comscoreTratamiento para el cáncer de mama en hombres

Tratamiento para el cáncer de mama en hombres

Si eres un hombre y te diagnosticaron cáncer de mama, tu plan de tratamiento incluirá uno o más tratamientos orientados a eliminar y destruir las células cancerosas.
 

Si eres un hombre y te diagnosticaron cáncer de mama, tu plan de tratamiento incluirá uno o más tratamientos orientados a eliminar y destruir las células cancerosas.

Las decisiones sobre el tratamiento se basan en distintos factores como el estado general de tu salud, las características del cáncer y tu propio estilo para tomar decisiones.

El tratamiento del cáncer de mama en hombres puede incluir cirugía, quimioterapia, radioterapia, terapia dirigida, terapia hormonal e inmunoterapia.

La cirugía suele ser el primer tratamiento de la enfermedad en estadio temprano, aunque a veces se administra quimioterapia y terapia hormonal antes de la cirugía para reducir el tumor. Luego de la cirugía, es posible que se recomienden otros tratamientos como quimioterapia, terapia dirigida, radioterapia, terapia hormonal o inmunoterapia para eliminar las células cancerosas remanentes.

 

Encontrar un equipo médico para tratar el cáncer de mama en hombres

Para recibir la mejor atención después de un diagnóstico de cáncer de mama, necesitas elegir un equipo de tratamiento que incluya especialistas, como un cirujano de mamas, un oncólogo médico, un oncólogo radioterapeuta y un consejero genético. Pero, como el cáncer de mama en hombres es una enfermedad poco frecuente, algunos médicos tienen experiencia limitada o nula en esta área. Los hombres diagnosticados con cáncer de mama han informado, y también se demostró en algunas investigaciones, que a los hombres no siempre se les ofrecen opciones de tratamiento adecuadas.

Si puedes, intenta elegir un equipo en un centro oncológico principal que tenga experiencia en el tratamiento del cáncer de mama en hombres. Si esto no es posible en tu caso, te conviene obtener al menos una segunda opinión por parte de un especialista (en particular, de un oncólogo médico) en un centro oncológico principal que tenga experiencia en el cáncer de mama en hombres. Las segundas opiniones pueden ser útiles para confirmar si tu diagnóstico es correcto y si tu plan de tratamiento es apropiado y exhaustivo. En la actualidad, muchos médicos ofrecen segundas opiniones por medio de la telemedicina (ya sea por teléfono o por video en línea), y Medicare, Medicaid y la mayoría de las aseguradoras privadas ahora cubren las teleconsultas. Ten en cuenta que, según las normas del estado donde vivas, puede haber algunas limitaciones para buscar una segunda opinión o recibir atención continua en la modalidad de telemedicina con un médico que se encuentre en otro estado. Es posible que necesites una derivación por escrito de un médico del estado donde vives o tal vez no puedas consultar a un médico que no esté autorizado para ejercer en tu estado.

Los grupos dedicados a la concientización de los pacientes, como la organización Male Breast Cancer Coalition, pueden ayudarte a conectar con médicos que tengan experiencia en el cáncer de mama en hombres.

Obtén más información sobre la planificación del tratamiento y la obtención de una segunda opinión.

 

Cirugía para tratar el cáncer de mama en hombres

La mayoría de los hombres diagnosticados con cáncer de mama en estadio temprano se someten a cirugía para extirpar el tumor y el tejido mamario cercano. La cirugía también puede incluir la extirpación de ganglios linfáticos axilares para verificar la presencia de células cancerosas y determinar si el cáncer se extendió más allá de la mama.

Además de eliminar la mayor cantidad de cáncer posible, el objetivo de la cirugía es obtener más información sobre la enfermedad. Al igual que el informe patológico que recibes después de una biopsia, te entregarán un informe patológico después de la cirugía. La información del informe patológico te ayudará a decidir junto a tus médicos qué tratamientos recibirás después de la cirugía.

