comscoreLumpectomía oncoplástica

Lumpectomía oncoplástica

La lumpectomía oncoplástica combina técnicas de la cirugía plástica con la lumpectomía para obtener un mejor resultado estético después de la extirpación del tumor maligno.
 

La lumpectomía oncoplástica combina técnicas de la cirugía plástica con la lumpectomía para obtener un mejor resultado estético después de la extirpación del tumor maligno.

Se puede decir que la lumpectomía oncoplástica, también denominada “cirugía oncoplástica” u “oncoplastia”, es una cirugía reconstructiva cuyo objetivo es evitar problemas en el aspecto de la mama que pueden surgir a partir de una lumpectomía. Se suele realizar al mismo tiempo que la lumpectomía.

Los cirujanos pueden seguir distintos enfoques oncoplásticos para volver a darle forma a la mama después de extirpar el tumor. Estas opciones se adaptan a la ubicación y el tamaño del tumor, así como a las preferencias, el cuerpo y las mamas de la mujer.

Las técnicas de cirugía oncoplástica se suelen usar para lo siguiente:

  • reordenar el tejido mamario de la zona para rellenar el espacio que quedó después de extirpar el tumor maligno a fin de evitar que queden “hendiduras” y hacer que la cicatriz quede en el lugar menos visible

  • extraer el tejido mamario que contiene el tumor y combinar este procedimiento con una reducción o un levantamiento de mamas, o ambos

Si es necesario, el cirujano puede realizar ajustes en la otra mama para que queden similares en aspecto.

Si bien la cirugía oncoplástica se usó durante un tiempo en Europa y Latinoamérica, comenzó a realizarse con más frecuencia en Estados Unidos, en especial entre 2011 y 2015 aproximadamente. Si cumples los requisitos para realizarte una lumpectomía, tal vez debas preguntarle a tu cirujano si se puede aplicar un enfoque oncoplástico en tu caso.

 

¿Qué es una lumpectomía oncoplástica?

Las dos opciones principales para una cirugía por cáncer de mama son la lumpectomía y la mastectomía. Generalmente, se ofrece una reconstrucción mamaria junto con la mastectomía, pero puede que no sepas que la cirugía oncoplástica es una opción de reconstrucción si cumples los requisitos para realizarte una lumpectomía.

Lumpectomía tradicional frente a la cirugía oncoplástica: ¿en qué se diferencian?

En la lumpectomía, también denominada “mastectomía parcial” o “cirugía con conservación de la mama”, se extirpa el tumor maligno por cáncer de mama y un borde de tejido sano llamado “margen”, y se preserva la mayor parte de la mama. Luego, el cirujano cierra la incisión y, con el tiempo, el espacio que quedó después de extirpar el tumor se llena de líquido, lo que se denomina “seroma”.

Si el tumor es pequeño y se encuentra en un lugar oculto, y tienes mamas grandes o medianas, puede que quedes contenta con el resultado estético después de la lumpectomía. Sin embargo, muchas mujeres no quedan satisfechas con el aspecto de las mamas después de una lumpectomía tradicional.

En algunos casos, queda una hendidura que genera un hundimiento visible en la mama, una cicatriz firme o cambios en el aspecto del pezón. Toda radioterapia realizada después de una lumpectomía puede empeorar el aspecto de la mama que recibió el tratamiento y puede afectar su forma y tamaño. Puede que una mama que se veía bien en la mesa de operaciones cambie de aspecto con el tiempo.

En la lumpectomía oncoplástica, se combinan técnicas de cirugía plástica con una lumpectomía para extirpar el tumor maligno y reconstruir y volver a darle forma a la mama. Puede resultar útil para lograr un resultado estético adecuado en muchas mujeres que optan por la lumpectomía, como las que tienen lo siguiente:

  • mamas más pequeñas en las que extirpar incluso un tumor pequeño podría tener un impacto visible

  • tumor maligno por cáncer de mama en un espacio especialmente visible, como en la parte superior de la pared torácica, en la parte inferior de la mama o cerca del pezón

  • mamas medianas a grandes, con la necesidad de extraer una gran cantidad de tejido (del 20 % al 50 %) de la mama afectada

  • quimioterapia antes de la cirugía (llamada “quimioterapia neoadyuvante”), que contrae el tumor maligno lo suficiente como para realizar una lumpectomía

  • problemas existentes en las mamas, como caída excesiva (ptosis), tamaño muy grande (macromastia) o carencia evidente de simetría (equilibrio), que podría tratarse cuando se extirpa el tumor

La lumpectomía oncoplástica no es una buena opción para tumores por cáncer de mama inflamatorio o tumores malignos tan generalizados que no se pueden extirpar completamente y alcanzar un resultado estético adecuado. Puede que el procedimiento tampoco sea posible si hay varios tumores en la mama, a menos que la mama sea grande.

