoría de los pacientes llega inicialmente con preguntas muy concretas, como las siguientes: '¿Qué suplemento debo tomar para aliviar las náuseas?' o '¿Qué distancia debo caminar por día después de la cirugía?'. Y, por lo general, obtienen una buena orientación por parte de los terapeutas para esta clase de cosas. Pero lo que no esperan al principio es la clase de asociación que se desarrolla a lo largo de este viaje. Quedan sorprendidos de tener profesionales de la salud que escuchan sincera y profundamente, y que prestan atención a las necesidades de toda la persona, no solo del proceso de la enfermedad. Esto es lo que se conoce como sanación, y la sanación lleva mucho más tiempo que finalizar solo el tratamiento". — Dra. Tracy Gaudet, directora del Centro Duke para Medicina Integral

"La esperanza que brindan las opciones o alternativas es un componente importante de la medicina integral. Algunos médicos dicen: 'Usted solo está aumentando sus esperanzas'. '¿Qué hay de malo en la esperanza?', les respondo". — Dr. Ronald P. Ciccone, director médico, Medicina Familiar Integral del Centro de Bienestar Lourdes

 

Cinco motivos principales para usar técnicas de medicina complementaria

  1. Pueden ayudarte a tomar el control de la forma en que afrontas el cáncer de mama.

  2. Pueden ayudar a aliviar algo de la ansiedad y la depresión que causa el hecho de tener cáncer y su tratamiento.

  3. Pueden ayudar a atenuar algunos síntomas, como el dolor, la fatiga y las náuseas.

  4. Pueden mejorar tu calidad de vida y hacer que le des importancia a sentirte bien en lugar de sentirte enferma.

  5. Los profesionales pueden pasar mucho tiempo contigo (por ejemplo, las sesiones de masajes y acupuntura pueden durar alrededor de una hora) y llegar a comprender de verdad tus preocupaciones.

— Se actualizó por última vez el 26 de enero de 2022 19:31