Como la mayoría de los hombres diagnosticados con cáncer de mama en estadio temprano solo tienen la enfermedad en una mama, el enfoque más habitual es realizar una cirugía solo en esa mama. La mastectomía bilateral (extirpación quirúrgica de ambas mamas) se realiza muy esporádicamente, cuando el cáncer está presente en ambas mamas. Actualmente, a nivel global, no se recomienda a los hombres con diagnóstico de cáncer en una sola mama someterse a una mastectomía bilateral para reducir el riesgo de contraer cáncer en el futuro en la otra mama saludable. Esto se debe a que el riesgo de desarrollar cáncer en la otra mama es relativamente bajo para la mayoría de los hombres, y la terapia hormonal puede ayudar a disminuir aún más ese riesgo.

Aun así, algunos hombres que reciben un diagnóstico de cáncer en una mama eligen realizarse una mastectomía bilateral porque tienen una mutación genética que aumenta su riesgo de contraer esta enfermedad, como una mutación en el gen BRCA2 o antecedentes familiares contundentes de cáncer de mama. También hay casos de hombres que no fueron diagnosticados con cáncer de mama, pero que poseen estos factores de riesgo y eligen realizarse una mastectomía bilateral preventiva (extirpación quirúrgica de ambas mamas saludables para disminuir las probabilidades de desarrollar cáncer de mama en el futuro).

Es importante hablar con tus médicos sobre todas tus opciones de tratamiento y reducción de riesgos, para que puedas decidir el mejor plan en tu situación.

Tipos de cirugía para tratar el cáncer de mama en estadio temprano en hombres
Mastectomía radical modificada

El cirujano extirpa la tetilla, la areola (la zona oscura y circular alrededor de la tetilla), todo el tejido mamario y la piel que cubre la mama. El cirujano también realiza la disección de los ganglios linfáticos axilares, lo que significa que se extirparán algunos (unos 10 en promedio) ganglios linfáticos axilares del lado en que se encuentra el tumor para verificar si el cáncer se extendió a esa zona.

Mastectomía simple (o total)

El cirujano extirpa la tetilla, la areola, todo el tejido mamario y la piel que cubre la mama. Por lo general, el cirujano también realiza la disección de ganglios linfáticos centinela, lo que significa que se extirparán uno o dos (y hasta cinco) ganglios linfáticos axilares del lado en que se encuentra el tumor para verificar si el cáncer se extendió a esa zona. Los ganglios linfáticos centinela son los primeros ganglios en los que el cáncer puede hacer metástasis a partir de un tumor. Se realiza un procedimiento de mapeo linfático el día anterior a la cirugía, la mañana de la cirugía o durante el procedimiento. Esto implica inyectar un líquido radiactivo, una tintura azul o ambos, debajo de la tetilla o cerca del sitio del tumor, para que el cirujano pueda localizar los ganglios linfáticos centinela.

Si te someterás a una mastectomía radical modificada o a una mastectomía simple, puedes preguntarle al cirujano si la mastectomía con preservación de la tetilla es una opción en tu caso. Durante una mastectomía con preservación de la tetilla, el cirujano extrae el tejido mamario, pero deja la tetilla, la areola y la piel de la mama intactos. Es posible que un cirujano de mamas y un cirujano plástico deban trabajar juntos para realizar este tipo de mastectomía. En muchos casos, los hombres no son candidatos para realizarse este tipo de mastectomía porque el cáncer está muy cerca de la tetilla y la areola o los afecta, y porque tienen menos tejido mamario en general. De todos modos, vale la pena preguntar.

Si eres un hombre y tienes mayor volumen de mamas, mamas caídas o piel flácida sobrante y te realizarás una mastectomía, puedes preguntar al cirujano de mamas si puede realizar un cierre estético plano. Esto significa que, durante la mastectomía, se retira piel sobrante, grasa y otros tejidos de la zona de la mama, y el tejido restante se tensa y se suaviza para que el contorno del pecho quede liso y suave. En algunos casos, puede ser útil que un cirujano de mamas y un cirujano plástico trabajen juntos durante la mastectomía para realizar el cierre estético plano.

Mastectomía radical

Este es el tipo más extenso de mastectomía. El cirujano extirpa la tetilla, la areola, todo el tejido mamario, la piel que cubre la mama, los músculos de la pared torácica debajo de la mama y algunos ganglios linfáticos axilares. Si bien, hasta la década de 1970, la mastectomía radical era el tratamiento quirúrgico de referencia del cáncer de mama, ahora solo se realiza en muy pocos casos cuando el tumor crece en los músculos del pecho y ya se administró quimioterapia y el tumor no se redujo.