Técnicas de lumpectomía oncoplástica

Existen varios enfoques distintos para la lumpectomía oncoplástica. Aquí, en Estados Unidos, se clasifican como nivel 1 o nivel 2, según la complejidad.

En función de estos enfoques, el cirujano analiza la posición del pezón y la areola, ajusta su ubicación según sea necesario y, al mismo tiempo, mantiene su irrigación sanguínea.

Los procedimientos de nivel 1 incluyen lo siguiente:

Desplazamiento de volumen, reordenamiento y ubicación estética de cicatrices:es el tipo más simple de lumpectomía oncoplástica. Primero, el cirujano extirpa el tumor y un margen de tejido sano. Luego, el cirujano afloja el tejido cercano debajo de la piel de la mama y lo usa para rellenar el espacio que quedó. El cirujano puede dejar la cicatriz debajo del brazo, en torno a la areola o en el área debajo de la mama (pliegue inframamario) para esconderla.

Hay muchos tipos diferentes de incisiones que puede usar un cirujano, según la ubicación del tumor.

Generalmente, los cirujanos generales y de mamas que suelen tratar el cáncer de mama pueden realizar procedimientos de nivel 1.

Los procedimientos de nivel 2 incluyen lo siguiente:

Reducción del volumen con levantamiento de mama (mastopexia): el cirujano extirpa la sección de la mama que contiene el tumor maligno y, luego, realiza un levantamiento de mama. Con este procedimiento, se puede tratar la caída excesiva de las mamas (ptosis) o el exceso de piel. Para dejar las mamas simétricas, los cirujanos también pueden realizar un levantamiento de la otra mama.

Reducción significativa de mama (mastoplastia de reducción): si una mujer tiene mamas muy grandes, el cirujano puede extirpar el tumor y una gran cantidad de tejido de la zona como parte de una reducción de mama. Además, el cirujano puede reducir el tamaño de la otra mama para que queden parejas.

Reemplazo de volumen por colgajos de tejido de la zona: los colgajos de tejido de un lado del cuerpo (cerca de la mama) o la parte superior de la espalda pueden moverse al área mamaria y seguir conectados a su irrigación sanguínea; esto se conoce como “colgajo pediculado”. Puede que el cirujano use colgajos si no hay tejido suficiente en la zona como para llenar el espacio que queda después de la lumpectomía (por ejemplo, en una mujer con mamas pequeñas) o si una mujer quiere mantener el tamaño de sus mamas.

Reemplazo de volumen por autoinjerto de grasa: los cirujanos pueden usar esta técnica más adelante, después de que completes la radioterapia, a fin de llenar áreas de la mama según sea necesario o para garantizar que las mamas queden simétricas (equilibradas).

En los procedimientos de nivel 2, un cirujano plástico debe trabajar junto al cirujano especializado en cáncer. Sin embargo, los cirujanos especializados en cáncer de mama que tienen mucho entrenamiento y experiencia en técnicas oncoplásticas también pueden realizar reducciones y levantamientos oncoplásticos de mamas. En el caso de los colgajos y autoinjertos de grasa, se requiere un cirujano plástico.

A la hora de buscar un cirujano, asegúrate de que este pueda demostrar que realizó muchos de estos procedimientos, que obtuvo buenos resultados y que tiene un historial de seguridad sólido.

Otros datos importantes sobre la lumpectomía oncoplástica

Al igual que con la lumpectomía regular, el cirujano que realiza la lumpectomía oncoplástica envía el tumor maligno extirpado para un análisis patológico. El patólogo se asegura de que el cirujano haya logrado márgenes libres o negativos. Cuando el resultado del análisis de márgenes es negativo, significa que no hay tumor maligno en los bordes de un tejido sano que el cirujano extrajo junto con el tumor. Cuando el resultado del análisis de márgenes es positivo, significa que el tumor maligno llega a los bordes del tejido sano que se extrajo y que se necesita otra cirugía para remover más tejido. Los márgenes positivos son un problema menor si te harán una reducción significativa de mama, en la que se extirpa una mayor cantidad de tejido junto con el tumor maligno.

Los cirujanos que reorganizan el tejido mamario para llenar el espacio que quedó después de quitar el tumor deben marcar la ubicación original del tumor. Pueden usar clips metálicos, una sutura radiopaca flexible (un tipo de sutura permanente que se puede ver en los rayos X) o un marcador bioabsorbible (un dispositivo pequeño con forma de espiral que se disuelve con el tiempo, pero deja los clips de forma permanente). Estos dispositivos garantizan que, incluso después de reorganizar el tejido mamario, sus médicos puedan ver la ubicación original del tumor maligno. Esto resulta útil para planificar tratamientos de radiación y realizar futuros estudios de detección del cáncer de mama. También resulta importante para el pequeño porcentaje de casos en los que los patólogos detectan márgenes positivos.

