comscoreInsomnio (problemas para dormir)

Insomnio (problemas para dormir)

Los trastornos del sueño ocasionales son normales en la mayoría de las personas. Si sueles tener problemas para conciliar el sueño o si te despiertas con frecuencia durante la noche, quizá tengas insomnio.
 

Los trastornos del sueño ocasionales son normales en la mayoría de las personas. El estrés diario, la acidez o el consumo excesivo de cafeína o alcohol pueden hacer difícil conciliar el sueño.

El insomnio es diferente. Si sueles tener problemas para conciliar el sueño, si te despiertas con frecuencia durante la noche o no duermes lo suficiente como para descansar, quizá tengas insomnio. El insomnio puede afectar tu humor y tus niveles de energía, causar fatiga y dificultar el pensamiento y la concentración.

Los siguientes tratamientos del cáncer de mama pueden causar insomnio:

Algunos medicamentos para el dolor también pueden causar trastornos del sueño.

 

Manejo del insomnio

Si tienes problemas para dormir, consulta con tu médico sobre técnicas que te ayuden a relajarte. Tu médico puede decirte si un medicamento con receta o de venta libre puede ayudarte. Si un medicamento para el dolor origina los trastornos del sueño, tu médico quizá te indique otro.

También puedes intentar seguir estas recomendaciones, que te ayudarán a relajarte y conciliar el sueño más fácilmente:

  • No tomes siestas durante el día. Si tienes que tomar una siesta, no duermas más de 1 hora, ni después de las 3 p. m.

  • Haz ejercicio durante el día; te ayudará a aliviar el estrés, mejorar tu estado de ánimo y te dará más cansancio. Para asegurarse de que la actividad física no te acelere demasiado y te impida dormir, lo mejor es ejercitarse 5 o 6 horas antes de acostarte, aproximadamente.

  • Evita el estrés por la noche. No hagas ejercicio, no hables por teléfono ni mires televisión antes de ir a dormir.

  • Relájate: toma un baño tibio o pídele a tu pareja que te masajee la espalda.

  • Usa la cama solo para dormir. No leas, no mires televisión ni escuches música en la cama.

  • Lee antes de ir a la cama. Intenta leer un libro monótono o uno que hayas leído con anterioridad y te resulte tranquilizador, pero no lo hagas en la cama.

  • No bebas mucha agua u otra bebida antes de ir a la cama. Esto disminuye tu necesidad de orinar en medio de la noche.

  • Ve a la cama y levántate todos los días a la misma hora, para acostumbrar al cuerpo a un ritmo de sueño saludable.

  • Evita las bebidas alcohólicas. Quizá te ayuden a conciliar el sueño, pero pueden despertarte en mitad de la noche.

  • Deja de fumar. La nicotina es un estimulante y puede dificultar la tarea de conciliar el sueño.

  • Limita la cafeína, en especial después del mediodía. Esto incluye café, gaseosa, chocolate y té.

  • Mantén el dormitorio oscuro y silencioso para lograr un mejor descanso.

  • Oculta los relojes de tu habitación. No te dará tanta ansiedad por conciliar el sueño si no sabes qué hora es.

  • Prueba usar tapones de silicona para los oídos si el ruido te impide dormir durante la noche.

— Se actualizó por última vez el 29 de junio de 2022, 15:22