Lumpectomía (también se conoce como cirugía con preservación de la mama)

El cirujano extirpa únicamente el tumor mamario (el “bulto”) y parte del tejido normal que lo rodea. También puede extirpar algunos de los ganglios linfáticos axilares.

En muchos casos los cirujanos no recomiendan la lumpectomía a los hombres por factores como el tamaño y la ubicación del tumor, y por el hecho de que tienen menos tejido mamario en general. Sin embargo algunos hombres pueden ser candidatos para esta cirugía y pueden elegirla. Si un hombre elige realizarse una lumpectomía, por lo general, los médicos le recomendarán que reciba radioterapia después de la cirugía para destruir las células cancerosas remanentes.

Cirugía para extirpar los ganglios linfáticos

Si el cirujano te extirpará algunos de los ganglios linfáticos axilares para verificar si hay células cancerosas, generalmente lo hará durante la mastectomía o la lumpectomía. A veces la extirpación de los ganglios linfáticos se realiza por medio de una cirugía distinta. Por ejemplo, si se encuentran células cancerosas en los ganglios linfáticos centinela, es posible que sea necesario realizar otro procedimiento para extirpar más ganglios.

Qué puedes esperar de una cirugía para extirpar el cáncer de mama en hombres

La mayoría de las cirugías para extirpar el cáncer de mama en hombres requieren anestesia general, pero en algunos casos se puede utilizar anestesia local y un sedante suave.

La duración de la estadía en el hospital depende de factores como el tipo de cirugía, el hecho de si se extirparon ganglios linfáticos y el tipo de anestesia utilizada. Luego de una mastectomía, es posible que pases una noche o más en el hospital. Por lo general, no es necesario pasar la noche en el hospital después de la lumpectomía.

Obtén más información sobre qué puedes esperar con la cirugía para extirpar el cáncer de mama.

Un efecto secundario posible de la cirugía para extirpar el cáncer de mama y de la radioterapia que es importante conocer es el linfedema, que es la inflamación anormal de los brazos, las manos, las mamas o el torso. El linfedema puede producirse si te extirpan ganglios linfáticos y se interrumpe el flujo normal de la linfa (un líquido transparente que circula en el cuerpo para eliminar residuos de los tejidos). Antes de la cirugía, puede ser útil obtener información sobre distintas maneras para prevenir y tratar el linfedema.

La reconstrucción mamaria después de la mastectomía en hombres

Después de una mastectomía, es posible que el pecho se vea irregular. Si el aspecto del pecho del lado donde te extirparon tejido mamario, la cicatriz de la mastectomía o la ausencia de una tetilla te generan inseguridades, casi siempre puedes optar por realizarte una reconstrucción mamaria.

Los procedimientos de reconstrucción mamaria ayudan a restaurar la forma natural y el aspecto del pecho y de las tetillas. En hombres, la reconstrucción mamaria, por lo general, no se realiza al mismo tiempo que la mastectomía. Si eliges realizarte una reconstrucción mamaria, lo más probable es que se realice una vez que te hayas recuperado de la mastectomía y hayas completado otros tratamientos como la radioterapia y la quimioterapia. La reconstrucción mamaria suele involucrar uno o dos procedimientos.

Antes de realizarte la mastectomía, te conviene consultar a un cirujano plástico certificado que se especialice en reconstrucciones mamarias en hombres para que puedas hablar sobre tus opciones, decidir si la reconstrucción es adecuada para ti e incluirla en tu plan de tratamiento. Sin embargo, incluso si han pasado años desde que te realizaste la mastectomía, puedes optar por una reconstrucción mamaria. La mayoría de los hombres que se sometieron a una cirugía para extirpar el cáncer de mama son candidatos para la reconstrucción mamaria siempre y cuando estén saludables para realizarse otras cirugías.

Muchos cirujanos plásticos no tienen experiencia en reconstrucciones en hombres, pero no es necesario que busques a alguien que la tenga. Aunque sí puede ser una buena idea elegir a un cirujano plástico que tenga experiencia en todo tipo de reconstrucciones mamarias en mujeres, que te haga sentir bien y que quiera trabajar contigo. La reconstrucción mamaria suele estar incluida en el seguro de salud, pero tal vez necesites hablar con tu cirujano plástico o tratar directamente con la aseguradora para indicar que la cirugía es necesaria por razones médicas y obtener la aprobación previa.