En la mayoría de los casos, los cirujanos realizan la cirugía oncoplástica y la lumpectomía al mismo tiempo. Sin embargo, existen casos en los que los cirujanos pueden realizar procedimientos oncoplásticos un par de semanas después, antes de la radioterapia, por ejemplo:

  • Cuando el cirujano general o de mamas no tiene experiencia o no se siente cómodo como para realizar la técnica oncoplástica y no hay un cirujano plástico disponible que pueda hacerla. En este caso, el cirujano especializado en cáncer puede coordinar con el cirujano plástico para realizar la lumpectomía un día y que el cirujano plástico lleve a cabo la cirugía oncoplástica en una fecha posterior.

  • Cuando al cirujano le preocupa la posible presencia de márgenes positivos y quiere esperar los resultados de patología antes de realizar la cirugía oncoplástica. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los cirujanos pueden usar márgenes afeitados para reducir las probabilidades de presencia de márgenes positivos y continuar con la cirugía oncoplástica. Para obtener un margen afeitado, se afeitan las paredes de la cavidad de la lumpectomía después de extirpar el tumor maligno.

A veces, puede que un cirujano realice una cirugía oncoplástica inmediata en la mama que tiene el tumor maligno y espere entre unos meses y un año después de la radioterapia para llevar a cabo la cirugía en la mama sana con el fin de lograr la simetría si es necesario. Esto se debe a que puede ser difícil prever el efecto que podría tener la radioterapia en la mama. En general, siempre que sea posible, la mayoría de los cirujanos optan por operar ambas mamas en un mismo procedimiento. Algunos cirujanos dejan la mama afectada por el tumor maligno un poco más grande para compensar la reducción del 10 % al 20 % que puede producirse en la radioterapia. Tu cirujano puede ayudarte a decidir la opción más adecuada para ti.

 

Toma de decisiones sobre la lumpectomía oncoplástica

Si te realizarás una lumpectomía, es comprensible que quieras deshacerte del tumor maligno lo antes posible. Aunque puede que valga la pena tomarse el tiempo de analizar las opciones de cirugía oncoplástica que tienes.

“Es difícil porque estás sorprendida, piensas en tu familia y quizá en tus hijos, y lo último que piensas es en dónde quedarán tus cicatrices y cómo se verán tus mamas”, analiza la Dra. Monique Gary, doctora en medicina osteopática (DO, sigla en inglés), magíster en Ciencias (MSc, sigla en inglés), miembro del Colegio Americano de Cirujanos (FACS, sigla en inglés), oncóloga quirúrgica especializada en mamas y directora del programa de mama de Grand View Health en Sellersville, Pensilvania. “Sin embargo la mayoría de las mujeres con cáncer de mama de etapa temprana viven mucho tiempo, así que el aspecto es importante. El cáncer ya te quita muchas cosas; puede que un cirujano te haga la lumpectomía estándar y te diga que debes amar tu cuerpo, pero a ti no te gusta. No se trata de vanidad: debes conocer las opciones que tienes y buscar cirujanos que puedan realizar estos procedimientos o recurrir a cirujanos plásticos”.

Si tu cirujano solo se centra en extirpar el tumor sin considerar el aspecto de la mama a largo plazo, es posible que no quedes conforme con los resultados. Muchas mujeres informan pérdidas de forma o simetría, o verse desfiguradas después de la radioterapia. Les resulta difícil tener un recordatorio visible del cáncer cuando se miran al espejo o ven que las prendas no les quedan bien. Algunas optan por hacerse una reconstrucción después de la lumpectomía para abordar estos problemas. Sin embargo, a los cirujanos les resulta más difícil trabajar con piel que se vio afectada por la radioterapia.

El objetivo de la lumpectomía oncoplástica es evitar estos problemas en el futuro, siempre y cuando sea una alternativa segura a la mastectomía. Tú y tu cirujano pueden comenzar por hacerse la siguiente pregunta clave: ¿pueden extirparse los tumores con márgenes libres, de manera que se alcance un resultado estético y se logre el tamaño de mamas que deseas? Para ello, hay que analizar cinco factores:

  1. Sitio: ¿dónde está el tumor maligno? ¿Hay presencia de cáncer en varios lugares?

  2. Tamaño: ¿cuál es el tamaño de tus mamas en relación con el tumor? ¿Habrá tejido suficiente como para reacomodarlo y llenar el espacio que quede después de la lumpectomía? ¿Te interesaría realizarte una reducción de mamas?

