Menopausia y síntomas menopáusicos

Menopausia y síntomas menopáusicos

La menopausia marca el momento en la vida de una mujer en el que ya no menstrúa más. Oficialmente, la menopausia se define como el momento en que se cumplen doce meses después del último ciclo menstrual.

En algún momento de la vida de cada mujer, los ovarios dejan de producir óvulos, y sus niveles de las hormonas estrógeno y progesterona se reducen. Con el tiempo, la menstruación, que solía ser mensual, comienza a ser menos frecuente. Este proceso se denomina “perimenopausia” o “transición menopáusica”. Cuando deja de menstruar durante un año completo, se dice que la mujer es “posmenopáusica” y ya no puede quedar embarazada.

La mayoría de las mujeres entran en la menopausia como parte natural del proceso de envejecimiento a los 51 años, en promedio, aunque algunas viven esa etapa antes y otras, después. Si te han diagnosticado cáncer de mama antes de la menopausia, algunos tratamientos podrían adelantar la menopausia y desatarla más abruptamente de lo esperado. Esto se llama menopausia médica, menopausia quirúrgica o menopausia inducida. Por ejemplo:

  • Ciertas terapias hormonales y quimioterapias pueden reducir o detener la función ovárica. La menopausia médica puede ser un estado temporal, es decir, un estado que dure mientras realizas el tratamiento y un poco más, o puede ser un cambio permanente.

  • La extirpación quirúrgica de los ovarios, que se recomienda a algunas mujeres, causa una menopausia inmediata y permanente. Esta es la menopausia quirúrgica.

  • Otros tratamientos no generan menopausia, pero causan síntomas menopáusicos, como bochornos. Eso puede afectarte si eres premenopáusica al momento del diagnóstico. Si ya entraste en la menopausia natural, es posible que los síntomas empeoren con algunos tratamientos contra el cáncer de mama.

  • Por último, tenemos la menopausia repentina, que se produce al interrumpir la terapia de reemplazo hormonal (TRH) utilizada por ciertas mujeres para tratar los síntomas menopáusicos naturales muy intensos o molestos. La TRH no es recomendable para mujeres que han sido diagnosticadas con cáncer de mama o que tienen un alto riesgo de desarrollar la enfermedad, pues se ha vinculado esa terapia con el riesgo de cáncer de mama.

La menopausia médica, quirúrgica o repentina puede generar un cambio abrupto y dramático en el cuerpo: los niveles hormonales disminuyen en cuestión de días o semanas en vez de años. Los síntomas pueden presentarse de manera más abrupta que en el caso de una menopausia natural y más gradual. Aunque los síntomas serían incómodos para cualquiera, es particularmente difícil lidiar con ellos si tienes veinte, treinta o incluso cuarenta años y “sientes molestias menopáusicas” unos diez o veinte años antes de lo previsto. Para las mujeres jóvenes que se han extirpado los ovarios, lo que reduce el nivel hormonal literalmente de la noche a la mañana, los síntomas menopáusicos pueden ser muy intensos. Además, la menopausia temprana genera preocupación sobre los efectos a largo plazo que puede traer la falta de estrógeno durante años, como la pérdida ósea.

Hay maneras de manejar los síntomas y vivir más cómodamente con la menopausia. Los cambios de estilo de vida (dieta, ejercicios, dejar de fumar, apoyo emocional) pueden ser tan importantes y eficaces como los medicamentos cuando se trata de sentirte mejor y vivir bien. En esta sección, puedes aprender más sobre:

La menopausia permanente marca el fin de la fertilidad. Si te encuentras en la premenopausia y aún te interesa la posibilidad de tener hijos biológicos, consulta nuestra sección Fertilidad y problemas relacionados con el embarazo.

— Se actualizó por última vez el 29 de junio de 2022 15:11