Se pueden utilizar los siguientes procedimientos para mejorar el aspecto del pecho en los hombres que se sometieron a una cirugía mamaria:

Autoinjertos de grasa

Para este tipo de injertos se te quita grasa de otra parte del cuerpo, por lo general, de los muslos, el abdomen o los glúteos, mediante liposucción. A continuación, la grasa se procesa y se inyecta en pequeñas cantidades en la zona de la mama. En el mejor de los casos, alrededor de la mitad de la grasa que se inyecta se quedará allí de forma permanente, mientras que el organismo reabsorberá el resto. Es posible que hagan falta varias sesiones de autoinjerto de grasa para lograr los mejores resultados. Antes de inyectar la grasa, es posible que el cirujano plástico coloque agujas pequeñas debajo de la piel, a través de las cicatrices de la mastectomía, para cortar el tejido cicatricial y crear espacio para inyectar la grasa.

En los hombres, el autoinjerto de grasa puede utilizarse por sí solo para reconstruir la mama o puede usarse para mejorar los resultados de otros procedimientos de reconstrucción, por ejemplo, añadir volumen, rellenar imperfecciones o suavizar el aspecto de la piel afectada por la radioterapia.

Reconstrucción autóloga (con colgajo)

En este tipo de cirugía se utiliza tejido trasplantado de otra parte del cuerpo, como el abdomen, los muslos o las nalgas, para dar forma a la mama y, en algunos casos, para reconstruir los músculos del pecho si se extirpó una parte de ellos.

El tipo más común de cirugía con colgajo en hombres es el procedimiento con colgajo del músculo dorsal ancho. En este procedimiento se utiliza un colgajo ovalado de piel, grasa, músculo y vasos sanguíneos de la parte superior de la espalda para realizar la reconstrucción mamaria. Para los hombres que necesitan un colgajo de mayor tamaño, el procedimiento con colgajo de perforante de la arteria epigástrica inferior profunda (DIEP, sigla en inglés) puede ser la mejor opción. Durante esta cirugía, se utilizan grasa, piel y vasos sanguíneos de la parte inferior del abdomen para realizar la reconstrucción mamaria.

Reconstrucción con implantes mamarios

Este procedimiento implica reconstruir la mama con un pequeño implante que se suele colocar debajo de todos los músculos del pecho (pectoralis) o de una parte de ellos. El tipo de implante que más se usa en hombres es el que se realiza a la medida con silicona sólida. Con menor frecuencia, se puede usar un implante pequeño similar al que se utiliza en mujeres. Estos implantes tienen una cubierta de silicona flexible rellena con solución salina o con gel de silicona.

Si la radioterapia es parte de tu plan de tratamiento para el cáncer de mama o si recibiste radiación en el pecho anteriormente, es posible que los médicos no te recomienden la reconstrucción con implantes. La radiación también puede hacer que la piel sobre un implante se ponga más tirante, dura y rígida, y esto puede aumentar tu riesgo de sufrir complicaciones, como infección del área que rodea al implante, contractura capsular y extrusión del implante.

Reconstrucción o tatuajes de la tetilla

Si te quitaron una o ambas tetillas durante la mastectomía, puedes elegir realizarte una cirugía, un tatuaje o ambos para reconstruir la tetilla y la areola (el área oscura alrededor de la tetilla). Obtén más información sobre reconstrucción o tatuajes de la tetilla

Mejora de la cicatriz

Los procedimientos correctivos pueden mejorar el aspecto de las cicatrices quirúrgicas (incluso al quitar piel sobrante) y pueden disminuir las molestias que estas causan.

 

Terapia de radiación para tratar el cáncer de mama en hombres

La radioterapia es un tratamiento que emplea rayos X de alta energía para eliminar las células cancerosas y reducir el tamaño de los tumores. En los hombres diagnosticados con cáncer de mama en estadio temprano, se puede utilizar la radioterapia para destruir las células cancerosas remanentes después de la cirugía. Esto reduce el riesgo de recurrencia.