  3. Piel: ¿tienes excedente de piel o un problema de mamas caídas que podría solucionarse mediante un levantamiento de mamas durante la cirugía oncoplástica?

  4. Forma: ¿es necesario o posible reubicar el pezón y la areola para que obtengas la forma deseada?

  5. Simetría: ¿será necesario realizar una cirugía en la otra mama para que ambas queden parejas? ¿Tienes mamas asimétricas, problema que podría solucionarse mediante una cirugía oncoplástica? 1

Otro aspecto que se debe tener en cuenta es si las mamas tienen tejido graso o en su mayoría denso; esto significa que el tejido es más glandular y conjuntivo que graso. Si el tejido es muy adiposo, existe la posibilidad de que se produzca una necrosis adiposa, en la que algunas áreas del tejido se endurecen con el tiempo después de la cirugía; tu cirujano tiene en cuenta esta posibilidad en el momento de determinar qué tipo de técnica de cirugía oncoplástica sería mejor para ti.

A continuación, se indican otros aspectos que se deben analizar:

Tus preferencias

  • ¿Prefieres mantener la mayor parte del tejido mamario natural o realizarte una mastectomía?

  • ¿Cómo te sientes respecto de tus mamas? ¿Tienes problemas que podrían abordarse en una cirugía oncoplástica? Entre los ejemplos, se incluye tener mamas muy grandes que generen incomodidad o molestias a la hora de realizar una actividad o ejercicio, excedente de piel o caída de mamas (ptosis), o que una mama sea más grande que la otra o se encuentre en una posición diferente (asimetría).

  • ¿Aceptarías tener mamas más pequeñas si es necesario extraer una gran cantidad de tejido en relación con el tamaño de las mamas?

  • ¿Quieres evitar una mastectomía con reconstrucción, el cual puede ser un proceso complejo para el que se requieren varios procedimientos a lo largo del tiempo? ¿Preferirías no quedar plana después de la mastectomía?

Resultado estético posible después de una lumpectomía tradicional

Pregúntale a tu cirujano cuál sería el resultado si te realizaras una lumpectomía y radiación sin una cirugía oncoplástica. Pídele que marque la ubicación del tumor maligno para que sepas exactamente dónde está. ¿La forma y el aspecto de la mama en cuestión se verán afectados después del tratamiento? ¿Qué tan grande es el tumor en relación con el tamaño de la mama?

“Tengo una cámara, una regla y un marcador. Esas son las herramientas que uso”, comenta la Dra. Monique Gary. “Medimos dónde están los pezones y la longitud y el ancho general para que la mujer entienda el aspecto actual de sus mamas. Le muestro la ubicación del tumor y le informo el posible impacto de la radioterapia y si una cirugía oncoplástica podría beneficiarla. Debe ser una conversación colaborativa”.

Ventajas de la lumpectomía oncoplástica

Las lumpectomías oncoplásticas brindan varias ventajas:

  • El cirujano presta atención a la forma y el aspecto de la mama.

  • Dado que se mantiene gran parte del tejido mamario natural, tus mamas conservan la sensibilidad. Si bien puede haber algunos cambios en la sensibilidad, se evita el adormecimiento que suele generar la mastectomía completa y la reconstrucción mamaria (si decides realizarte una reconstrucción). 2

  • Generalmente, el cirujano puede extraer más tejido que en una lumpectomía estándar, por lo que es más probable que se obtengan márgenes libres.

  • Les da la oportunidad a tu cirujano y a ti de tratar problemas como caída de mamas, excedente de piel, mamas muy grandes y asimetría.

  • En el caso de las mujeres que tienen mamas más grandes y se realizan una reducción de mamas como parte de la cirugía oncoplástica, tener menos tejido mamario puede reducir el riesgo de reaparición del cáncer (llamado “recurrencia”) 3

    y facilita los futuros estudios de detección.

  • En muchos casos, la cirugía puede realizarse en un día como un procedimiento ambulatorio.

Desventajas de la lumpectomía oncoplástica

  • Puede que aún necesites radioterapia.

  • Los tratamientos de radiación pueden afectar la forma y el tamaño de la mama. Puede que tu cirujano intente abordar este cambio durante la cirugía oncoplástica, pero tal vez se necesiten procedimientos adicionales (como el autoinjerto de grasa) para dejar las mamas parejas.

  • Las incisiones de las cirugías oncoplásticas de nivel 2 suelen ser más grandes que las incisiones de la lumpectomía tradicional. Sin embargo, las cicatrices desaparecen con el tiempo. No obstante, si no te realizas una reducción o levantamiento de mamas, las incisiones suelen ocultarse.

