comscorePresión arterial elevada (hipertensión)

Presión arterial elevada (hipertensión)

La presión arterial elevada generalmente no tiene síntomas, por lo que quizá no te des cuenta de que la tienes. La presión arterial elevada aumenta el riesgo de tener problemas cardíacos, accidente cardiopulmonar y trastornos renales.
 

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes arteriales en cada latido del corazón. Con cada latido (o contracción del corazón), se irriga sangre a las arterias. La presión arterial llega al máximo valor cuando el corazón late, y al mínimo, cuando descansa entre latidos. La lectura de la presión arterial se representa con dos números, que se leen uno sobre el otro. El número superior (la presión sistólica) mide la presión arterial cuando late el corazón. El número inferior (la presión diastólica) mide la presión arterial entre latidos. Un valor normal de presión arterial es de 120/80 o ligeramente inferior. Si la presión arterial es de 140/90 o más, se considera que tienes presión arterial elevada (también denominada “hipertensión”).

La presión arterial elevada generalmente no tiene síntomas, por lo que quizá no te des cuenta de que la tienes.

Muchos tratamientos de cáncer de mama pueden causar presión arterial elevada:

Algunos medicamentos para el dolor que tomes durante el tratamiento de cáncer de mama pueden causar presión arterial elevada.

 

Manejo de la presión arterial elevada

La presión arterial elevada aumenta el riesgo de tener problemas cardíacos, accidente cardiopulmonar y trastornos renales. Si tienes dolores de pecho, dolor de cabeza intenso, náuseas, mareos o pérdida de la vista, consulta con tu médico de inmediato.

Si tienes antecedentes de presión arterial elevada, consulta con tu médico sobre la mejor forma de controlarla. Quizá puedas tomar otra medicina. También puedes tener en cuenta estas recomendaciones para mantener tu presión arterial en valores saludables:

  • Hacer ejercicios con regularidad. Esto mantiene tu corazón en forma y ayuda a conservar un peso saludable.

  • Reducir el estrés. Prueba técnicas de relajación como las visualizaciones dirigidas o la meditación.

  • No fumar. Fumar puede aumentar tu presión arterial.

  • Llevar una dieta saludable. Elige alimentos con bajo contenido de grasas saturadas, colesterol y sodio, e intenta consumir muchas frutas y vegetales.

  • Mantener un peso saludable. Hacer ejercicio con regularidad y una dieta saludable pueden ayudar.

  • Evitar consumir alcohol y cafeína, ya que pueden elevar la presión arterial.

— Se actualizó por última vez el 22 de febrero de 2022 18:22