La radioterapia se recomienda a la mayoría de los hombres que se someten a una lumpectomía (cirugía con preservación de la mama).

A algunos hombres que se realizan una mastectomía también se les recomienda la radioterapia en los siguientes casos:

  • si el tumor era más grande

  • si se detectó cáncer en múltiples ganglios linfáticos

  • si se detectó cáncer en el margen (o borde) del tejido mamario extirpado y no es posible realizar otra cirugía

También puede recomendarse la radiación a algunos hombres diagnosticados con cáncer de mama metastásico para aliviar los síntomas o evitar complicaciones en zonas específicas de propagación. Por ejemplo, la radiación ayuda a aliviar metástasis óseas muy dolorosas, reducir el riesgo de fracturas de huesos que han sido debilitados por la enfermedad o reducir los síntomas neurológicos si el cáncer ejerce presión en los nervios de la médula espinal o el cerebro.

Cuando el tratamiento incluye la radiación para tratar el cáncer de mama en estadio temprano, generalmente se aplica después de la cirugía. Si se prevé usar quimioterapia después de la cirugía, la radiación por lo general se administra después de la quimioterapia. La terapia hormonal suele administrarse después de la radioterapia, aunque puede administrarse al mismo tiempo.

Qué esperar de la radioterapia

La mayoría de los hombres que reciben radioterapia para tratar el cáncer de mama en estadio temprano tienen sesiones una vez al día, cinco días a la semana (de lunes a viernes) durante cuatro a seis semanas. Algunos hombres pueden ser candidatos para recibir un cronograma de radiación hipofraccionado (o acelerado) que implica recibir dosis individuales más altas de radiación durante un período más corto en total.

Durante una sesión de radioterapia, te acuestas en la camilla mientras una máquina de gran tamaño llamada acelerador lineal gira alrededor de tu cuerpo y dirige un haz de radiación de rayos X de alta energía directamente al área del cuerpo que se debe tratar. Según tu caso particular, el sitio de tratamiento puede incluir la mama o la pared torácica, los ganglios linfáticos cercanos (en el área de la axila, debajo de la clavícula y en el escote) u otra parte del cuerpo adonde se haya extendido el cáncer. La radioterapia se dirige de manera tal que se minimicen los daños a los tejidos saludables cercanos.

En cada sesión, te acostarás en la camilla durante unos 15 minutos, pero la radiación en sí tarda apenas un par de minutos.

El tratamiento con radiación no duele, pero con el tiempo puede causar irritación de la piel y fatiga. La radiación afecta tanto las células sanas como las cancerosas que se encuentren en el sitio de tratamiento. Sin embargo, hace más daño a las células cancerosas que a las sanas.

Efectos secundarios de la radioterapia

Los hombres que reciben radioterapia en su plan de tratamiento del cáncer de mama pueden experimentar algunos efectos secundarios frecuentes:

  • fatiga leve a moderada

  • cambios leves o moderados en la piel del área tratada, como una reacción con enrojecimiento parecida a una quemadura de sol, que puede presentar picazón, ardor, ampollas o descamación

  • pérdida temporal o permanente del vello del pecho y de la axila del lado del cuerpo tratado con radiación

Los efectos secundarios menos frecuentes incluyen:

  • reacción cutánea grave que puede causar descamación de la piel

  • inflamación del brazo (linfedema), en especial, si se trataron los ganglios linfáticos con radiación

  • rigidez de los hombros

  • dolor torácico

  • problemas cardíacos

  • problemas pulmonares

Cuando comienzas un tratamiento con radiación, tu oncólogo radioterapeuta te dará información sobre cómo aliviar los efectos secundarios en la piel, que son los más comunes. Aun así, es importante informarle al médico sobre cualquier efecto secundario que experimentes para que puedan ayudarte a tratarlo.

Obtén más información sobre los Efectos secundarios de la radioterapia.

 

Terapia hormonal para tratar el cáncer de mama en hombres

Los medicamentos de terapia hormonal ayudan a tratar el cáncer de mama positivo para receptores de hormonas al reducir los niveles de determinadas hormonas que produce el cuerpo o bloquear la acción de estas en las células cancerosas.

Después de extirpar un tumor de la mama, se analizan las células cancerosas para determinar si tienen receptores de dos hormonas: estrógeno y progesterona. Los receptores de hormonas son proteínas que se encuentran en el interior y sobre la superficie de las células mamarias, y reciben señales de las hormonas.