  • En los procedimientos más complejos, como una reducción o levantamiento de mamas, el tiempo de recuperación es más largo que el de la lumpectomía tradicional.

  • Al igual que con la lumpectomía tradicional, hay una pequeña probabilidad de obtener márgenes positivos, pero tu cirujano no lo sabrá con certeza hasta que llegue el informe patológico unos días después. Si los márgenes son positivos, deberás realizarte otra cirugía para extraer más tejido (reescisión) o, tal vez, la mama entera (mastectomía).

  • Si vives en un área remota, puede ser más complicado encontrar cirujanos con el entrenamiento y la experiencia necesarios para realizar una lumpectomía oncoplástica.

 

Elegir un cirujano oncoplástico o un equipo quirúrgico y trabajar con él

En Europa y Latinoamérica, muchos cirujanos especializados en cáncer de mama se entrenaron para usar técnicas oncoplásticas. En Estados Unidos y Canadá, se entrenan cada vez más cirujanos para que realicen cirugías oncoplásticas, pero muchos aún no conocen estos procedimientos. 1 Entonces, es importante preguntar sobre el entrenamiento y la experiencia si tu cirujano de mamas no trabaja con un cirujano plástico.

Si te encuentras en un área metropolitana o un centro médico más grande, tu cirujano especializado en cáncer de mama debería poder reunir al equipo que necesitas. Si no, puede que debas investigar por tu parte. Incluso si no hay muchos cirujanos plásticos en el área más cercana, el cirujano de mamas debería recomendarte a alguien que se encuentre fuera de tu zona y pueda colaborar. Los orientadores del personal de enfermería que trabajan con personas diagnosticadas con cáncer de mama también pueden ser un buen recurso. Además, puedes relacionarte con otras personas que reciban tratamiento para cáncer de mama, ya sea en persona o en línea, a fin de obtener recomendaciones.

Cirugía oncoplástica de nivel 1 y nivel 2: ¿quién realiza cada una?

Nivel 1. En los Estados Unidos, los cirujanos generales y de mamas se consideran calificado para realizar cirugías oncoplásticas de nivel 1. Esto implica reorganizar el tejido para rellenar el espacio que queda después de una lumpectomía y colocar la cicatriz en un lugar oculto (cicatriz estética). Aun así, debes preguntar acerca de la experiencia de tu cirujano en estas técnicas y si hay factores de tu caso que podrían complicar la cirugía.

Si tu cirujano se siente más cómodo con la lumpectomía tradicional, pregunta si se puede incorporar a un cirujano plástico para que ayude. Además, si tu caso requiere una mayor reorganización de tejido, puedes solicitar la participación del cirujano plástico.

Nivel 2. En los procedimientos complejos de nivel 2, que pueden incluir una reducción o levantamiento de mamas, ajustes de la mama sana o reubicación del pezón, necesitarás una de las siguientes opciones:

  • Un cirujano general o de mamas, y un cirujano plástico. El cirujano general o de mamas se centra en extirpar el tumor maligno, mientras que el cirujano plástico se concentra en el aspecto de la mama.

  • Un cirujano de mamas con mucha experiencia y entrenamiento en realizar lumpectomías oncoplásticas. En casos especialmente complejos, por ejemplo, si una persona es obesa, el tumor está cerca del pezón o si hay preocupaciones sobre la cicatrización, puede que el cirujano deba recurrir a un cirujano plástico. Cada vez más cirujanos de mamas realizan cursos sobre cirugía oncoplástica, pero un curso de un par de días no suele ser suficiente como para dominar estas técnicas. Asegúrate de que tu cirujano haya realizado muchos de estos procedimientos con éxito y acepte recurrir a un cirujano plástico si es necesario.

Si en tu cirugía oncoplástica se deben usar colgajos de tejido de la zona (de los lados de tu cuerpo o de la parte superior de la espalda), se necesita la participación de un cirujano plástico.

La Dra. Elisabeth Potter, cirujana plástica de Austin, Texas, comenta que a veces le piden que colabore con cirujanos de mamas que tienen experiencia en cirugía oncoplástica: “Si es un caso complicado, puedo ayudar. Puedo hacer la reorganización del tejido y cerrar las incisiones si es necesario. O bien pueden llamarme si el defecto es muy grande, les preocupa la viabilidad del pezón o las mamas son muy grandes y requieren un cambio significativo”.

Si tu cirujano general o de mamas no tiene experiencia en cirugías oncoplástica y no consiguen un cirujano plástico que pueda asistir en la lumpectomía, puedes solicitar una consulta virtual o presencial con un cirujano plástico. El cirujano plástico puede revisar el plan quirúrgico y analizar el mejor enfoque con el cirujano de mamas. Luego, podrías realizarte la cirugía oncoplástica en unas semanas, antes de comenzar la radioterapia.

Si tu cirujano no está de acuerdo con la necesidad de acompañar la lumpectomía con una cirugía oncoplástica o si sientes que el cirujano no te asesora con seguridad, busca una segunda opinión de otro cirujano.

 

Preguntas que debes hacerle al cirujano

Estas son algunas preguntas que puedes hacerle a tu cirujano:

  • ¿Soy una buena candidata para una lumpectomía oncoplástica si se tiene en cuanta el tamaño o la posición del tumor maligno y el tamaño de mi mama?

  • ¿Puedes marcar la ubicación del tumor maligno y mostrarme las incisiones y el enfoque quirúrgico que recomiendas?

  • Si me realizo una lumpectomía tradicional, ¿cuáles son los resultados estéticos que podría tener a largo plazo después de la radioterapia?

  • ¿Tienes fotos anteriores y posteriores a lumpectomías oncoplásticas de pacientes?

  • ¿Puede haber cambios de sensibilidad?

  • Si los márgenes quirúrgicos son positivos para cáncer, ¿cuáles serían los próximos pasos?

  • ¿Se puede hacer como un procedimiento ambulatorio? Si no, ¿cuánto tiempo pasaré en el hospital?

  • ¿Cómo es el proceso de recuperación? ¿Debo prestar atención a algún problema específico? ¿Qué limitaciones tendré después de la cirugía?

  • ¿Qué recomienda para futuros estudios de detección de cáncer de mama? ¿Me harán mamografías o necesito otros diagnósticos por imágenes, como RM o ecografías? ¿Qué debo decirle al radiólogo sobre la cirugía que me hice?

Otras preguntas para el cirujano general o de mamas:

  • ¿Tienes experiencia en lumpectomía oncoplástica de nivel 1? ¿Cómo puedes evitar que se produzcan hendiduras al hacer la lumpectomía oncoplástica? ¿Cuántas cirugías de este tipo realizas en promedio por mes?

  • Si te sientes más cómodo al realizar una lumpectomía tradicional sin una cirugía oncoplástica, ¿puedes incorporar a un cirujano plástico con el fin de que realice el procedimiento oncoplástico o recomendarme a alguien para tener una interconsulta antes de la lumpectomía?

Otras preguntas para el cirujano de mamas que tiene entrenamiento más avanzado en cirugía oncoplástica:

  • ¿Qué entrenamiento formal realizaste en cirugía oncoplástica?

  • ¿Cuántos procedimientos de nivel 1 y 2 realizas en promedio por mes?

  • ¿Qué enfoque quirúrgico recomendarías para mi caso? ¿Dónde estarán mis cicatrices?

  • ¿Puedes solucionar problemas preexistentes durante la cirugía oncoplástica, como mamas muy grandes, caídas o asimétricas?

  • ¿Qué procedimiento recomendarías para la mama sana a fin de que ambas mamas queden parejas?

  • ¿Tendrás que reubicar mi pezón? En caso de tener que hacerlo, ¿cómo lo harías?

  • ¿Cómo afecta la radioterapia a la mama que tiene el tumor maligno? ¿Recomendarías dejar volumen extra en esa mama para compensar los efectos de la radiación? ¿O prefieres realizar un procedimiento de emparejamiento después?

  • ¿Que probabilidades hay de que necesite un segundo procedimiento más adelante, después de completar la radioterapia?

  • ¿Hay algún factor por el cual mi caso sea particularmente complejo? En ese caso, ¿sería conveniente acudir a un cirujano plástico? De ser así, ¿a quién recomiendas?

 

Resultados de la lumpectomía oncoplástica: supervivencia y recurrencia

En los últimos años, hubo una tendencia ampliamente documentada de mujeres diagnosticadas con cáncer de mama de etapa temprana que prefieren la mastectomía en lugar de la lumpectomía. 4 5

En el caso de mujeres que tengan una mutación genética que aumente el riesgo de padecer cáncer de mama o muchos antecedentes familiares de cáncer de mama o de ovario, los médicos suelen recomendar la mastectomía para reducir el riesgo de sufrir un nuevo cáncer de mama.

Muchas mujeres diagnosticadas con cáncer de mama que no tienen estos factores de riesgo también optan por la mastectomía a pesar de cumplir los requisitos para la lumpectomía. Muchas dicen que quieren disminuir el riesgo de padecer cáncer de mama en el futuro y eliminar el estrés de realizarse estudios de detección de cáncer de mama. Sin dudas, todas las mujeres tienen derecho de elegir la mejor opción para su situación y su salud mental y emocional.