Al tumor se lo conoce como “positivo para receptores de estrógeno” si tiene receptores para esa hormona. Esto quiere decir que las células cancerosas pueden recibir señales del estrógeno que estimulan su crecimiento. A este tipo de tumor se lo denomina “positivo para receptores de progesterona” si tiene receptores para esa hormona. Nuevamente, esto quiere decir que las células cancerígenas pueden recibir señales de la progesterona que estimulan su crecimiento.

La mayoría de los tipos de cáncer de mama en hombres son positivos para receptores de estrógeno, positivos para receptores de progesterona o ambos. Esto se denomina “cáncer de mama positivo para receptores de hormonas”.

Los siguientes medicamentos de terapia hormonal se utilizan para tratar el cáncer de mama positivo para receptores de hormonas en hombres:

Tamoxifeno es el medicamento para terapia hormonal que se indica más comúnmente en hombres con cáncer de mama positivo para receptores de hormonas. El tamoxifeno actúa impidiendo que el estrógeno se una a los receptores de estrógeno de las células de cáncer de mama. Si el estrógeno no puede unirse a la célula cancerosa, no puede indicarle que crezca. El tamoxifeno se administra todos los días, en forma de píldora, durante un período típico de cinco años. Se puede indicar durante un período más prolongado en hombres que tienen un riesgo más alto de recurrencia del cáncer de mama.

Los inhibidores de la aromatasa, incluidos Arimidex (nombre genérico: anastrozol), Aromasin (nombre genérico: exemestano) o Femara (nombre genérico: letrozol), se pueden indicar en lugar del tamoxifeno en determinadas situaciones, entre ellas:

  • el tamoxifeno está causando efectos secundarios problemáticos

  • el tamoxifeno no es seguro por razones médicas, por ejemplo, porque hay antecedentes de coágulos de sangre

  • el cáncer de mama regresó y no está respondiendo al tamoxifeno

  • el cáncer de mama es metastásico (se ha extendido a otros órganos del cuerpo)

Estos medicamentos bloquean la enzima aromatasa, que convierte a las hormonas llamadas andrógenas en pequeñas concentraciones de estrógeno en el cuerpo. Esto significa que los medicamentos hacen que haya menos estrógeno disponible para estimular el crecimiento de las células de cáncer de mama positivo para receptores de hormonas.

Los inhibidores de la aromatasa se administran todos los días, en forma de píldora, durante un período típico de 10 años. Los médicos suelen recomendar que los hombres que reciben inhibidores de la aromatasa tomen también medicamentos llamados agonistas de la hormona liberadora de hormona luteinizante (LHRH, sigla en inglés), como Lupron (nombre genérico: leuprolida) y Zoladex (nombre genérico: goserelina). Estos medicamentos mejoran la acción de los inhibidores de la aromatasa al hacer que la glándula pituitaria interrumpa la producción de la hormona testosterona en los testículos. Se suministran mediante inyecciones una vez por mes o cada tres meses.

Faslodex (nombre genérico: fulvestrant) a veces se administra en hombres con cáncer de mama metastásico o en estadio avanzado si otras terapias hormonales dejaron de funcionar y la enfermedad evoluciona. Faslodex actúa bloqueando y dañando los receptores de estrógeno en las células mamarias, para que no reciban las señales de esta hormona para crecer y multiplicarse. Se administra una vez al mes en forma de inyección.

Momento adecuado para administrar la terapia hormonal

Al tratar el cáncer de mama en estadio temprano, la terapia hormonal se suele administrar después de completar otros tratamientos como la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia. En algunos casos, los hombres reciben terapia hormonal antes de la cirugía para encoger el tumor y facilitar su extirpación completa.

La terapia hormonal también se puede usar para tratar el cáncer de mama recurrente o metastásico. En el caso de los hombres con cáncer de mama metastásico que es positivo para receptores de hormonas, la terapia hormonal suele continuarse hasta que deje de funcionar para ayudar a desacelerar el crecimiento de los tumores o reducir su tamaño. Como se dijo antes, es posible que el médico te recomiende cambiar a una terapia hormonal distinta si la que estás recibiendo deja de funcionar.