Es importante analizar las últimas investigaciones, de modo que puedas tomar una decisión fundamentada sobre tu atención. En estudios recientes, se descubrió que, en el caso de los tumores malignos en etapa temprana, la lumpectomía con radiación tiene los mismos resultados que la mastectomía. En 2002, en el estudio B-06 del Adjuvant Breast and Bowel Project (Proyecto Nacional de Cirugía Adyuvante de Mama e Intestino) (NSABP, sigla en inglés), se descubrió que después de veinte años de seguimiento, la mastectomía total no tenía más ventajas que la lumpectomía en cuanto a la cantidad de tiempo que vivían las mujeres (supervivencia general), la cantidad de tiempo que permanecían sin reaparición del cáncer (supervivencia sin enfermedad) y la metástasis del cáncer más allá de la mama (enfermedad metastásica). 6

En un estudio de 2021 de casi 49.000 mujeres con cáncer de mama de etapa temprana de Suecia, se descubrió que las mujeres que se realizaban lumpectomía y radiación obtuvieron mejores índices de supervivencia que aquellas que se realizaban la mastectomía con radiación o sin ella.

Los estudios también determinaron que la lumpectomía oncoplástica es igual de segura que la lumpectomía tradicional y la mastectomía total en cuanto a los resultados de cáncer. Por ejemplo, en un estudio de 2016 de casi 10.000 personas realizado en el MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas, se determinó que la supervivencia general (la cantidad de tiempo que vivían las personas) y la supervivencia sin recurrencia (la cantidad de tiempo que permanecían sin recurrencia) eran similares en estos grupos. Después de tres años, la supervivencia general llegaba a aproximadamente 96 a 98 % para las personas que se realizaron una lumpectomía oncoplástica, una lumpectomía tradicional o una mastectomía con reconstrucción. La supervivencia sin recurrencia también era similar. Las mujeres que se realizaron una lumpectomía oncoplástica tenían tasas inferiores de márgenes positivos o próximos que las personas que se realizaron solo la lumpectomía. 7

En otros estudios, se llegó a conclusiones similares sobre la seguridad de la lumpectomía oncoplástica. Por ejemplo:

  • Al realizar un análisis de 2020 de estudios en los que participaron más de 18.000 personas, no se encontraron diferencias significativas en las tasas de recurrencia después de una lumpectomía oncoplástica, una lumpectomía tradicional o una mastectomía. Tampoco se encontraron diferencias significativas en la necesidad de volver a operar. 8

  • En un análisis de 2016 de estudios sobre la lumpectomía oncoplástica, se descubrió que había tasas altas de supervivencia general (95 %) y supervivencia sin enfermedad (90 %) después de un promedio de cuatro años de seguimiento. Aproximadamente el 90 % de las personas tuvieron márgenes libres y no necesitaron otra cirugía para tratar el cáncer. 9

En otros estudios donde se compara la lumpectomía oncoplástica con la tradicional, se descubrió que era menos probable que las mujeres del primer grupo tuvieran márgenes positivos que requieran otra cirugía. También tenían una tasa inferior de complicaciones y recurrencias locales, y quedaban más satisfechas con el aspecto de sus mamas. 10

Las investigaciones siguen en curso, pero hasta ahora, se demostró que la lumpectomía oncoplástica es tan segura como la tradicional y la mastectomía para mujeres diagnosticadas con tumores malignos en etapa temprana. Al igual que con otras cirugías, existe un riesgo de efectos secundarios como infección, problemas de cicatrización y aparición de líquido en el espacio donde se extirpó el tumor maligno (seroma).

Con el tiempo, algunas mujeres pueden padecer necrosis adiposa, lo que significa que el tejido graso dañado se reemplaza por tejido cicatricial o quiste. No es peligroso, pero un radiólogo puede verlo como algo sospechoso cuando te realices estudios de detección de cáncer de mama después de la cirugía. Algunas mujeres deben realizarse más diagnósticos por imágenes después de los primeros estudios de detección de cáncer.

 

Cobertura de seguro de la lumpectomía oncoplástica

Los seguros de salud deberían cubrir la lumpectomía oncoplástica. Sin embargo, siempre es conveniente preguntarle a tu cirujano o tu equipo médico si las personas tuvieron problemas al intentar obtener la cobertura. También puedes hacer lo siguiente:

  • Asegúrate de que en el consultorio describan tu cirugía como reconstructiva cuando la presentes a la compañía de seguro médico. La ley de Derechos sobre la Salud y el Cáncer de la Mujer de 1998 requiere que las compañías de seguro médico que cubran el costo de la mastectomía también cubran el costo de reconstrucción, incluidos los procedimientos que se deban realizar en la mama sana.