Efectos secundarios de la terapia hormonal en hombres

Los medicamentos indicados para la terapia hormonal pueden causar efectos secundarios molestos. Los hombres informaron los siguientes efectos secundarios:

  • pérdida del deseo sexual

  • problemas de erección

  • aumento de peso

  • bochornos, que pueden causar problemas de sueño

  • cambios en el estado de ánimo

  • fatiga

  • rigidez y dolor en las articulaciones

  • problemas cognitivos

Otros efectos secundarios menos frecuentes pero más graves son las afecciones cardíacas, la pérdida de tejido óseo y los coágulos sanguíneos.

Asegúrate de hablar con el equipo médico si los efectos secundarios de un medicamento para terapia hormonal te están afectando. Puede ser posible cambiar de dosis o de medicamento, o bien tomar un medicamento inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina (ISRS), como Effexor (nombre genérico: venlafaxina), que puede mejorar algunos efectos secundarios. También puede ser útil hacer ejercicio regularmente, mantener un peso y una dieta saludables, y probar tratamientos complementarios, como yoga y acupuntura. Si sientes que tu equipo médico actual no te está ayudando a tratar los efectos secundarios de la terapia hormonal, intenta buscar una segunda opinión.

Investigación sobre la terapia hormonal en hombres

Las terapias hormonales no se han estudiado tanto en hombres con cáncer de mama como se han estudiado en las mujeres con esta enfermedad. Pero estos medicamentos pueden resultar muy efectivos para hombres que presentan una enfermedad positiva para receptores de hormonas. Por ejemplo las investigaciones indican que la administración de tamoxifeno después de la cirugía en hombres con cáncer de mama en estadio temprano positivo para receptores de hormonas puede reducir las probabilidades de recurrencia y mejorar la supervivencia.

 

Quimioterapia para tratar el cáncer de mama en hombres

Los medicamentos quimioterapéuticos destruyen las células cancerosas o evitan que se dividan al impedir que se multipliquen y diseminen. Viajan por el torrente sanguíneo para destruir las células cancerosas en el sitio del tumor original y en todo el cuerpo.

Posiblemente tu médico te recomiende hacer quimioterapia si existe el riesgo de que el cáncer se propague fuera de la mama o si ya se ha propagado. La quimioterapia no se utiliza para tratar casos de cáncer de mama en hombres con bajo riesgo de propagación hacia otras partes del cuerpo.

Puede recomendarse quimioterapia en los siguientes casos:

  • el cáncer mide más de 1 centímetro (media pulgada)

  • el cáncer se detectó en los ganglios linfáticos axilares

  • el cáncer tiene características que pueden hacer que crezca rápido, como ser positivo para HER2, negativo para receptores de hormonas o de grado alto

  • el cáncer se ha extendido a otras partes del cuerpo alejadas de la mama

  • el cáncer regresó o se propagó durante la terapia hormonal

Cuando el tratamiento incluye la quimioterapia para tratar el cáncer de mama en estadio temprano, generalmente se aplica después de la cirugía.

Cuando el tratamiento incluye también la radioterapia o la terapia hormonal para tratar el cáncer de mama en estadio temprano, lo habitual es que comiencen después de la quimioterapia. La quimioterapia se puede administrar al mismo tiempo que algunos medicamentos de terapia dirigida. En algunos casos, se puede administrar quimioterapia antes de la cirugía para reducir el tamaño del tumor.

Medicamentos de quimioterapia que se usan para tratar el cáncer de mama en hombres

Existe una serie de medicamentos de quimioterapia para tratar el cáncer de mama. Los hombres con cáncer de mama reciben los mismos tratamientos de quimioterapia que las mujeres que padecen esta enfermedad.

En muchos casos, se administra una combinación de medicamentos de quimioterapia, es decir, recibes dos o tres distintos al mismo tiempo. Estas combinaciones se denominan tratamientos de quimioterapia. A veces los medicamentos de quimioterapia se administran de a uno por vez, en especial para tratar el cáncer de mama en estadio avanzado.

Para recomendarte medicamentos de quimioterapia, tu médico tendrá en cuenta factores como el estadio del cáncer, el estado de los receptores de hormonas, el estado de HER2 y el hecho de si el cáncer se extendió a los ganglios linfáticos.