  • Si te harán un procedimiento en la mama sana, como una reducción o levantamiento, asegúrate de que se describa como necesario para la simetría. Esto puede garantizar que la compañía de seguro médico no lo clasifique como cirugía estética.

 
Referencias
  1. Kaufman CS. Increasing Role of Oncoplastic Surgery for Breast Cancer (Aumento de la importancia de la cirugía oncoplástica para cáncer de mama). Curr Oncol Rep. 2019. Disponible en inglés en: https://doi.org/10.1007/s11912-019-0860-9

  2. Casaubon J. T. y otros. Breast-Specific Sensuality and Appearance Satisfaction: Comparison of Breast-Conserving Surgery and Nipple-Sparing Mastectomy (Satisfacción con el aspecto y la sensualidad específicos de las mamas: comparación de la cirugía con conservación de la mama y la mastectomía con conservación del pezón). J Am Coll Surg. 2020. Disponible en inglés en: https://doi.org/10.1016/j.jamcollsurg.2020.02.048

  3. Yazar, S. K. y otros. Oncoplastic Breast Conserving Surgery: Aesthetic Satisfaction and Oncological Outcomes (Cirugía oncoplástica con conservación de la mama: satisfacción estética y resultados oncológicos). Eur J Breast Health. 2018. Disponible en inglés en: http://doi.org/10.5152/ejbh.2017.3512

  4. CNN. Why more women are choosing double mastectomies (¿Por qué cada vez más mujeres eligen las mastectomías dobles?). Disponible en inglés en: https://www.cnn.com/2013/03/13/health/double-mastectomy-rates-up/index.html

  5. Dra. Deanna J. Attai. Increasing Mastectomy Rates – Science vs. Personal Choice (Aumento de tasas de mastectomías: ciencia frente a la decisión personal). Disponible en inglés en: https://drattai.com/increasing-mastectomy-rates-science-vs-personal-choice/

  6. Fisher, B. y otros. Twenty-year follow-up of a randomized trial comparing total mastectomy, lumpectomy, and lumpectomy plus irradiation for the treatment of invasive breast cancer (Seguimiento de veinte años de un estudio aleatorizado que compara la mastectomía total, la lumpectomía y la lumpectomía más irradiación para el tratamiento del cáncer de mama invasivo). N Engl J Med. 2002. Disponible en inglés en: https://doi.org/10.1056/NEJMoa022152

  7. Carter, S. A. y otros. Operative and Oncologic Outcomes in 9861 Patients with Operable Breast Cancer: Single-Institution Analysis of Breast Conservation with Oncoplastic Reconstruction (Resultados operativos y oncológicos en 9.861 pacientes con cáncer de mama operable: análisis de una sola institución sobre la conservación de la mama con reconstrucción oncoplástica). Ann Surg Oncol. 2016. Disponible en inglés en: https://doi.org/10.1245/s10434-016-5407-9

  8. Kosasih, S. y otros. Is oncoplastic breast conserving surgery oncologically safe? A meta-analysis of 18,103 patients (¿La cirugía oncoplástica de conservación de mama es oncológicamente segura? Un metanálisis de 18.103 pacientes). Am J Surg. 2020. Disponible en inglés en:https://doi.org/10.1016/j.amjsurg.2019.12.019

  9. De La Cruz, L. y otros. Outcomes After Oncoplastic Breast-Conserving Surgery in Breast Cancer Patients: A Systematic Literature Review (Resultados de la cirugía oncoplástica con conservación de mama en pacientes diagnosticados con cáncer de mama: una revisión bibliográfica sistemática). Ann Surg Oncol. 2016. Disponible en inglés en: https://doi.org/10.1245/s10434-016-5313-1

  10. UpToDate. Oncoplastic Breast Surgery (Cirugía mamaria oncoplástica). Actualizado por última vez el 25 de marzo de 2020. Disponible en inglés en: https://www.uptodate.com/contents/oncoplastic-breast-surgery

 
Center for Restorative Breast Surgery

This information made possible in part through the generous support of www.BreastCenter.com.

Revisado por 6 advisers médicos
 
Patricia Clark, MD, FACS
Ironwood Women’s Centers, Phoenix, AZ
Monique Gary, DO, MSc, FACS
Grand View Health, Sellersville, Pensilvania
Anne Peled, MD
Sutter Health California Pacific Medical Center, San Francisco, CA
Elisabeth Potter, MD
Austin, TX
Julie Sprunt, MD, FACS
Texas Breast Specialists, Austin, TX
Scott K. Sullivan, MD, FACS
St. Charles Surgical Hospital and Center for Restorative Breast Surgery, New Orleans, LA
Conoce más sobre el Comité de Asesoría

— Se actualizó por última vez el 29 de junio de 2022, 15:16