Obtén más información sobre la quimioterapia.

Qué esperar durante la quimioterapia

Los medicamentos de quimioterapia se pueden administrar de distintas maneras:

  • por vía intravenosa (i.v.), lo que significa que ingresa directamente al torrente sanguíneo a través de una vía o un puerto para tal fin

  • por boca (vía oral) en comprimidos o cápsulas

  • por una inyección en un músculo del brazo, la pierna o la cadera, o bien debajo de la piel en la parte grasa del brazo, la pierna o el abdomen

Obtén más información sobre Qué puedes esperar con la quimioterapia

Efectos secundarios de la quimioterapia

La quimioterapia destruye las células cancerosas debido a que los medicamentos atacan las células que se dividen rápidamente, pero las células saludables en la sangre, la boca, el tubo digestivo, la nariz, las uñas y el cabello también se dividen de forma acelerada. Por lo tanto, la quimioterapia también las afecta.

Los efectos secundarios que puedes presentarse como consecuencia de la quimioterapia dependen del tratamiento que recibas, la dosis del medicamento, la duración del tratamiento y tu estado de salud general. Los efectos secundarios pueden diferir entre pacientes que reciben el mismo tratamiento.

Obtén más información sobre los efectos secundarios de la quimioterapia y cómo manejarlos.

 

Terapia dirigida para tratar el cáncer de mama en hombres

Las terapias dirigidas son medicamentos que atacan características específicas de las células de cáncer, como una proteína que permite que las células cancerosas se multipliquen rápidamente o de forma anormal.

Obtén más información sobre las Terapias dirigidas.

 

Inmunoterapia para tratar el cáncer de mama en hombres

Los medicamentos para inmunoterapia emplean el poder del sistema inmunitario del cuerpo para atacar a las células cancerosas.

En la actualidad, los medicamentos de inmunoterapia se utilizan para tratar lo siguiente:

  • todos los estadios del cáncer de mama triple negativo

  • el cáncer de mama en estadio avanzado con deficiencia en la reparación de errores de emparejamiento que creció durante el tratamiento o después de este, si no hay otras opciones de tratamiento disponibles

Obtén más información sobre la Inmunoterapia.

 

Estudios clínicos y cáncer de mama en hombres

Los estudios clínicos son investigaciones en las que los participantes consienten probar nuevos tratamientos (bajo estricta supervisión) con el objetivo de ayudar a los médicos a identificar los tratamientos más eficaces con la menor cantidad de efectos secundarios. Estos estudios ayudan a mejorar la calidad general de la atención médica.

En el pasado, en muchos estudios clínicos sobre tratamientos del cáncer de mama no se incluían hombres, pero la situación está cambiando. Últimamente, en más estudios se están inscribiendo tanto mujeres como hombres. En 2020, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, sigla en inglés) de los EE. UU. publicó guías en las que se recomienda incluir a hombres en los estudios clínicos sobre tratamientos del cáncer de mama. Esto es importante porque se necesitan más investigaciones para comprender cuáles son los mejores abordajes del tratamiento del cáncer de mama en hombres.

Al participar en un estudio clínico, puedes tener la posibilidad de probar un tratamiento que de otra manera no estaría disponible, y que podría ser beneficioso para ti. Tu participación también ayudaría a los investigadores a encontrar mejores tratamientos para otros hombres con cáncer de mama en el futuro.

Para averiguar si un estudio clínico es adecuado para ti, haz lo siguiente:

  • Busca estudios en Clinicaltrials.gov.

  • Pregúntale a tus médicos si conocen algún estudio clínico que sea adecuado para ti.

  • Ponte en contacto con los centros oncológicos principales en tu región para obtener más información sobre los estudios clínicos que se están llevando a cabo.

  • Considera consultar a un oncólogo en un centro oncológico principal que cuente con muchos estudios clínicos para preguntarle sobre tus opciones.

Si encuentras un estudio clínico que podría ser adecuado para ti, pero no estás seguro de si cumples los requisitos de elegibilidad, no dudes en ponerte en contacto con el coordinador de la investigación o el investigador principal del estudio.

Obtén más información sobre los Estudios clínicos.

— Se actualizó por última vez el 29 de junio de 2022, 15:20